*

X

Suazilandia prohíbe que brujas vuelen a más de 150 metros de altura

Por: pijamasurf - 05/31/2013

Autoridades civiles de Suazilandia emitieron una ley con la que buscan regular el tráfico aéreo de brujas en el país, prohibiéndoles que vuelen a más de 150 metros de altura sobre sus escobas; quienes desobedezcan la medida se harán acreedoras a una multa.

Goya, CaprichosEn una medida que intenta regular el tráfico de lo sobrenatural, legisladores en Suazilandia elaboraron y publicaron una norma que prohíbe a las brujas volar en sus escobas a más de 150 metros de altura.

Según informó el diario sudafricano Times Live, el director de la dependencia en el país que regula la aviación civil y mercantil, Sabelo Dlamini, confirmó la regla emitida al respecto de los vuelos brujeriles, la cual, en caso de ser quebrantada, hace a la bruja merecedora de una multa del equivalente a 53 mil dólares.

En las creencias del país, se considera que las brujas sobrevuelan los cielos para esparcir con sus escobas pociones malditas.

En la imagen, uno de los grabados de la serie Los Caprichos, de Goya.

[Disinfo]

Impresora 3D traduce ondas cerebrales a objetos tangibles utilizando pensamientos de niños

Por: pijamasurf - 05/31/2013

Una interfaz para crear diseños tridimensionales a partir de ondas cerebrales ya es una realidad. Sus creadores --mezcla de artistas y científicos-- tratan de emular además el comportamiento evolutivo del ADN en la creación de pequeños monstruos de plástico.

thinkerthing

Utilizando una diadema o casco especial, los científicos-artistas de Thinker Thing crearon un método para hacer objetos en impresoras 3D a partir de ondas cerebrales. Utilizando financiamiento del gobierno chileno y la ayuda de niños del país andino, la idea es hacer que la creatividad y las posibilidades de esta nueva tecnología pueda ser accesible desde el pensamiento.

El aparato que sirve de interfaz entre las ondas cerebrales y la impresora 3D se llama Emotiv Epoc, y consiste en un sistema de detección en 14 zonas del cerebro que se activan según diferentes estados emocionales y diferentes frecuencias electrónicas. Luego, el programa asocia las respuestas a "bloques de construcción" virtuales a partir de un proceso interpretativo que sus creadores describen como similar al ADN.

La compañía busca hacer una suerte de monstruos, y actualmente las piezas producidas son una suerte de ensayos o variaciones (como los hombres de madera descritos por los antiguos quiché en el Popol Wuj que precedieron a los hombres de carne y hueso), por lo que el "ADN" de los objetos va mutando a través de cada nueva generación. Según sus creadores, "cómo se comporten las nuevas mutaciones, ya sea que vivan o mueran, es determinado por la mente."

[Wired]