*

X

Constancia facial del fantaseo diurno: emotiva serie fotográfica de personas soñando despiertas (FOTOS)

Por: pijamasurf - 04/01/2013

Distracción quiere decir: atracción por el reverso de este mundo

Octavio Paz, El arco y la lira

En inglés existe un verbo, “daydream”, que no tiene un equivalente exacto en español. Al menos no si quisiera conservarse esa unidad en la que se funden dos palabras para significar una cosa: el acto de “soñar despierto”, el fantaseo diurno que en un momento de distracción nos lleva por gracia de la imaginación a una realidad distinta a esa en la que nos encontramos.

Y si bien, como en todo sueño, la pesadilla es una posibilidad siempre latente, lo cierto es que el “daydream” se caracteriza con más frecuencia por la ensoñación placentera, el montaje o el recuerdo de escenarios complacientes y gozosos y de situaciones que mucho tienen de felicidad y de alegría.

Tomando esta acción simple y al mismo tiempo sumamente compleja, cotidiana pero con cierto elemento milagroso, la fotógrafa Alexandra Sandu puso en marcha el proyecto Daydreamers, una serie de retratos que fija en una imagen la evidencia gestual de los sueños soñados en consciencia plena.

La instrucción de Sandu a sus modelos es sencilla: solo cierra los ojos y piensa en algo bonito. Liberada así la imaginación, el resto es obra de la fotógrafa, la encargada de fijar ese instante en que por la sonrisa dibujada, por la expresión de los ojos que no vemos, por la serenidad del rostro, sabemos que esa mente ha dejado este mundo para adentrarse en uno mejor ―del que acaso, como si se tratase de alguno de esos ríos de mitologías remotas, salga purificada y renovada.

También en Pijama Surf:

Fotografías de personas a medio estornudar: retratos incidentales de deformación facial

Todos estamos alucinando todo el tiempo (el Club de Viajeros Frecuentes)

Imágenes vía PetaPixel

10 acciones simples y cotidianas que darán felicidad inmediata a ti y a quienes te rodean

Por: pijamasurf - 04/01/2013

Una lista para ayudarnos a guiar nuestras vidas por un sendero de felicidad, prosperidad emocional y crecimiento personal.

¿Es mejor ser feliz que no serlo? Probablemente, al menos mientras no se convierta en un imperativo y más bien, como esas flores que nacen en los rincones menos inesperados, cuando surge espontánea y auténticamente, un fruto imprevisto y por ello todavía más valioso.

A continuación compartimos una breve lista de cosas que debemos de hacer para mejorar nuestras vidas de manera tangible haciendo cosas que sabemos y podemos hacer sin problema alguno.

1. Pasar tiempo en la naturaleza
Es muy común olvidarse de la madre naturaleza y hasta cierto punto darla por sentado, sin embargo hay estudios que demuestran que caminar en la naturaleza nos ayuda a lidiar con problemas de depresión.

2. Ejercicio
Hacer ejercicio de una manera constante tiene demasiados beneficios, pero para nombrar algunos: te hace más inteligente, feliz, mejora el sueño, incrementa nuestro deseo sexual y mejora la percepción de nuestro cuerpo. Además un grupo de hombres con más de 70 años de edad lo identificaron como uno de los secretos de una vida sana en un estudio conducido por Harvard.

3. Pasa tiempo con familiares y amigos
Las relaciones en nuestras vidas se encuentran entre las cosas que más incrementan nuestra longevidad, mientras que la soledad puede resultar en un riesgo más alto de infartos y diabetes. Buenos amigos son la clave a mejorar nuestras vidas. Una manera de sentirse más feliz de manera inmediata es hacer algo bueno por nuestros seres queridos.

4. Expresa tu agradecimiento
Haciendo esto diario podrás mejorar tu vida y la de todas las personas que te rodean.

5. Medita
La meditación nos hace más felices, más conscientes, ataca la ansiedad, depresión y fatiga. Además se puede hacer en prácticamente cualquier lugar y es nuestra mejor defensa en contra del estrés.

6. Duerme suficiente
Las ventajas de dormir bien se reflejan en todos los aspectos de nuestra vida, desde nuestra productividad hasta nuestro peso. Dormir bien nos ayuda a concentrarnos más, sanar y recuperarnos de ciertos malestares.

7. Crea retos para ti mismo
Cosas como aprender idiomas o tomar clases de música ayudan a incrementar nuestro coeficiente intelectual porque retamos al cerebro a adaptarse a nuevos retos, adicionalmente cumplir con las metas ayuda a mejorar nuestro autoestima.

8. Ríe
Muchas personas se dejan llevar por las presiones del día a día y olvidan lo fácil y sonoro que es reír, adicionalmente reír reduce el estrés y nos hace sentir mejor de manera inmediata. Estudios recientes han probado que la risa funge como terapia para personas que han sufrido daños cerebrales.  

9. Toca a alguien
El tacto es uno de los sentidos que nos ayuda a conectarnos más emocionalmente y físicamente con otras personas. Por algo los niños pequeños tocan todo; nos ayuda a aprender más del mundo que nos rodea. Tocar a alguien puede ayudarnos a sentir una conexión emocional con ellos y hacerlos sentir más seguros. Tocar reduce el estrés y mejora el desempeño de trabajo en equipo.

10. Sé optimista

Ser optimista nos ayuda a ser felices por razones obvias, sirve como una especie de placebo que nos ayuda a ver que las cosas no están tan mal y que pueden ser mejores. Los optimistas viven más tiempo,  estar abiertos al buen humor lo más posible nos ayuda a ser más perceptivos a las cosas buenas y menos a las cosas malas de nuestras vidas.

[Barking up the wrong tree]