*

Kim Kardashian mantiene su "belleza" inyectándose sangre en el rostro

Por: pijamasurf - 03/22/2013

Mantenerse en el star system cuesta miles de dólares y, en algunos casos, recuerda a las leyendas de antiguas reinas de belleza.

vamp kim kardashian

Dermatólogos y cirujanos plásticos de celebridades podrían dar la razón a Erzebeth Báthory (la "Condesa Sangrienta", quien solía tomar baños de sangre tomada de jóvenes campesinas), sobre los beneficios de la sangre humana para el cuidado de la piel. Kim Kardashian publicó en su cuenta de Instagram una fotografía donde se le ve ensagrentada y feliz luego de recibir un "facial vampiro", un procedimiento aparentemente seguro para la gente que no se conforma con el Botox.

Un facial vampiro es un procedimiento cosmético donde se extraen algunas unidades de sangre del brazo, luego se someten a centrifugado para separar el plasma y las plaquetas de las células rojas, para después utilizar el plasma en el rostro a través de pequeñas microagujas. La idea es que la sangre inyectada en el rostro estimula el crecimiento del colágeno en la piel, la proteína que le aporta firmeza.

Las autoridades sanitarias de EU (FDA) no han aprobado la inyección de plasma con fines estéticos, sino únicamente como ayudante en el tratamiento de cicatrices y otras heridas dermatológicas. Sin embargo, los médicos están autorizados legalmente a utilizar dispositivos y medicamentos aprobados por el FDA de maneras no aprobadas por ellos.

Los efectos secundarios pueden incluir pequeños moretones y el riesgo potencial de infecciones, aunque ningún caso ha sido denunciado (lo que es de entenderse, ¿qué celebridad saldría con el rostro infectado en la portada de un tabloide voluntariamente?), pues al tratarse de tu propia sangre parece que el riesgo de rechazo o alergia no se presenta. El tratamiento puede hacerse cada 6 u 8 meses, aunque los médicos no garantizan ninguna mejoría. A pesar de ello, hay personas dispuestas a gastar unos $1,500 dólares por sesión.

El ideal de la juventud perpetua y la promoción necesaria para permanecer dentro del star system hace que los modelos de aspiracionismo social, como Kim Kardashian, permanezcan en el ojo público a fuerza de utilizar esta clase de métodos, pues más allá de la eficacia que pudiera tener para su salud, la fotografía de su rostro ensangrentado es suficiente para darle publicidad. El verdadero vampirismo se encuentra en consumir la atención (y el dinero) de miles de personas en pos de un efímero estándar de belleza por parte de personas que son famosas por el puro hecho de ser famosas, sin ningún mérito más que el de someterse a estas prácticas.

[Pop Sci]

Conecta con Pijamasurf