*

X

Lyndon Johnson y Richard Nixon estarían detrás del asesinato de JFK, según nueva teoría

Por: pijamasurf - 05/30/2013

Dos asesinos, dos expresidentes planeando un golpe y un presidente más muerto: las teorías en torno a la muerte de John F. Kennedy siguen desarrollándose a 40 años del evento.

jfk

La madre de todas las teorías de conspiración, el asesinato del presidente de Estados Unidos John F. Kennedy, sigue dando de qué hablar luego de 40 años.

El antiguo operador del partido Republicano, Roger Stone, está próximo a publicar un libro donde afirma que el ex-presidente Lyndon Johnson arregló el asesinato de JFK, y que tanto Johnson como Richard Nixon tienen una relación documentada con el hombre que asesinaría a Lee Harvey Oswald en 1963, Jack Ruby.

Stone trabajó en el comité para reelegir a Richard Nixon en 1972 y luego trabajó con Nixon en su siguiente administración; fue así como se enteró que Jack Ruby estaba en la nómina de la Cámara de Representantes desde 1947.

Stone liberó estos datos hace unos días a través de su página de Facebook, donde también afirma que Johnson "micro-manejó" el trayecto del vehículo de JFK en Dallas, demandando que este pasara por la Dealy Plaza, el lugar donde finalmente quedaría en la mira de Lee Harvey Oswald.

La teoría cobra sentido si se piensa que en realidad Oswald fue sólo el peón más bajo y sacrificable dentro de una jugada política maestra, y que existen pruebas, según Stone, de que Ruby (cuyo verdadero nombre fue Jacob Leon Rubenstein) se mudó de Chicago a Dallas en 1947, el mismo año en que Nixon comenzó a pagarle. Por desgracia, Ruby murió en 1967, tres años después de matar a Oswald, por lo que su testimonio deja un importante vacío que tal vez el libro de Stone se encargue de llenar.

[Daily Caller]

La extraña historia de la mina de los sueños del obispo mormón John H. Koyle

Por: pijamasurf - 05/30/2013

Un hombre fue visitado en sus sueños por extraños mensajeros que lo persuadió para llevar a cabo una aventura que algunos nostálgicos continúan hoy en día.
[caption id="attachment_60708" align="aligncenter" width="598"]KoyleFamily Familia Koyle, circa 1910[/caption]

El gobierno de Utah parece tomar como una parte más de su patrimonio turístico la historia de la montaña mormona de los sueños, una leyenda del siglo XIX que involucra a un famoso predicador y profeta, el cual parece que pudo haber hecho su fortuna gracias a los sueños que la mina le entregaba --claro, si hemos de creer en leyendas.

Esta empieza con John H. Koyle, quien en 1894 tuvo un sueño donde era visitado por un visitante de otro mundo. El visitante lo llevó a una alta montaña al este de la casa de Koyle, mostrándole el interior de la montaña y explicándole los diferentes minerales que contenía, así como sus propiedades. La montaña estaba llena de tesoros de civilizaciones antiguas y desaparecidas.

Koyle recibió la orden de abrir una mina y extraer oro para el bien de "su" gente. El sueño se repitió tres veces, y Koyle lo obedeció al fundar en 1909 la Compañía Minera Koyle. Gracias a sueños posteriores predijo lo que pareció ser la Primera Guerra Mundial y la Gran Depresión de 1929; en sus visiones supo de "carruajes sin caballos", sumamente veloces, además de otros detalles concernientes a la construcción de la mina, como ductos de aire, salidas de emergencia y túneles de drenaje.

[caption id="attachment_60707" align="aligncenter" width="640"]koyle Placa puesta sobre la mina en honor a los dos "mensajeros" que lo visitaron.[/caption]

En 1910 se ordenó obispo en la fe mormona, y sus intereses en la industria de extracción minera no pasaron desapercibidos para la cúpula de la iglesia, quienes en una inspección cercana no pudieron encontrar ni metales ni evidencia de que la mina valiera absolutamente nada. La Iglesia Mormona atacó duramente a Koyle y le quitó su puesto en la jerarquía eclesiástica. En un extraño episodio, Koyle negoció retractarse de sus declaraciones y sueños, sólo para volver a defenderlas vehementemente poco después, por lo que fue excomulgado de la iglesia Mormona en 1948 y moriría al año siguiente.

La "Mina de los Sueños", como aún se le conoce en Utah, continuó buscando tesoros por otros 23 años luego de la muerte de Joyle. Una compañía minera continuó los trabajos, que aún no han encontrado el anhelado rastro de civilizaciones antiguas en su interior.

[Utah.gov]