*

X

Medicina tibetana: la enfermedad o la sanación como destino compartido de la mente y el cuerpo

Salud

Por: pijamasurf - 03/25/2013

La medicina tibetana profundiza sobre la relación entre mente y cuerpo y su destino compartido de enfermedad o sanación. Los doctores Dot Malcolm Smith y Osa Manell del Shang Shung Institute imparten en México una serie de cursos y conferencias alrededor de esta milenaria práctica que concibe holísticamente el proceso de sanación.Por otra parte, el 25 de abril se presentará el maestro Namkhai Norbu Rinpoche en la Ciudad de México.

medicina

La medicina tibetana es una expresión de las ideas espirituales del budismo y la voluntad siempre presente de preservar el bienestar del cuerpo, sanarlo en el caso de enfermedad ―uno de los estados que inevitablemente tendremos que experimentar en este mundo― y hacer ver que mente y cuerpo pueden, unidos, liberarse de los sufrimientos de esta realidad.

Como el budismo en sí, la medicina tibetana es sumamente antigua, heredera de miles de años de conocimiento en torno al cuerpo, la mente, el espíritu y las vicisitudes de cada uno. Según la tradición, la medicina tibetana fue fundada por Bhaishajyaguru, quien escribió los Cuatro Tantras Médicos en el Palacio de las Dakinis de Uddiyana, la base de este conocimiento y los cuales fueron después revisados, aproximadamente en el siglo XII.

En términos generales, la medicina tibetana parte de la premisa de que la enfermedad siempre está ahí, aunque parezcamos sanos, pues su origen se encuentra en la ignorancia y la codicia, las que cuales tienen que erradicarse para liberarse de la enfermedad.

Se trata un poco de un sistema que profundiza en la relación indisoluble entre mente y cuerpo y la enfermedad o la sanación como un destino compartido.

Si deseas conocer más sobre medicina tibetana, te recomendamos seguir el ciclo de cursos y conferencias que impartirán en la Ciudad de México y en Tepoztlán Dot Malcom Smith y Osa Manell, quienes cuentan con una amplia trayectoria en el campo. Ambos médicos son graduados del Shang Shung Instute of Tibetan Medicina, el primer centro de medicina tibetana en Occidente.  Estas conferencias son presentadas por la Comunidad  Dzogchen Chogyal  Namkhay Norbu, quienes también presentan un retiro y  una conferencia magistra impartida por el maestro Namkhai Norbu Rinpoche en el mes de abril (ver programa al final de la nota).

A continuación compartimos el programa de los cursos de medicina tibetana, para quienes se interesen en asistir o incluso recibir una consulta privada:

medicina tibetana web

 

 

chogyal nmkhai

Evento del maestro Nmkhai Norbu Rinpoche

*Esta nota es un contenido publicitario

Te podría interesar:

Déficit de atención con hiperactividad: ¿enfermedad o diagnóstico de moda?

Salud

Por: pijamasurf - 03/25/2013

A pesar de que un correcto diagnóstico del TDAH puede mejorar la vida del paciente, muchos padres prefieren medicar a sus hijos para evitar los comportamientos propios de la infancia.

tdah

Cada vez más jóvenes en Estados Unidos están siendo diagnosticados con trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH, o A.D.H.D, por sus siglas en inglés); las últimas cifras muestran que el 11% de los niños en edad escolar han sido diagnosticados positivamente con TDAH. En algún punto de su vida, 6.4 millones de niños entre 4 y 17 años han recibido este diagnostico. Pero podría no tratarse de un alza en el padecimiento tanto como en una urgencia del sistema médico por diagnosticarlo.

El TDAH, según los expertos, es resultados de niveles químicos fuera de lo normal en el cerebro de los pacientes, los cuales afectan la capacidad de las personas para controlar sus impulsos y dirigir su atención. A pesar de que médicos y pacientes afirman que el alza en los diagnósticos de TDAH ayudará a un mejor conocimiento y tratamiento del padecimiento, otros opinan que la medicación simplemente es un pretexto para tranquilizar el comportamiento de los niños y eventualmente para ayudarlos a mejorar sus calificaciones.

El Ritalin o el Aderall (medicamentos de prescripción para tratar el TDAH) son vendidos entre compañeros de clase para mejorar el desempeño académico, incluso en las universidades, sin tomar en cuenta los riesgos para la salud. El doctor Thomas Frieden afirma que "la correcta medicación para TDAH, para las personas correctas, puede hacer una gran diferencia. Desafortunadamente, el uso incorrecto parece estar creciendo en una proporción alarmante." Sin embargo, en la actualidad no existe una prueba contundente para afirmar que una persona padece TDAH: el diagnóstico sigue siendo discrecional, es decir, sujeto a la evaluación subjetiva del médico tratante.

Además de sospechas de que los psiquiatras estén diagnosticando más medicamentos que en el pasado (a causa de acuerdos comerciales con las propias farmacéuticas, de donde ellos tendrían ganancias también), los padres de familia parecen estar deseando el diagnóstico: "Existe una presión tremenda si el comportamiento de un niño se percibe como, por decirlo así, anormal: si no se sientan calladamente en su escritorio [se piensa que] es patológico, en lugar de ser simplemente la infancia", afirma el doctor Jerome Groopman, profesor de medicina en la universidad de Harvard.

Gracias a que la medicación de productos como Adderall, Ritalin, Concerta o Vynvanse pueden ayudar a mejorar la concentración y procurar un estado de atenta recepción entre quienes los utilizan, un diagnóstico de TDAH puede ser secretamente deseado por padres y pacientes como un atajo para mejorar las calificaciones, dejando de lado el hecho de que se trata de sustancias que, administradas incorrectamente, pueden afectar la salud.

[NY Times]