*

X

Artista mueve el agua con el poder de su pensamiento

Por: pijamasurf - 06/24/2013

En un sofisticado proyecto artístico que indaga la conexión entre mente y materia en un desdoblamiento estético, la artista basada en Nueva York, Lisa Park, proyecta sus pensamientos para mover el agua de unos cuencos utilizando una interfase electroencefalográfica.  Bajo el título de Eunoia, Park produce un bello ensamble de energía psíquica vuelta sonido visible, una versión zen de la cimática.

Primero un lector de ondas cerebrales Neurosky traduce sus pensamientos --mientras medita sobre ciertas emociones-- en datos, los cuales a su vez son traducidos en ondas de sonido vía un procesador Max/MSP y un Reaktor, esto hacer que el agua vibre, crando formas sutiles de reverberación que en un principio fueron ondas cerebales. La elegancia de la energía mental vuelta música vuelta movimientos ondulatorios acuáticos hace honor al nombre del proyecto, que alude a la belleza del pensamiento.

Todo el infierno contra un solo hombre: así combatió el ejército de Estados Unidos a un francotirador en Vietnam (FOTOS)

Por: pijamasurf - 06/24/2013

La Guerra de Vietnam fue uno de los episodios bélicos más importantes de la segunda mitad del siglo XX, en parte porque representó un fracaso a la política intervencionista del gobierno de Estados Unidos (en especial al que encabezó Richard Nixon) y sus intentos por frenar el surgimiento de regímenes de inclinación comunista.

Las imágenes que compartimos en esta ocasión pertenecen a un episodio muy específico de dicho conflicto y, hasta hace muy poco, permanecían inéditas. Se trata de la respuesta brutal que implementó el ejército de Estados Unidos destacado en Vietnam luego de que un francotirador enemigo se colara a la base de Phu Tai, en abril de 1970, por varias noches.

Las fotografías fueron tomadas por James Speed Hensinger, entonces un joven soldado de 22 años que, como otros de sus compañeros, se iba a la cama con el temor de que el sniper le perforara la cabeza con su AK-47.

El arma de Hensingerm, sin embargo, fue una cámara, una Nikon FTN de 35mm con la que tomó fotografías de larga exposición la noche en que las fuerzas armadas finalmente lanzaron el ataque desmesurada y prácticamente ciego contra un solo hombre que se delataba en la oscuridad de las montañas vietnamitas solo por el resplandor de su rifle al ser disparado. Apenas surgió este destello, el ejército estadounidense abrió la puerta a las llamas del infierno.

Irónicamente, el cadáver del francotirador no fue localizado. Según cuenta Hensingerm, a la mañana siguiente las patrullas de exploración solo dieron con un rastro de sangre sobre el suelo, pero del cuerpo nada.

[The Independent]