*

X

$200 mil dólares por video de alcalde de Toronto presuntamente fumando crack

Por: pijamasurf - 05/29/2013

El escándalo mediático en torno a la supuesta adicción del alcalde de Toronto al crack podría escalar en dimensiones si un supuesto video es revelado.

ford

El alcalde de Toronto, Rob Ford, ha tenido una semana sumamente agitada desde que corrió el rumor de que existe un video de él fumando crack. Diversos periodistas afirman haber visto el video en el smartphone de un vendedor de drogas en Canadá; pero lo que comienza con un mal día para los políticos termina en un crowdsourcing para juntar $200 mil dólares, los cuáles serán utilizados para comprar el video.

John Cook, reportero del sitio Gawker y uno de los que afirma haber visto el video, comenzó la campaña "Crackstarter" para recaudar el monto que el vendedor de drogas exige para venderles el video. Más de 8 mil donadores contribuyeron para que el lunes pasado la meta fuera alcanzada, y $200,600 dólares estén en el bolsillo del ávido dealer. El problema es que el dealer podría estar muerto.

Desde el 19 de mayo, Cook advirtió que no había podido localizar a la persona que le mostró el video del alcalde fumando crack; además, añade Cook, "la gente involucrada en el crack no tiende a ser la más confiable del mundo". Algunos medios de Toronto han ligado la campaña Crackstarter con el probable asesinato del dealer a raíz de que la policía entrevistó a un importante miembro de la oficina del alcalde Ford. La razón: una investigación de homicidio.

Cook especula que el vendedor de drogas pudo haber sido asesinado por estar en posesión de "contenidos potencialmente valiosos", y si el vendedor no aparece pronto el dinero será utilizado para organizaciones de asistencia pública para adictos al crack. Algunos donadores piden esperar al menos 30 días en la página de la campaña. 

[CNET]

Terapia contra esquizofrenia utiliza avatars para representar las alucinaciones sonoras

Por: pijamasurf - 05/29/2013

Las alucinaciones sonoras de los esquizofrénicos a veces toman forma de voces; darles rostro podría volver irrelevante las terapias con medicamentos actuales, pero las pruebas aún están en proceso.

Avatars created by schizophrenia patients

Los pacientes de esquizofrenia suelen padecer alucinaciones auditivas muy fuertes que en ocasiones toman forma de voces que los amenazan a ellos o a sus familiares. Con el objetivo de dar un rostro a las voces atemorizantes, científicos del University COllege London experimentan con una terapia alternativa a los antipsicóticos, la cual consiste en hacer que los pacientes diseñen un avatar de las voces que escuchan en su cabeza, para poder controlarlas eventualmente.

En un programa piloto, tres pacientes dejaron de escuchar voces luego de la terapia, que consiste en varias sesiones donde los pacientes y el terapeuta realizan un diseño tridimensional de cómo se verían las voces que escuchan en su cabeza, si estas tuvieran un rostro. El tratamiento puede completarse con antipsicóticos, aunque en una medida estándar se sabe que los medicamentos no son efectivos en uno de cada cuatro casos.

A decir de Julian Leff, quien tiene el proyecto a su cargo, "los pacientes interactúan con el avatar como si fuera una persona real, porque lo han creado y saben que no pueden lastimarlos... Como resultado, los pacientes obtienen confianza y valor para confrontar al avatar, y a su perseguidor. 

Los pacientes reciben grabaciones de cada sesión, así que la idea es que aprendan de sus propias conversaciones con el avatar y que desactiven una crisis psicótica al momento. "Lo más bello de la terapia es su simplicidad y brevedad", dijo el profesor Thomas Craig, quien se encargará de la siguiente fase del proyecto, quien espera que los primeros resultados de su aplicación comiencen a ser visibles a finales del año 2015 en los pacientes actuales, cuando el tratamiento será aprobado para su uso extendido, si se demuestra que efectivamente funciona.

Será que tal vez darle un rostro a los demonios permite verlos a los ojos y saber que algunos de ellos también tienen miedo de nosotros.

[Guardian]