*

X

Dinamismo estático: diez mil y una fotos de una bailarina desnuda en movimiento (FOTOS)

Por: pijamasurf - 05/31/2013

Shinichi Maruyama es un fotógrafo residente en Nueva York que decidió elaborar una serie con una bailarina desnuda, solo que no de la manera que esperaríamos. Fiel a esa vieja consigna del arte que impulsa a los creadores a mostrar de manera nueva lo que ya todos conocemos, el principio de Maruyama fue tomar instantáneas de esta mujer al tiempo que se movían rítmica y grácilmente su cuerpo, casi 10 mil imágenes, las cuales después combinó de modo tal que devinieron en estos singulares retratos.

Como se ve, el resultado son figuras en ese límite entre ser amorfas y conservar su naturaleza de cuerpo humano, círculos y espirales que en su estatismo generan la ilusión de movimiento. Volutas dinámicas y sin embargo fijas que están a punto de convertirse en otra cosa.

Maruyama describe así su trabajo:

Intenté capturar la belleza tanto de la figura del cuerpo humano como de su movimiento. La figura en la imagen, que es algo similar a una escultura, se creó al combinar 10 mil fotografías individuales de una bailarina. Al juntarlas en momentos individuales ininterrumpidos, la imagen resultante como un todo parecerá algo diferente a lo que realmente existe. Desde estos dos puntos de vista es posible hacer una conexión entre la percepción del ser humano de su presencia en la vida.

[This Is Colossal]

Una encuesta realizada en México indica que el 70.7% de las personas considera que existe un vínculo entre las redes sociales y la infidelidad.

 

sb10064863t-001

El uso de las tecnologías ha facilitado la comunicación a distancia, acercándonos con personas que viven lejos de nosotros o que no hemos visto en mucho tiempo. Incluso, hoy basta saber el nombre de una persona para contactarla.

Anteriormente las infidelidades estaban asociadas a los momentos no virtuales, en donde los espacios públicos físicos eran la única vía para conocer personas, mientras que hoy el mundo digital facilita el contacto con prácticamente cualquiera. Treinta años atrás, la relación con personas excluidas de nuestra cotidianidad era mucho más complicada, y por lo menos implicaba conseguir el teléfono particular o domicilio de alguien, teniendo qué pasar por el filtro de la persona que contestaba el aparato, quien no necesariamente era a quien buscábamos. Hoy en internet podemos recibir mensajes privados libres de íncomodas aduanas.

De acuerdo con lo anterior, la comunicación digital, y en particular las redes sociales, se han convertido en un enemigo para la estabilidad de las parejas –ya que facilitan enormemente el contacto con personas que podrían tener un interés sentimental o sexual. Recientemente la agencia Gabinete de Comunicación Estratégica, llevó a cabo vía telefónica una encuesta para detrminar la opinión de los mexicanos alrededor de la infidelidad.

El 50.7% de los encuestados declaró ser casado y únicamente el 15.8% dijo haber sido infiel en su vida. El género percibido por los participantes como el más infiel, fue el masculino con un 59.1%. Ante la pregunta ¿con quién consideras más probable que tu pareja pudiese serte infiel? el 26.8% respondio que con alguien de su trabajo, seguido de muy cerca, con 26.7%, de la respuesta: con un amigo.

Para la mayoría de los encuestados una infidelidad significa relaciones sexuales con alguien que no sea su pareja: con un 67.1%, seguido de un 6.1% que definieron el acto como besarse con alguien más. El 70.5% asocian el alcohol con la infidelidad, mientras que la mayoría, el 46.8% no perdonaría a su pareja si les fuese infiel. El 55.0% afirma que los romances por internet sí califica como infidelidad, y el 70.7% relacionó este gesto al uso de redes sociales. Por su parte el 82.7% afirma jamás haber estado enamorado de dos personas al mismo tiempo.

Hasta hace unos meses, Facebook representaba un 20% de las pruebas utilizadas durante juicios de divorcio en Estados Unidos –según un estudio de la Asociación de Abogados Matrimoniales de este país. En México, de acuerdo con la Facultad de Psicología de la Universidad Autónoma de Nuevo León, el 30% de los usuarios de Facebook han tenido problemas con sus parejas por mensajes o contactos con algunas personas.

Finalmente, aunque todos los medios faciliten que algunos fenómenos se reproduzcan, somos nosotros los que decidimos cumplir o no los acuerdos con nuestra pareja. Probablemente nos encontramos en un momento de la historia en el cual la fidelidad es más difícil que nuca, pero lo cierto es que esto no se traduce en una excusa válida.

Twitter del autor: @anapauladelatd