*

X

¿La materia oscura es evidencia de un nivel más profundo de la realidad?

Por: pijamasurf - 03/31/2013

Erik Verlinde propone una explicación del universo que podría plantar una alternativa a las constantes gravitacionales de Newton, además de poner en duda la estabilidad del continuo espacio temporal.

dark

Una de las tendencias de la física teórica es la búsqueda del siempre esquivo campo unificado, una explicación de la naturaleza del universo que sea congruente, continua y accesible a la experiencia empírica. La "unificación", en nuestros días, consiste en tratar de compatibilizar la teoría del campo cuántico on la teoría general de la relatividad de Einstein, las cuales, dentro de sus basamentos sólidos, siguen siendo mutuamente incompatibles. Para encontrar el "campo común" de nuestras explicaciones del universo sería necesario dejar de pensar de la misma manera nociones tan cotidianas como el continuo espacio temporal. Eso es justamente lo que propone el teórico de supercuerdas Erik Verlinde.

Durante un taller de investigación en el Kavli Institute for Theoretical Physics se discutió ampliamente un trabajo de Verlinde que, aunque simple, quiebra las cabezas de los teóricos más avezados. "Sobre el origen de la gravedad y las Leyes de Newton" (que puede consultarse aquí en inglés). Decimos que es simple porque su premisa es muy básica, pero sus consecuencias replantean por entero nuestro entendimiento del universo. Creemos que la ley de gravedad formulada por Newton es una constante universal si se asume la existencia del espacio también como una constante. Pero para Verlinde, la gravedad es una fuerza entrópica contingente provocada por cambios en la información asociada a la posición de los cuerpos en dicho espacio. Más impresionante: una relativización general de tales argumentos es compatible con las ecuaciones de Einstein. Dicho de otro modo: si el espacio es emergente incluso la ley de inercia de Newton requiere replantearse.

verlinde

Los asistentes al taller de Kavli se inclinan a pensar que el tiempo y el espacio no son, pues, las condiciones básicas del universo, sino situaciones o fenómenos emergentes, la punta apenas visible de un enorme iceberg cuántico. Los argumentos a favor recaen en la existencia de los hoyos negros. La gravedad en ellos funciona de versiones distintas a la termodinámica clásica. De ser así, los hoyos negros representarían una nueva fase de la materia. Fuera de ellos, los "grados de libertad" del universo (las posibilidades contenidas en la construcción del universo) estarían en un estado de baja energía, un arreglo provisional que experimentamos como el continuo espacio temporal. Sin embargo, al interior del hoyo negro, las condiciones son tan extremas que dicha estabilidad se quiebra.

Según Verlinde, dentro de los hoyos negros "puedes derretir el continuo espacio temporal. Es ahí realmente donde el continuo espacio temporal termina. Para entender lo que ocurre necesitas utilizar estos grados de libertad subyacentes." Aquí es donde se pone interesante: estos "grados de libertad" no pueden ser pensados como "existentes" en un lugar, pues trascienden lo que entendemos por "espacio". Su lugar es una realidad abstracta de pura posibilidad o "fase espacio", con un repertorio de comportamientos inimaginablemente rico. Resumiendo: la gravedad para Verlinde no es una fuerza de la naturaleza como se pensaba desde Newton, sino una fuerza entrópica producto de dinámicas de menor escala.

Para Verlinde, las explicaciones actuales sobre las "anomalías" de los campos gravitatorios no son satisfactorias: la materia oscura parece un flogisto esquivo, una explicación contingente sobre algo para lo que aún no tenemos las herramientas teóricas de análisis. La alternativa para los fenómenos que hasta ahora se explican mediante la presunción de existencia de la materia oscura se conoce como MOND (Dinámica Newtoniana Modificada), la cual no es solamente una reinterpretación de las leyes de la física, sino la evidencia de un estrato subyacente. Mediante las fórmulas de MOND se puede explicar el comportamiento de la materia oscura de manera sencilla, la cual obedecería un patrón que los investigadores aún están resolviendo.

En el modelo del universo de Verlinde, toda la materia (tanto la "normal" como la materia oscura) consiste en vibraciones de los grados de libertad subyacente, por lo cual la materia, en cierto modo, se crea y se destruye todo el tiempo. Tales grados de libertad también explican la energía oscura, unificando los componentes del universo. Lo que diferencia tales componentes es su velocidad de respuesta: la materia común es lo más superficial, la materia oscura está "debajo", en una "frecuencia" menor pero muy poderosa, y la energía oscura en un estado de lenta estabilidad.

Aunque, como Verlinde cree, la materia oscura y la energía oscura no sean evidencia de una realidad "subyacente", su teoría nos alienta a preguntarnos si las herramientas teóricas con las que pensamos actualmente el universo son las más correctas o, por el contrario, ni siquiera las bases estables de la realidad (el espacio y el tiempo) son básicas ni mucho menos estables.

[Scientific American]

Te podría interesar:

Chúpate esa Asimov. Chorología: ciencia y magia aplicada (Desmitificando las teorías de la conspiración 3/12)

Por: Cristopher Garnica - 03/31/2013

Nuestro colaborador Cristopher Garnica continua en su misión de desmitificar esos procesos del pensamiento personal y colectivo que nos hacen deducir y concluir ideas donde probablemente no exista lógica ni razón.

Anillogiges

Chorología Aplicada es la materia favorita de los teóricos de conspiración y el máximo grado de estudio de los charlatanes. La Chorología se dedica a indagar postulados ficticios y su propósito es unificar prácticas mágico-religiosas, con métodos y experimentos científicos. La Chorología es la base de muchas Teorías de Conspiración (TC), y aceptemos que resulta interesante superar nuestras limitaciones físicas, a través de avances científicos, e incrementar nuestro potencial cognitivo con prácticas religiosas. Sobre todo si eso nos hace ser más cabrones que el común de los mortales.

El corredor Oscar Pistorius, gracias a la ciencia, tiene piernas de fibra de carbono que aumentan su potencial fisiológico y biomecánico. Digamos de pronto que hace yoga, medita y lava su ano en un río  -con lo que quizá se hubiera ahorrado una cadena perpetua por matar a su esposa en San Valentín. Por medio de ambas prácticas podría resistir un entrenamiento duro por un tiempo más prolongado. Es razonable. ¡Pero no mames! La Chorología Aplicada diría que Pistorius fue abducido, que sus piernas son de fibra marciana, que un microchip eleva su resistencia corporal y controló su mente para asesinar a su esposa…

La Chorología.

Además de Pistorius, para ilustrar la dedicación de la Chorología al crear fábulas, está el Vril. La idea surge de una novela de ciencia ficción llamada The Coming Race. Escrita en 1871 por Edward Bulwer-Lytton, en ella, el personaje recorre un sendero interconectado por túneles donde viven los Vril-Ya. Estos seres controlan el energético Vril, son capaces de una fuerza extraordinaria y de modificarlo todo a voluntad. Son marcianos inteligentes, telepáticos, con forma de ángel y el poder de aniquilar a la humanidad.

Una admiradora de Bulwer-Lytton, que había recolectado conocimiento místico y científico durante sus viajes por el mundo, licuó las ciencias ocultas, el budismo, la filosofía, la teología y la ciencia ficción con un poco de “la sabiduría de los dioses” para posicionar en el mercado un juguito llamado Teosofía. Su fundadora, Helena Blavatsky, vendió la idea de que los marcianos del Vril ayudarían a la humanidad con sus bondades y sanación espiritual. Luego se le ocurrió afirmar que el Vril se basaba en una “fuerza mágica real”, los teósofos compraron la idea, así que se decidieron comercializarla.

Entonces surgió la Sociedad Vril, integrada por profetas, teósofos y antisemitas con un gusto por las recetas de Chorología Aplicada. Decían que los Vril-Ya eran la raza suprema de súper-hombres saliendo del centro de la tierra. Entre cosas rancias y fumadas (como que los Teutones eran descendientes de los Vril-Ya), se aventaban el Choro de que usando adecuadamente ejercicios espirituales y de concentración, lograrían despertar el Vril interno y realizar un Kame-Hame-Ha.

Dicha sociedad fue “corroborada” por el científico alemán Willy Ley, en un par de artículos para una revista de ciencia ficción en 1937 y 1947. Aseguraba la existencia de de la Sociedad para la Verdad y el Orden del Aurora Dorada, dedicados a buscar el Vril  y crear teorías esotéricas para el gobierno nazi. Aunque hay autores posteriores (Norbert Jürgen-Ratthofer, Ralf Ettl y Nicholas Goodrick-Clarke) que en los 90`s afirmarían que la Sociedad Vril existía en Alemania desde 1925.

La Sociedad Vril quería potenciar al ser humano, tal como se hizo con Oscar Pistorius. No obstante, manipulando el Vril y concentrando el poder en algo llamado psicofísica, es decir, la Chorología Aplicada. Y aunque “psicofísica” suena bonito, la expresión es un Choro, pues no se sabe cómo funcionó, ni cuales fueron sus alcances. Pero como método de control, serviría para ganar la 2ª guerra mundial,  justificar la raza aria y crear súper humanos. Además sería utilizada para construir arsenales de guerra, máquinas de movimiento perpetuo, crear y desarrollar programas con tecnologías Ovni entre otras bromas y datos curiosos.

Por fin, Vladimir Terziski, Presidente de la Academia Americana de Disidentes (quién sabe qué sea eso), resumió el Choro del Vril. Terziski, sostiene que los nazis lograron desarrollar el vuelo anti gravedad hacia el espacio en un híbrido circular, el  RFZ-1. Que para 1942 se construyó una nave gigante en forma de estación espacial, desarrollado por las SS, llegando a la luna donde  tienen una base sin necesidad de trajes espaciales. Afirma que los nazis crearon un platillo volador “Vril-accionado” (chúpate esas pinche Asimov) con el que viajaron de Alemania a Praga en 1945. Los alemanes también afirmaron que la tierra era hueca, que en su interior viven alienígenas con bases aéreas, cuyo acceso es marítimo -el denominado OSNI (Objeto Submarino No Identificado).

Los nazis generaron fotografías, documentos y registros de la Sociedad Vril, que fueron robados y desmitificados al final de la guerra por los ingleses. La explicación de cómo fue manipulado el Vril, dónde están los ángeles, la tierra subterránea, la magia real, la nave humano-extraterrestre Vril-accionada… sigue siendo información clasificada u objeto de estudio de la Chorología.

Mientras los Chorólogos postulaban la existencia ficción-ciencia, magia-religión,  los nazis cumplieron bien su chamba con objetivos claros y bien definidos. Controlaron Alemania ideológicamente con la farsa de la raza aria. Colonizaron otros países con el mismo pretexto y pelearon contra judíos y comunistas. Desarrollaron tecnología y armamento militar. Hicieron jabón y experimentos con humanos en los campos de concentración, donde aniquilaron a millones de personas…

Con esto en la mesa Habría que preguntarse ¿Qué tan útil es para nuestras vidas la Chorología Aplicada? ¿Somos capaces de reconocer charlatanes? ¿De dónde surgen los postulados de la Chorología Aplicada? ¿Cómo diferenciar lo razonable de la Chorología, del choro descarado?

Habría que asegurarnos que la Chorología Aplicada centrara sus esfuerzos en personas como Oscar Pistorius, pues son el principio para desarrollar tecnologías afines y aplicarlas para la vida cotidiana de personas con discapacidades -aunque resulten asesinos también. Hacer yoga y/o meditación, es útil para eliminar el estrés, disminuir el avance de enfermedades o sólo como terapia ocupacional; que aunado al desarrollo de la ciencia, (por ejemplo, la nanotecnología) ayudaría al bienestar de cualquier individuo.

Pero mientras aplicar Choros siga siendo la materia favorita de las TC, estamos más cerca de las abducciones extraterrestres, que de utilizar a la ciencia, y las prácticas religiosas para el beneficio de la humanidad; o bien para ser, “humildemente”, más cabrones que el común de los mortales. 

Blog del autor: http://divinageliofobia.blogspot.mx/

Twitter del autor: @elcrisgg