*

X
Una encuesta sobre el estrés, considerado por muchos como la enfermedad del siglo, revela cuáles son las principales inquietudes de los mexicanos.

estrés foto de sdp noticias

El siglo pasado un médico danés, Hans Seyle, adaptó al mundo de la salud un concepto propio de la física. Definió el estrés como la respuesta inespecífica ante cualquier demanda a la cual era sometido un organismo, definición que eventualmente evolucionaría a “el grado y tipo de presión que recae sobre nosotros ante alguna situación”.

Recientemente Consulta Mitofsky realizó una encuesta telefónica en México, acerca de la percepción de los ciudadanos sobre el estrés. Entre las conclusiones más importantes que resultaron de este estudio, se determinó que para la mayoría de los encuestados, el 54.5%, el problema semanal más recurrente tiene que ver con dificultades económicas – sin embargo el principal factor de estrés es la inseguridad.

Ante la pregunta ¿qué es el estrés?, la respuesta más popular lo relacionó con un efecto físico, como cansancio muscular y mental, y en segundo lugar se le definió como un tipo de presión.

Curiosamente la mayoría de los mexicanos encuestados declaró que no se auto perciben como personas muy estresadas. Frente a la pregunta: ¿Usted considera que vive con mucho, poco o nada de estrés? la mayoría de los participantes se ubicaron en el rango de poco, con 75.8%.

 Otros datos interesantes:

Las mujeres, los casados y los mayores de 30 años son los más estresados.

A los hombres lo que les genera más estrés es el exceso de tráfico vehicular, mientras que a las mujeres son los problemas económicos.

El 55% dice tener dificultades económicas, y un 33% menciona tener depresión o cansancio excesivo.

Para las sociedades más desarrolladas la realidad mexicana percibida en los medios de comunicación-inseguridad, pobreza etc., bastaría para pensar que vivimos en una constante tensión. Sorprende, aunque sea en un estudio limitado, que los mexicanos en general no consideren llevar una vida presionada, de hecho según otro estudio de la misma OCDE, estamos entre las sociedades más felices y satisfechas. ¿Se trata de una especie de optimismo cultural? ¿En realidad es que nuestra opinión siempre lleva una doble moral para convencernos de que somos felices y evitar una confrontación hasta con nosotros mismos? ¿O simplemente sabemos que el desapego es la mejor forma de vivir? Sin duda estos estudios invitan a la reflexión sobre el misterio caracteriza nuestra propia idiosincrasia.

Twitter del autor: @anapauladelatd

Terapia contra esquizofrenia utiliza avatars para representar las alucinaciones sonoras

Por: pijamasurf - 05/29/2013

Las alucinaciones sonoras de los esquizofrénicos a veces toman forma de voces; darles rostro podría volver irrelevante las terapias con medicamentos actuales, pero las pruebas aún están en proceso.

Avatars created by schizophrenia patients

Los pacientes de esquizofrenia suelen padecer alucinaciones auditivas muy fuertes que en ocasiones toman forma de voces que los amenazan a ellos o a sus familiares. Con el objetivo de dar un rostro a las voces atemorizantes, científicos del University COllege London experimentan con una terapia alternativa a los antipsicóticos, la cual consiste en hacer que los pacientes diseñen un avatar de las voces que escuchan en su cabeza, para poder controlarlas eventualmente.

En un programa piloto, tres pacientes dejaron de escuchar voces luego de la terapia, que consiste en varias sesiones donde los pacientes y el terapeuta realizan un diseño tridimensional de cómo se verían las voces que escuchan en su cabeza, si estas tuvieran un rostro. El tratamiento puede completarse con antipsicóticos, aunque en una medida estándar se sabe que los medicamentos no son efectivos en uno de cada cuatro casos.

A decir de Julian Leff, quien tiene el proyecto a su cargo, "los pacientes interactúan con el avatar como si fuera una persona real, porque lo han creado y saben que no pueden lastimarlos... Como resultado, los pacientes obtienen confianza y valor para confrontar al avatar, y a su perseguidor. 

Los pacientes reciben grabaciones de cada sesión, así que la idea es que aprendan de sus propias conversaciones con el avatar y que desactiven una crisis psicótica al momento. "Lo más bello de la terapia es su simplicidad y brevedad", dijo el profesor Thomas Craig, quien se encargará de la siguiente fase del proyecto, quien espera que los primeros resultados de su aplicación comiencen a ser visibles a finales del año 2015 en los pacientes actuales, cuando el tratamiento será aprobado para su uso extendido, si se demuestra que efectivamente funciona.

Será que tal vez darle un rostro a los demonios permite verlos a los ojos y saber que algunos de ellos también tienen miedo de nosotros.

[Guardian]