Pijama Surf

Sinkronigante – karaoke cósmico (el sincromisticismo como nuestra disolución en el mundo)

Sincronicidad, sincromisticismo: la relajación y disolución de las barreras entre nosotros y las cosas/eventos del mundo, la relación entre dos fenómenos que sobrepasan la racionalidad pero no el lenguaje del mundo.

Por: Sandra Arau Esquivel - 15/04/2013 a las 21:04:24

mariposa

A menos que elijamos que nuestras ilusiones nos hagan tontos, debemos, por medio de un análisis cuidadoso de cada fascinación, extraer de ella una porción de nuestra propia personalidad, como una quintaesencia y lentamente darnos cuenta de que nos encontramos a nosotros mismos una y otra vez en los miles de disfraces del camino de la vida.

Carl Jung

El término sincronía fue acuñado por Jung para expresar un concepto por primera vez: se trata de la conexión acausal de dos o más fenómenos psicofísicos. Su inspiración fue el caso de una paciente que se encontraba en un punto muerto dentro de su tratamiento. Su racionalismo exagerado no le permitía asimilar material inconsciente. Una noche, la paciente soñó con un escarabajo de oro. Al otro día durante su sesión psicoterapéutica, un insecto golpeó la ventana de la oficina de Jung. Era un escarabajo de oro, una presencia muy rara dado el clima.

Más recientemente, el Dr. Deepak Chopra, escribe el libro Sincrodestino basándose en el mismo concepto.

Sincromisticísmo es el término que le dio Jake Kotze en 2006 cuando comenzó a escribir al respecto dentro de la comunidad de Internet, quien ahora ha adoptado el término sync, por su brevedad y globalidad.

Kotze, también es uno de los 26 bloggers, escritores y artistas, que comparten su perspectiva del Universo y la sincronía en Internet y quienes han logrado convertir la búsqueda de la sincronía en un proceso accesible, sumamente enriquecedor y placentero.

“Sync es la experiencia de la relajación y disolución de las barreras entre nosotros y las cosas/eventos del mundo. Mientras más nos permitimos percibir el sync, existen menos barreras y mayor es la profundidad de nuestra percepción, permitiéndonos penetrar más a fondo en el mundo – un mundo que comienza a sentirse inseparable de lo que consideramos como nosotros mismos”, explica Kotze.

jung-tumblr_l5vll9SEI31qcevmpo1_r1_500

El límite entre las cosas y los eventos son convenciones aceptadas colectiva e individualmente. Las usamos para poder entender nuestro ambiente y navegar día a día nuestras vidas. Las categorías que le imponemos al mundo son lo que permite una definición y la creación de todos los símbolos. Estas son herramientas necesarias y útiles, pero no son la naturaleza de la realidad específica hacia la que apuntan.  La cultura de un cierto lugar y tiempo decide las convenciones generales aceptadas de la división que trazamos entre cosas y eventos y cómo las interpretamos. Incluso la división entre “yo” y “otro” es una convención dentro del proceso: es el etiquetado de las cosa y eventos lo que crea nuestra comprensión de la realidad. Es beneficioso para la salud y el bienestar entender estas convenciones como sombras o fantasmas. De esa manera, estas apariciones juguetonas, no serán aterradoras ni confundirán nuestras actividades. 

El sync es señal, es viaje en el tiempo, son estrellas reales y figuradas. Produce orgasmo mental.

Para Kotze, es muy curioso que llamemos a las celebridades «estrellas». La Astrología estudia la relación entre nosotros y las esferas celestes. El Syncromisticísmo, cree que existe la misma relación entre nosotros y las estrellas celebridades.  “Meditando sobre la escalera de la cinta de película – la cual pasa 24 cuadros por segundo – es como subimos la escalera al cielo.” Citando a Kotze. 

Hace poco apareció una estrella en mi firmamento. Su ubicación es Nueva York. Su nombre, Amanda Fucking Palmer. Estudió cinco años en una prestigiosa universidad de artes. Ahora es una cabaretera punk brechtiana.

El 1 de marzo Amanda hizo cuadratura en todos los que vimos su maravillosa plática para TED: “El Arte de Pedir”.

En este delicioso diálogo sobre el arte, la industria musical, conexión y confianza, Amanda Palmer invita a la industria discográfica a olvidar su obsesión con la pregunta: ¿cómo hacemos para que la gente pague por la música?, y reemplazarla por: ¿cómo dejamos que la gente pague por la música? Así de sencillo.

Amanda sabe la respuesta porque su primer autoempleo fue como estatua viva. Su personaje era una novia. Se paraba sobre un huacal y ponía un sombrero o un bote para propinas. Cuando alguien le daba dinero, le entregaba una flor e intentaba tener un profundo contacto visual a cambio. Ese era el verdadero truque, la conexión, no la flor por el dinero.

“Mi carrera musical se ha basado en tratar de encontrar gente en Internet de la misma manera en la que podía sobre el huacal, así que no me gusta sólo bloggear y tuitear mis fechas de conciertos y mis videos; sino hablar sobre nuestro trabajo, nuestro arte, nuestros miedos, nuestras crudas, nuestros errores y de esa manera podemos vernos a los otros. Y yo pienso que cuando realmente vemos al otro, queremos ayudar al otro.” Dice Palmer. Y esto aplica para todo, de esto se trata la vida, de vernos en el otro.

Es por esto que Amanda Palmer decidió regalar su música en Internet, bajo el siguiente Manifiesto:

QUERIDO DESCARGADOR DE MÚSICA,

esta tienda está construida bajo la filosofía de “paga lo que quieras” por mi música digital.

creo firmemente en que la música debe de ser tan libre como sea posible. sin candados. compartida y esparcida.

creo que para que un artista pueda sobrevivir y crear, su publico necesita subir y apoyarlo directamente. sistema de honor. sin juicios. si eres pobre – tómalo.

si te encanta, regresa y coopera luego cuando tengas el dinero.

si eres rico, piensa a quién puedes estar cubriendo kármicamente si realmente amas este disco.

una vez que lo tengas, ¡COMPARTE COMPARTE COMPARTE! ¡COPIA COPIA COPIA! ¡¡¡DIFUNDE LA MALDAD!!! nosotros somos los medios.

También publico toda mi música y escritura usando la licencia Creative Commons “Attribution-NonCommercial-ShareAlike (CC BY-NC-SA)”. Si quieres entender qué significa esto, gugléa Creative Commons.

AMOR, afp

Cuando vi la plática de Amanda para TED, lloré de amor. El día que la comencé a seguir en Twitter, volví a llorar. Esta vez, por conexión. Amanda se encontró con la sincronía el día que la comencé a seguir en Twitter. 

Amanda despierta el 4 de marzo y lo primero que descubre es:  

 

[mi maestra de piano de la universidad (por 3 años) acaba de comentar en TED “Estabas llena de mierda entonces y te mantienes fiel a eso hasta hoy” mi corazón, destrozado] 

 

 

 [estoy acostada en mi cama sin poder parar de llorar. yo la amaba. la respetaba tanto. me enseñó scriabin. beethoven. esto no está sucediendo…] 

 

 

 [...realmente no puedo creer el resto de las cosas en su post – es como una bola enredada vitriólica de odio. OW OW OW OWWW]

 

Todos sus seguidores, ahora incluyéndome a mi, la quisimos contener. Sentimos la necesidad de darle un abrazo virtual, de desaparecer esta pesadilla.

En pocos minutos encontraron la cuenta de Twitter de Sanda. Amanda le preguntó si ella había escrito eso realmente. La cuenta estaba inactiva desde hace meses. No hubo respuesta. Minutos más tarde, descubrimos ésto:

 

 

[la puedo ver, incapacitada para tocar, ella me enseñó chopin, su ovación de pie, mi ovación de pie, soy un mar de lágrimas] http://www.tucsonnewsnow.com/Global/story.asp?S=13413270

 

Su maestra, Sanda Schuldmann, sufrió un infarto que dañó el lado derecho de su cerebro. Tuvo que asistir a rehabilitación para reaprender habilidades básicas como comer, vestirse y caminar sola. También perdió la habilidad para tocar el piano. Gracias al apoyo de sus seguidores, decidió no rendirse y a los tres meses dio una actuación perfecta al lado de su esposo. Recibió una ovación de pie. Igual que Amanda al final de su plática para TED.

 

 

[parece que mi mentora se ha perdido a sí misma, así que yo la he perdido, también. pero todo lo que me dio, me QUEMA, es un pinche INCENDIO – puro combustible por el aquí & ahora]

 

Luego, llegó la confirmación:

 

[@amandapalmer: ella intentó publicar un comentario de ese tipo hace unos meses en un blog para el que trabajo. Lo eliminamos por ser un acoso vicioso. Lo lamento mucho.]

 

Aparentemente, la única habilidad que Sanda no recuperó, fue la de verse en el otro. La capacidad de ver que posiblemente cada flor que Amanda entregó mirando a los ojos a extraños, fue sembrada por ella.

El arte que domina Amanda Fucking Palmer es, precisamente, el de compartir. 

Uno de los mensajes más bonitos que tuve la oportunidad de leer mientras todo esto sucedía, decía: “Yo quería ser escritora y en la en la escuela un maestro me dijo que no era buena y no volví a escribir nunca. No seas como yo”.

Un verdadero maestro, es aquel que te lleva a la luz. Es aquel que te recuerda, que la importancia de manifestarnos artísticamente, no debería de depender de si alguien te cataloga como “bueno” o “malo”. Tendría que ver más bien, con la cantidad de sync que logramos establecer con el otro, que finalmente será con uno mismo.

Y fue así como todos unidos mediante la red, decidimos cantar por los maestros que nos dijeron que no podíamos cantar, tocar el piano por Sanda y por todos aquellos que no han sido vistos o no han querido mirar. En sync. Y con una flor de Amanda en el pelo. 

Sandra Arau Esquivel

Twitter de la autora: @sandrastica_


Comentarios

  1. samarindo dice:

    Tanta gente mágica.. miradas que hablan acerca de toda una vida de pensamientos. Me gusta creer que sin querer ya estamos unidos por la fuerza de la gravedad de nuestro planeta, y lo único que tenemos que hacer es decidir mirarnos un rato a los ojos, enamorarnos.

  2. yotro dice:

    creo que si hay algo que aleja la sincronia con las cosas y los demas es un sistema que se basa en la competencia desmedida, por ende en miles de apariencias, es dificil lograr el sync pero cuando lo logramos o siquiera lo rozamos, es un aliento para continuar creciendo y tratar de ver mas alla de lo que se nos impone como una unica realidad.
    Genial el ejemplo de Amanda, rompe con el esquema de que pedir te denigra como persona, que es una convención impuesta y retrograda…

  3. Maximiliano dice:

    Puede sonar raro, pero juzgo las películas, libros, juegos, conversaciones, etc. en si puedo realmente conectarme con lo que sea que esté experimentando, creo que para empezar a “conectarse” con lo que nos rodea hay que aprender a ponerse uno mismo en el lugar de los demás, luego de eso, realmente cambió mi manera de comprender desde una pintura hasta un comercial en la tv.
    Lo que encuentro realmente increíble es lo que logró AFP, llegando casi a ser un guasón de la vida real, hizo que varios de quienes la seguían en twitter conectaron con ella en su tristeza.



Comenta

Tu email no será publicado. Datos Obligatorios*