Pijama Surf

¿Es la avaricia el nuevo credo de la medicina?

Desmedidos honorarios, poca empatía, y tratamientos que mantienen pero no curan, sugieren que actualmente el ejercicio de la medicina es más un hábil modelo de negocio que un oficio comprometido.

Por: Javier Barros Del Villar - 12/05/2013 a las 14:05:14

120501120629-doctor-money-cash-underpaid-story-top

Acumular diagnósticos imprecisos y tratamientos poco eficientes, proceso durante el cual habremos desembolsado cantidades considerables de dinero, es una experiencia familiar para muchos de nosotros. Médicos poco empáticos cuyos métodos solo resultan infalibles al momento de cobrar, procedimientos burocráticos, personal engreído, son solo algunos de los nefastos ingredientes que complementan un escenario que miles de pacientes alrededor del mundo hemos tenido que padecer.

Ignoro en que momento la pasión y el compromiso que originalmente caracterizaron a este venerable oficio, cedieron la prioridad al estatus social y la acumulación de riqueza. Pero parece, al menos en mi experiencia y en la de otros con los que he conversado, que cada vez son más escasos los médicos que anteponen su compromiso con la salud del prójimo, por encima de la recompensa económica o social que su trabajo les puede representar.

Evidentemente no se trata de demeritar la labor de aquellos que avocan su vida a la medicina (la cual, quizá poéticamente, podríamos definir como el arte de sanar al otro). Y creo que cualquier doctor que cumpla dedicadamente su función debiese no tener que preocuparse por “amenazas mundanas” (llámese techo, alimento, vestido, y todo lo necesario para llevar una vida económicamente cómoda). Pero también, tal vez ingenuamente, creo que la medicina es un oficio íntimamente ligado al servicio, al compromiso genuino, y no una profesión que, como muchas otras, se auto-concibe como un conducto explícito hacia la remuneración.

moneyminded

La gravedad de este fenómeno se intensifica si consideramos que la salud pública se ha convertido, durante la última década, en una de las mayores amenazas para las economías nacionales. Por ejemplo en Estados Unidos, , sentenció que los excesivos honorarios que los médicos cobran son el principal detonante de la crisis de salud pública que actualmente enfrenta este país.

Pero más allá de romanticismos, este problema de ética se desdobla en múltiples aspectos prácticos –y es que en cuanto la enfermedad se traduce en un multimillonario negocio, el entorno se convierte en suelo fértil para que florezcan lamentables agendas. Por un lado está probado que las grandes farmacéuticas destinan anualmente enormes sumas de dinero para cabildear, convencer, o incluso sobornar a médicos, para que promuevan y receten sus medicamentos.

También se ha denunciado que el actual sistema de salud favorece procedimientos y hábitos poco eficientes, que parecen explícitamente diseñados para engrosar los volúmenes de facturación, sin representar beneficio alguno para el cumplimiento de su deber: transformar la enfermedad en salud. En este sentido el Dr Donald M. Berwick, quien dirige los programas de salud, Medicare y Medicaid, del gobierno de Obama, advirtió a finales del año pasado que entre el 20 y el 30% del dinero que circula en el sistema de salud estadounidense se diluye en procesos que no benefician a los pacientes. En pocas palabras se destina al tratamiento excesivo e irrelevante en la recuperación de los enfermos –como si fuesen flujos que circulan solo para favorecer la práctica médica como un jugoso negocio para los involucrados (doctores, farmacéuticas, hospitales, etc).

En este mismo sentido tenemos innumerables diagnósticos erróneos, los cuales a pesar de que no representan rutas para recuperar la salud, en cambio si se traducen en tangibles ganancias para los médicos y para las farmacéuticas, ya que casi siempre implican adquirir y degustar medicamentos supuestamente diseñados para curar.

pills_doctor

Por si no fuese suficiente, y en sintonía con lo anterior, tenemos el escabroso mercado de las medicinas, que en muchos casos parecen destinadas a ‘mantener’ y no a resolver –recordemos que si todos gozáramos de salud, por cierto el estado original de nuestro organismo, entonces desaparecería un mercado que en 2008 reportó ventas por más de 500,000 millones de dólares (y esto solo es lo que sumaron las grandes compañías, aquellas que exceden los 3,000 mdd de facturación anual).    

“Muchas de las grandes farmacéuticas han cerrado sus investigaciones sobre antibióticos porque curan a la gente, y lo que estas empresas quieren es un fármaco que haya que tomar toda la vida. Puedo sonar cínico, pero las farmacéuticas no quieren que la gente se cure”, denunció hace un par de años Thomas Steitz, quien obtuvo el Premio Nobel de Química en 2009

Es fácil entender por que este proceso de comercialización de la salud, refiriéndonos en particular a la medicina alópata, ha coincidido con la popularización de técnicas de medicina ‘alternativa’ –por cierto, una etiqueta curiosa si consideramos que muchas de ellas, por ejemplo la acupuntura, se establecieron miles de años antes que la alopatía. Y si bien varias de estas técnicas se prestan a la charlatanería, a la propia comercialización, o son practicadas con buena intención pero poco conocimiento, lo cierto es que al menos, en promedio, promueven un enfoque más humano y menos mercantil en la relación entre doctor y paciente.   

Para cerrar este artículo quiero aclarara que, obviamente, no todos los médicos responden a la avaricia como motor profesional,  pero parece claro que el sistema de salud, como modelo rector, está sincronizado más con un hábil modelo de negocio, que con un oficio ético.      Finalmente me gustaría referirme al famoso, aunque cada vez menos ejercido, Juramento Hipocrático (en la versión traducida durante la Convención de Ginebra, en 1945). Algo así como un manifiesto ético que todo practicante de medicina debe aceptar al comenzar su carrera y honrar a lo largo de su vida profesional:

“En el momento de ser admitido entre los miembros de la profesión médica, me comprometo solemnemente a consagrar mi vida al servicio de la humanidad. Conservaré a mis maestros el respeto y el reconocimiento del que son acreedores. Desempeñaré mi arte con conciencia y dignidad. La salud y la vida del enfermo serán las primeras de mis preocupaciones. Respetaré el secreto de quien haya confiado en mí. Mantendré, en todas las medidas de mi medio, el honor y las nobles tradiciones de la profesión médica. Mis colegas serán mis hermanos. No permitiré que entre mi deber y mi enfermo vengan a interponerse consideraciones de religión, de nacionalidad, de raza, partido o clase. Tendré absoluto respeto por la vida humana. Aún bajo amenazas, no admitiré utilizar mis conocimientos médicos contra las leyes de la humanidad. Hago estas promesas solemnemente, libremente, por mi honor.”

 Twitter del autor: @paradoxeparadis 

 


Comentarios

  1. Vejovis dice:

    braidlowsky, tu comentario me parece un intento por mantener abierta la grieta obscura del oportunismo en la practica medica. Usas como argumento en pos de la remuneracion por servicios el lema ‘sufrimiento; sacrificio; justicia’, aunque si redimensionas esta postura el magisterio, el obrero, el agricultor estarian con mucho mas derecho a exigir lo que aqui tu usas como bandera. Con preguntas como: ‘cuanto es lo ideal que se debe de cobrar para curar a un enfermo?’ o: ‘¿cuanto cobrarian ustedes por mas de 10 años de educacion, de inversion monetaria, fisica, desgaste en salud,horas de sueño, estrés a tope (i.e sufrimiento/sacrificio) y un riesgo diario de caer en la cárcel en el ejercicio medico (i.e. justicia)?’, denotan un penoso estado de conciencia moral. En todo caso, el medico moderno sirve unicamente como actuador ‘aplicando’ y en ocasiones tergiversando, lo que el quehacer cientifico basado en investigacion rigurosa pone a disposicion de la humanidad. Y en este sentido, las tecnicas analiticas modernas terminaran desplazando, si no a los medicos, al menos a sus practicas corruptas y errores en diagnosis y prognosis. Ver —> Clinical versus mechanical prediction: A meta-analysis. Grove, William M.; Zald, David H.; Lebow, Boyd S.; Snitz, Beth E.; Nelson, Chad. Psychological Assessment, Vol 12(1), Mar 2000, 19-30.

    Tambien —> Novel Architecture for supporting medical decision making of different data types based on Fuzzy Cognitive Map Framework. Papageorgiou E, Stylios C, Groumpos P. Conf Proc IEEE Eng Med Biol Soc. 2007;2007:1192-5.

    • Dr. Campos dice:

      Se nota que en verdad no vives en mexico y que no tines la minima idea de las cindiciones en las que se encuentra la medicina en nuestro pais, este articulo solo habla de la medicina en un pais primermundista en donde el lucro esta a la vista de todos, contrario a mexico en donde existimos medicos que laboramos 10 horas mas que cualquier oficio o profesion y obtenemos menos remuneracion economica que un maestro….esto gracias que los que verdaderamente lucran son los intermediarios(IMSS, ISSSTE SECRETARIA DE SALUD Y HOSPITALES PRIVADOS) por lo que no se debe de juzgar de esa manera este arte, ni a quienes la ejercemos por amor a la misma, y no se puede generalizar puesto que esto solo esta pasando en estado unidos.

    • mother of heraclito dice:

      vejovis, lo mas seguro es que no eres medico y tal vez no tengas mucha relacion con la medicina solo te dire esto: efectivamente concuerdo con dr braidlowsky, actaualmente la profesion de medico esta denigrada y prostituida, ahora el paciente paga treinta pesos por una consulta medica donde el medico se enfrenta a patologias que van desde infecciosas, cronicodegenerativas , etc siendo algunas de ellas urgencias o emergencias medicas y uno tiene que aplicar lo estudiado y aprendido durante mas de 7 años, con el riesgo de que se mejore se complique o muera con el riesgo legal que esto imlica, actaulmente para tener el grado de subespecialidad en algunos casos ocupas de hasta 15 años desde que se inicia a estudiar medicina tal vez por eso varia el costo de tu atencion depende de el medico el cual vistites aunque creeme ahorita te cuesta mas un corte de pelo, una orden de tacos una entrada al cine que una consulta medica y por las medicinas los medicos no tenemos la culpa de su precio nosotros prescribimos lo que tu necesitas,y no todos los medicamentos son de buena calidad, y about your articulos si me sacaste unas cuantas risas por que simplemente en mexico muchas veces las clinicas el sector salud no cuenta ni con los medicamentos ni con medicos ni con infraestructura mucho menos tendra en un futuro ni proximo ni a mediano plazo este tipo de artefactos, ademas la medicina deberia de enfocarse siempre a prevenir y no curar seria mejor tener menos gente enferma que maquinas predictoras de enfermedades, por ultimo te dire si tu esposo esposa o algun hijo o tu fueran medicos valorarias lo que es esta profesion, y preguntate cuanto vale tu salud ?…..en este articulo generaliza, pero no ve la realidad o solo ve la realidad de cierta elite medica. un medico no es mago, seria bueno hasta para mi que soy medico que la gente se curara con la revision adecuada creando un buen diagnostico presuntivo y ofreciendo un unico y eficaz tratamiento en una sola visita, pero las enfermedades evolucionan, el estilo de vida de las personas esta generando nuevas enfermedades, aunado al incumplimiento de la preventivas y curativas que se indican…..esque no me tome todo el tratamiento por que me senti bien ….tal vez no me entiendas ni entenderas solo reflexionalo, tal vez alguna vez te toco lidiar con un no buen medico o no encontraste lo que buscabas en uno y de allí tu recentimiento, jamas una maquina superara el raciocinio medico.

  2. dr braidlowsky dice:

    Es dificil el cuestionar o no el ejercer medico si no se es medico o se tiene algun familiar apegado a la profesion, actualmente existen muchos profesionales de la salud enfocados a hacer del sufrimiento, una mina de oro, son muchos y cada vez van a ser mas, por otro lado hay una crecienTe discriminacion y denigracion de la profesion lo cierto es que hay muchas personas que piensan que los medicos son personas que no viven para si mismos, sino unicamente para los demas y tambien es un error puesto que nuestra profesion es realmente una filosofia de vida, en la que tenemos que sufrir bastante para poder ganarnos la vida y poder convertirnos en medicos tenemos que sacrificar nuestro propio bienestar, familia, tiempo y demas cosas para conseguirlo encontrar el equilibrio justo ante todo esto deja en el aire miles de dilemas acerca de que es lo realmente justo, tanto como pacientes como medicos, creo que lo ideal al igual que el verdadero medico que se coloca en los zapatos del enfermo, es que tambien el familiar del enfermo y la sociedad en general echen un vistazo al medico, soy de México y aqui en especial es muy dificil el ejercer nuestra profesion de una manera sana en la que ambas partes se hallen a gusto con el actuar, cuanto es lo ideal que se debe de cobrar para curar a un enfermo? dificil cuestion muy dificil si tomamos en cuenta las miles de implicaciones que existen, por ultimo cierro con una pregunta¿cuanto cobrarian ustedes por mas de 10 años de educacion, de inversion monetaria, fisica, desgaste en salud,horas de sueño, estrés a tope y un riesgo diario de caer en la cárcel en el ejercicio medico?

    • Edmon dice:

      Tus argumentos son muy buenos pretextos, estoy de acuerdo con la realidad del médico que planteas, pero todo esto se tiene que cambiar,por el bien del médico y de la sociedad. El problema principal es el sistema en el que vivimos,el cual intencionadamente se ha encargado de adiestrarnos a su conveniencia para poder hacer más ricos a las empresas farmaceúticas,a las facultades de medicina y a los propios médicos y los que pierden son la sociedad y los médicos honestos, que sin duda son los mejores.Son pocos los médicos a los que les interesa promover la salud. ¡Viva el diner0¡ SALUDOS