*

X

El hombre Jano: la historia de Edward Mordake, el verdadero dos caras

Por: pijamasurf - 04/22/2013

Como encarnando la metáfora del doble, el segundo rostro de Edward Mordake nos hace preguntarnos algunas cosas en términos médicos y filosóficos.

mordrake

Durante nuestra vida aprendemos que el cuerpo es un límite y que hay un "adentro" donde nuestra personalidad existe, a buen resguardo. Pero este no fue el caso con Edward Mordake (o Mordrake, en algunas fuentes), el heredero de una noble casa en Inglaterra a finales del siglo XIX. Su condición fue un raro caso de policefalia, el cual hizo que tuviera un segundo rostro en la parte trasera de su cabeza.

El segundo rostro ("mi gemelo malvado", como lo llamaba Mordake) no podía hablar ni comer, aunque al parecer podía reír y llorar --especialmente cuando Edward manifestaba la expresión contraria. No eres exactamente paranoico si te están persiguiendo en realidad: así, Mordake sufría la presencia de este raro huésped en su cuerpo, el cual susurraba "lenguaje satánico" durante la noche, una interminable retahíla que sólo él podía escuchar.

Algunos médicos de su época lo trataron, pero fueron incapaces de retirar el segundo rostro, incluso se abstuvieron de intentarlo, aunque no existen registros fiables sobre sus visitas. A pesar de ser un brillante estudiante, Edward pasó recluido la mayor parte de su vida, una vida solitaria que no lo privó de los goces de la literatura y la música, de la cual era intérprete como pianista consumado. A los 23 años bebió una dosis letal de veneno, con lo que puso fin a la maléfica conversación de su doble de rostro. 

A semejanza del dios Jano, quien poseía dos rostros mirando hacia direcciones diferentes, la historia de Mordake nos deja imaginar lo que pasaría con nuestra pretendida "normalidad" en caso de que nuestro inconsciente tuviese una válvula de escape insuprimible, una voz que sólo pudiéramos escuchar nosotros, a pesar de que todos vieran este segundo elemento sonreír y llorar, como manteniendo un equilibrio siniestro y absolutamente manifiesto. ¿Cuál es la diferencia que separa a un dios de un monstruo? ¿De un humano?

[Disinfo]

 

Una recopilación de los libros más antiguos de América, los “códices prehispánicos”.

Por: pijamasurf - 04/22/2013

Este número de la revista Artes de México representa un memorable recorrido por el mundo de los códices, documentos gráficos en donde se consuma un diálogo entre el valor histórico y el estético.

 

Portada_Códices_prehispánicos

 Una ruta apasionante para acercarnos a las culturas prehispánicas, por ejemplo los mayas, es a través de los códices, obras que relatan, a través de sus pinturas, las historias de sus dioses o las hazañas de sus antepasados. También muestran el conocimiento sobre ritos, predicciones, calendarios, genealogías y tributos, parte de lo cuál heredamos hasta nuestros días –lo cual nos remite al popular refrán: “para entender en dónde estás y a dónde vas, deberás antes comprender de dónde vienes”.

Recientemente la prestigiada revista Artes de México estrenó su número 109, el cual está dedicado a los libros más antiguos de Mesoamérica: los códices prehispánicos. Introducido por Margarita de Orellana, y coordinado por Mónica del Villar, esta edición busca difundir la riqueza y el arte de las culturas antiguas, plasmadas ricamente en estos manuscritos que reflejan tanto su sabiduría como la manera de ver el mundo.

Hasta ahora solo se conocen 16 o 17 manuscritos de este tipo, dispersos entre Europa y México. La mayoría de ellos fueron destruidos desde la Colonia para borrar los conocimientos y enseñanzas indígenas en aras de la evangelización

El gran erudito mexicano, Miguel León-Portilla, quien colabora un artículo introductorio, advierte que los códices hablan de “Las cosas divinas, humanas y naturales…” que vivieron nuestros antepasados. Para facilitar la comprensión de estos, el número  está dividido conforme a los grupos de culturas y/o regiones que representan los manuscritos:

1 Los códices mayas: Escrito por David Stuart, uno de los mejores epigrafistas del mundo maya que radica ahora en Austin Texas..

2. Los códices del Grupo Borgia:  Este es un grupo de códices muy bellos pero de difícil interpretación por su naturaleza adivinatoria y la incertidumbre de su proceder. El texto fue escrito por la reconocida Dra. Elizabeth Boone de la Universidad de Tulane.

3. Los códices mixtecos de Oaxaca: Relatan genealogías y epopeyas del Señor Ocho Venado, gobernante mixteco. Su autor, el Dr Manuel Hermann, ofrece por primera vez, una interpretación de la  vida de “Ocho Venado”, basada únicamente en  la lectura de los códices.

4.  Los códices del Centro de México que marcan la transición de los prehispánicos a los coloniales. El Dr Xavier Noguez eligió tres códices para hablar de ello desde varios puntos de vista: el Borbónico, la Tira de la Peregrinación y la Matrícula de Tributos .

5. Por último, tenemos un innovador artículo, escrito por el Dr. Johannes Neurath, que nos invita a entender hoy el uso ritual de los códices a través de sus imágenes.

Para mayor información sobre este número, que estará disponible a partir de mayo, haz click aquí