*

X

¿Qué drogas matan a más personas? (INFOGRÁFICO)

Por: pijamasurf - 04/29/2013

La tasa de muertes en EU relacionadas con sobredosis sigue arrojando alarmantes resultados: los campeones siguen siendo la cocaína, la heroína y, para sorpresa de nadie, un estimulante legal, el alcohol.

drug_overdose

Durante el 2010 se registraron en Estados Unidos 80 mil muertes relacionadas con sobredosis de drogas y alcogol, según el Centro para Control y Prevención de Enfermedades. Para almacenarse en esta base de datos, es necesario conocer la causa que llevó al fallecimiento de la persona --pero en esta gráfica podemos ver también aquellas muertes enlistadas como "envenenamiento accidental", "envenenamiento intencional", "muerte por asalto en drogas" y otros rubros borrosos.

La clasificación de drogas es interesante (si no ligeramente alarmante): en las subcategorías, el MDMA y la cafeína están citados juntos como "psicoestimulantes". Cerca de un cuarto de todos los certificados de muerte por sobredosis no incluyen resultados de pruebas de toxicidad, por lo que se enlistan simplemente como "no especificadas."

Aunque imperfectas, las categorías nos permiten tomar como referencia el consumo de drogas en EU y ver, por ejemplo, que las muertes por sobredosis se han duplicado de 1999 al 2010. Cerca de la mitad de esas muertes recae en el rubro farmacéutico o analgésicos de prescripción con base opioide, como el Vicodin (un favorito del Dr. House) y OxyContin. Y mientras la cocaína, la heroína y el alcohol se mantienen como las que cobran más vidas, la cannabis y el LSD tienen una franja tan pequeña que apenas es visible (esa pequeña franja gris).

Si en el análisis toxicológico una persona tenía más de una droga en su sistema, también aparecerá en la gráfica --tal vez sea por eso que la cannabis aparece en la gráfica, a pesar de que directamente la sobredosis con esta planta es imposible.

[PopSci]

Un niño y su átomo: la película más pequeña del mundo, el cine llevado a nivel molecular (VIDEO)

Por: pijamasurf - 04/29/2013

El cine ha alcanzado con este rodaje una nueva dimensión: la molecular. Científicos de IMB manipularon moléculas de monóxido de carbono para contar una historia fílmica en la que bien puede decirse que los actores son nada menos que átomos.

Cada cuadro mide entre 25 y 45 nanómetros (para contrastar, en 1 centímetros equivale a 10 millones de nanómetros), por lo cual esta ya fue reconocida como la película más pequeña del mundo.

Asimismo, el relato de algún modo hace eco de la cualidad transformativa de la materia, el hecho de que los átomos pueden convertirse en prácticamente todo: una estrella, un árbol, una taza de café. Y sí, también, una película sobre un niño, un juguete y un trampolín.

[Reuters]