*

X

Los fragmentarios y perturbadores retratos de Richard Butler, frontman de los Psychedelic Furs (FOTOS)

Por: pijamasurf - 04/21/2013

Una faceta tal vez no tan conocida de Richard Butler, vocalista de la banda Psychedelic Furs, es que se considere a sí mismo más un pintor que un cantante de punk. Interesante, pero no inusitado: otras figuras del rock que se relajan dejando sus impresiones del mundo en un lienzo son Marilyn Manson, Lars Ulrich, Ronnie Wood y Paul Stanley.

Sin embargo, la calidad del trabajo de Butler resalta de entre sus colegas de la escena del rock. Retratos desfasados de la pura representación mimética, geometría de rostros vueltos fragmentos, Butler tiene sin duda un ojo y una mano entrenada: no se trata de una excéntrica estrella de rock que pinta, sino de un artista completo que recuerda la visión holística del creador renacentista.

[Dangerous Minds]

Joven japonés reventó más de mil neumáticos en un elaborado plan para conocer chicas

Por: pijamasurf - 04/21/2013

La ocasión no llega: se crea, o al menos eso fue lo que pensó este joven japonés que para tener pretexto para hablarle a chicas desconocidas reventaba antes las llantas de sus automóviles dejados en el estacionamiento de un supermercado.

llantaLa seducción no es una tarea fácil y como tal, no sin cierto patetismo simplón, con cierta frecuencia se le eleva a nivel de arte. Conquistar el interés de una persona en ese primer momento en que ambas son absolutos desconocidos parece, desde cierta perspectiva, una hazaña notablemente menos fácil que ascender el Everest o cruzar a nado el Atlántico.

De ahí que, como consecuencia más o menos previsible ante semejante dificultad, en ocasiones se recurra a planes sumamente enrevesados con los que la lógica racional intenta domesticar el azar y la contingencia asociados con ese encuentro entre dos personas.

Pero quizá pocos tan elaborados como el de un joven japonés de 25 años, Yoshihito Harada, detenido recientemente por la policía, acusado de reventar más de mil neumáticos a igual número de automóviles dejados en el estacionamiento de un supermercado. El propósito ulterior de esta extraña acción era simple: ante el contratiempo de la llanta estropeada, el joven se acercaba inocentemente a ofrecer su ayuda, sabiendo de antemano que la afectada era una chica linda con la que de esta manera tenía pretexto para entrar en contacto.

Por desgracia, este artista de la seducción fue sorprendido en su modus operandi porque tuvo el infortunio de que reventara las llantas de dos chicas que se conocían entre sí. Conversando un día, una de ellas relató el incidente, el mismo que días antes sufriera su amiga. La coincidencia hizo sospechar a ambas, por lo cual acudieron a la policía local para denunciar el hecho.

La investigación posterior dio con Harada, quien se enfrenta ya el proceso judicial correspondiente.

[Gawker]