*

X
Crowdtilt es la nueva sensación dentro del Crowdfunding, un sitio que permite fondear cualquier cosa a través de tus redes sociales.

crowdtilt

Para muchas personas el crowdfunding y el crowsourcing son algunas de las expresiones más alentadoras y democráticas del Internet, muestras vivas del poder de la inteligencia colectiva. Sitios como KickStarter e Indiegogo son sin duda algunas de las startups más destacadas de los últimos años.  Ahora la nueva gran idea dentro de esta creciente modalidad de "micromecenazgo" o financiación colectiva parece ser Crowdtilt, un sitio que se conecta con tus redes sociales para que hagas víables tus proyectos. El sitio promete la posibilidad de fondear lo que quieras de manera social con gran simplicidad.

Entre los proyectos que se han fondeado en Crowdtilt están un torneo de "BeerPong" (pin-pong y cerveza), un regalo para el babyshower de Jennifer, unas camisetas de Nostradamus o la colegiatura de un estudiante extranjero en aprietos. Evidentemente proyectos de un carácter distinto a lo que generalmente se fondea en Kickstarter. En Crowdtilt puedes fondear los emparedados de tu fiesta, tus trusas con estampado de Wade "El Comepollos" Boggs, tu experimento de telepatía con tu pulpo o algo más loable como la restauración de una parte del parque donde tú y tus amigos se juntan a fumar porros.

Crowdtilt por el momento sólo existe en Estados Unidos pero ya han anunciado que estará próximanente llegando a otros países. Por su diseño y funcionalidad, el sitio parece asegurar gran éxito en la Red.

 

Los memes se encuentran sin duda entre las creaciones más raras de Internet, un territorio, por lo demás, especialmente propicio para lo extravagente y lo absurdo. Lo interesante, sin embargo, es que dichas circunstancias encuentran eco y conexión, vínculo con otras decenas, cientos, miles y aun millones de personas que no dudan en compartir y mostrar, en difundir y esparcir una imagen, una frase, un garabato que en su simpleza o su rebuscada complejidad, cifra un fragmento de esa mente colectiva que encuentra su cuerpo y su forma en la Red.

En esta ocasión mostramos una escena que ha comenzado a circular con profusión y que, por esto mismo, es ya uno de esos memes, incipiente quizá porque aun no posee el alcance de otros que se reconocen de inmediato, pero ya presente en los intersticios, los recovecos y aun las superficies de Internet.

[Laughing Squid]