*

X
Actualmente en México hay menos montajes operísticos que en la década de los ochentas; sin embargo, parece que el futuro de esta disciplina podría ser alentador.

Ramon-Vargas foto de guardian.co.uk

En México las funciones de ópera comenzaron en la época colonial, después de que en siglo XVII esta se consolidara como un género teatral. Concluida la independencia, la ópera italiana dominaba la escena nacional. Fue hasta mediados del siglo XIX que nacieron tenores mexicanos como Luis Baca. A partir de este fenómeno el gusto por la ópera comenzó a consolidarse entre el público nacional.

Después de la Revolución Mexicana fue creada la empresa Opera S.A. Posteriormente, en 1943, se fundó la asociación civil Ópera Nacional. En 1948 apareció la Compañía Ópera de Bellas Artes, la cual continúa encabezando la operación de este arte en el país.

Desde los años ochenta en México la cantidad de montajes ha decaído por lo menos una cuarta parte. A inicios del 2013 el periodista y crítico musical José Noé Mercado publicó el libro, Luneta 2, como parte de la Colección Cuadernos de El Financiero, un texto de carácter revelador sobre la situación de la ópera en el país. En palabras de Mercado “este ejemplar representa (…) la documentación de las fortalezas líricas del país, sin eludir las debilidades, los vicios y las insuficiencias del sistema que lo produce y que en los últimos años han terminado por hacer de la ópera oficial en México un cadáver que camina y que, vía impuestos, todos financiamos.”

José Noé Mercado evidencia entre otras cosas la falta de una estructura operativa y de producción de ópera en México. Un problema de carácter organizativo más que económico o técnico. Existe además una falta de planeación en los estados.

Ante este escenario la Ópera de Bellas Artes anunció este 23 de abril la creación de una Dirección Artística a cargo del prestigiado tenor mexicano Ramón Vargas. Entre las iniciativas están la creación del Estudio de Ópera de Bellas Artes para el desarrollo de nuevos talentos y el emprendimiento de una estrecha relación con los proyectos de ópera de los estados. El equipo estratégico estará integrado también por personajes relevantes en el ámbito como el tenor Octavio Arévalo, Jaime Ruiz Lobera quien es el actual coordinador Nacional de Música y Ópera del INBA, y Octavio Sosa que ha más de 25 años en la Ópera de Bellas Artes.

Probablemente gracias al involucramiento de artistas de la ópera, esta disciplina fortalezca su organización, y con ello su calidad, elevando así el nivel de producciones en nuestro país. La coordinación con los estados será crucial. Actualmente México cuenta con cantantes de ópera reconocidos mundialmente como: Ramón Vargas, Rolando Villazón, Javier Camarena, David Lomelí y María Alejandres.

Twitter del autor: @anapauladelatd

¿Qué drogas matan a más personas? (INFOGRÁFICO)

Por: pijamasurf - 04/27/2013

La tasa de muertes en EU relacionadas con sobredosis sigue arrojando alarmantes resultados: los campeones siguen siendo la cocaína, la heroína y, para sorpresa de nadie, un estimulante legal, el alcohol.

drug_overdose

Durante el 2010 se registraron en Estados Unidos 80 mil muertes relacionadas con sobredosis de drogas y alcogol, según el Centro para Control y Prevención de Enfermedades. Para almacenarse en esta base de datos, es necesario conocer la causa que llevó al fallecimiento de la persona --pero en esta gráfica podemos ver también aquellas muertes enlistadas como "envenenamiento accidental", "envenenamiento intencional", "muerte por asalto en drogas" y otros rubros borrosos.

La clasificación de drogas es interesante (si no ligeramente alarmante): en las subcategorías, el MDMA y la cafeína están citados juntos como "psicoestimulantes". Cerca de un cuarto de todos los certificados de muerte por sobredosis no incluyen resultados de pruebas de toxicidad, por lo que se enlistan simplemente como "no especificadas."

Aunque imperfectas, las categorías nos permiten tomar como referencia el consumo de drogas en EU y ver, por ejemplo, que las muertes por sobredosis se han duplicado de 1999 al 2010. Cerca de la mitad de esas muertes recae en el rubro farmacéutico o analgésicos de prescripción con base opioide, como el Vicodin (un favorito del Dr. House) y OxyContin. Y mientras la cocaína, la heroína y el alcohol se mantienen como las que cobran más vidas, la cannabis y el LSD tienen una franja tan pequeña que apenas es visible (esa pequeña franja gris).

Si en el análisis toxicológico una persona tenía más de una droga en su sistema, también aparecerá en la gráfica --tal vez sea por eso que la cannabis aparece en la gráfica, a pesar de que directamente la sobredosis con esta planta es imposible.

[PopSci]