*

X

Posiciones del Kama Sutra convertidas en tipografía: el alfabeto erótico de Malika Favre

Arte

Por: pijamasurf - 04/19/2013

El Kama Sutra tiene fama de ser uno de los compendios más antiguos y más completos sobre sabiduría sexual. Contrario a lo que Michel Foucault denunciara sobre esta pretensión moderna de reducir la sexualidad a una técnica, el Kama Sutra se nutre y vuelve a una fuente mucho más profunda, aquella que entiende el sexo como la comunión entre el cuerpo y el espíritu o, mejor dicho, de los cuerpos y los espíritus, pues se trata siempre de las posibilidades de virtud y gracia compartidas que se pueden alcanzar por medio de una relación sexual.

Remoto como es el Kama Sutra, siempre ha habido formas de renovarlo, particularmente en décadas recientes en que Occidente se reencontró con este manual hindú (salvo la traducción de 1883 de Sir Richard Burton, el admirado Burton de Borges, al menos en lengua inglesa no hubo otra versión sino hasta 1980).

En este ejercicio de re-creación, la ilustradora francesa Malika Favre ha dado a conocer una singular tipografía hecha nada menos que con algunas de las posiciones que recomienda el Kama Sutra, un alfabeto erótico en el que los nombres que tanto caracterizan a los juegos del cuerpo prescritos en el libro.

Sobre esto último, por cierto, cabe mencionar que la correspondencia entre letra y título obedece al nombre la posición en inglés; al pasar en español algunas de estas se conservan, otras son menos afortunadas, pero en cualquier caso compartimos el título original para que la elección de la ilustradora quede clara.

Al final este ejercicio, que podría considerarse una suerte de traducción o adaptación, podría llevarnos a preguntar por las palabras, las frases o las páginas enteras que escribiremos con estas letras.

También en Pijama Surf: Alfabeto de siluetas desnudas de Anastasia Mastrakouli: el lenguaje vuelto carne y expresión (FOTOS)

[Huffington Post]

La vieja escuela del psy-trance regresa con un arrobador álbum de atmósferas delicadamente psicodélicas, ideales pra meditar o bajar de un viaje de LSD o alguna otra sustancia psicoactiva.

CYANMLa flotación, de garza o entidad etérea, por el azul ilimitado parece ser el leifmotiv de esta primera compilación de ambient producida por el sello Cyan Music, un proyecto de Gus Till, Andrew Till y The Gnome. Los que estuvieron en los míticos raves de la electrónica psicodélica recordarán indudablemente a Gus Till, parte de la aristocracia del psy-trance, figura central de Flying Rhino y líder de proyectos como Slinky Wizard y Zen Lemonade.

Cyan Ambient Compiliation Vol. 1 es un disco suave, poco pretencioso, que busca capturar las atmósferas más sutiles de la psiconáutica, ya sea el despegue o el aterrizaje. El sonido azul de los paisajes mentales que fluyen cristalinamente sin sobresaltos se extiende en un campo infinito, para perderse en la relajación de los estados profundos de meditación, donde la la niebla luminosa acaricia el ser.

Lo que diferencia a este álbum de los cientos de discos de new age, meditación y chill-out, es que cuenta en su line-up con una serie de expertos psiconautas, la mayoría de ellos productores de trance, que sirve de guías en el viaje interior --que muy fácilmente podría caer en lo endulcorado y empalagoso de los sonidos celestes y los tránsitos siderales de la música "espiritual". La cadencia de la nave espacial es sostenida por la paciencia que penetra las dimensiones psicodélicas con señoría, sin encandilarse por los primeros fractales y las primeras explosiones de colores, buscando entrar más profundo, a los surtidores, a la abstracción metafísica.

Artistas como Man Made Man, Steve Law, Zen Lemonade o Gnomes of Kush, recordados seguramente por aquellos asiduos seguidores del psy-trance, componen el equipo de productores (y pilotos), que nos provoca un blanco flashback hacia aquellos ambientes sonoros de los  grandes discos de psyambient y chillout de los finales de los 90 y principios de los 2000, compilaciones como las de Blue Room, Axiom Ambient o Caribbean Eclipse.  Una mención especial para el track Time de Gnomes of Kush, que sintetiza la profunda emoción psicodélica de sumergirse en el misterio del tiempo, en el éxtasis del Eón.

 

Twitter del autor: @alepholo