*

X

Feliz Maha Shivaratri, la festividad de la suprema deidad Shiva

Por: pijamasurf - 03/10/2013

Una de las máximas festividades del hinduismo se celebró este 10 de marzo: millones de personas rindieron tributo al dios Shiva, una de las supremas manifestaciones de la divinidad

INDIA-RELIGION-HINDU

Hoy se celebra una de las festividades más importantes del hinduismo, el Maha Shivaratri, el día del dios Shiva, una de las formas primordiales de Dios, y seguramente también una de las más adoradas --en su fuerza avasalladora, en su capacidad de destrucción y en su suprema conciencia.

Shiva, "el auspicioso", "el destructor" generalmente es representado con una corona de serpientes --mostrando la elevación de kundalini-- usando una piel de tigre, con un tridente y un tambor, el cuello azul o en su manifestación del danzante cósmico con un remolino de brazos y se le rinde culto con el lingam, la forma fálica que es también el punto que ancla el universo en el presente.

El Maha Shivaratri se celebra la 14va noche de la luna nueva durante el mes de Phalguna. Los devotos realizan ayunos, abluciones y varios ritos (o pujas), se le ofrece incienso, miel, flores, especies; algunos devotos fuman bhang y se guarda vela diciendo mantras. Se rinde tributo al lingam, que en su base tiene un yoni, símbolo de la vagina. Este es el emblema fundamental de la adoración cósmica, el principio masculino y femenino, encarnados por Shiva y Shakti, la pareja tántrica por excelencia. Shiva, también el padre del yoga, representa la conciencia y Shakti (la Madre en sus múltiples manifestaciones) la fuerza vital del mundo. Cuando el kundalini sube en el cuerpo del yogi, se dice que Shiva y Shakti hacen el amor en la corona, sahasrara, la flor de loto de los mil pétalos, la conciencia pura.

Aquellos que muestran su devoción en Maha Shivaratri logran limpiar su karma y acelerar su proceso de evolución. Se cree que este día es especialmente auspicioso paras la mujeres que buscan un amante perfecto como Shiva.

Existen varias versiones sobre el origen de esta celebración --como suele ocurrir dentro de la complejidad multidimensional que es el hinduismo. La más extendida sugiere que el día celebra la salvación del universo realizada por Lord Shiva. Después de que los dioses (Devas) perdieran el mando a manos de los demonios (Asuras) se organizó una treta para obtener el elixir de la inmortalidad (amrita) agitando el océano (la Vía Láctea).  Durante este procelo orquestado por los dioses se encontraron con sustancias extrañas, incluyendo un veneno letal. En máximo terror, los dioses se acercaron al compasivo Shiva quien ingirió el veneno halhala para salvar el universo; cuando el veneno se estaba expandiendo por su cuello, su amada Parvati lo contuvo en un acto amoroso (es por esto que Shiva tiene el cuello azul). Shiva quien es el destructor del universo también es el salvador, en una aparente paradoja que no lo es, ya que dentro de la mente de Brahma (parte de la trimurti) la destrucción y la creación son los mismo.

Om Namah Shivaaya...


Fotos de la celebración de Maha Shivaratri en la India

Te podría interesar:

Cuando los hombres dicen no: razones por las que ellos no quieren sexo

Por: pijamasurf - 03/10/2013

La ajetreada vida moderna o falta de comunicación podrían cambiar el paradigma de los intercambios sexuales, elevando los niveles de insatisfacción femenina.

nosex

Los mass media y Hollywood nos han aleccionado en los roles tradicionales: el hombre busca sexo y la mujer lo administra según las reglas ocultas de su inextricable deseo. Los clichés dictan que en las relaciones heterosexuales el género masculino es una creatura perpetuamente hambrienta de sexo (al menos en sus años de mayor actividad), mientras la mujer suele ser quien antepone pretextos relacionados con “el mood”, jaquecas, cansancio o menstruación para no tener sexo. Pero según algunas fuentes femeninas la tendencia podría estarse revirtiendo. 

Bajo el pseudónimo de Siobahn Rosen, una bloguera activa la alerta sexual al denunciar que es un fenómeno cada vez más extendido que los hombres no cumplan las expectativas sexuales de sus parejas femeninas con respecto al sexo. La velocidad de la vida moderna, la necesidad de levantarse temprano para internarse en el calvario del transporte público o el tráfico vehicular, o incluso los tabúes y mitos aún predominantes respecto a la funcionalidad sexual de los varones abren cada vez más la brecha entre las parejas durante las horas nocturnas.

“No es una visita al dentista, es sexo”, dice una indignada Rosen. Y tiene razón: en ocasiones la negativa a tener relaciones sexuales con nuestras parejas (sean cuales sean nuestras preferencias sexuales) obedece a razones válidas de orden físico, emocional o laboral; sin embargo, debemos considerar que al estar en una relación accedemos a un conjunto de acuerdos que implican considerar —y satisfacer, en la medida de lo posible y en ocasiones de lo imposible— las necesidades de nuestra pareja. Además, las ventajas son para ambos.

Pero, ¿cuánto sexo es suficiente? Según Rosen, en una pequeña encuesta con su grupo de amigas en la misma situación (de insatisfacción), los problemas se presentan cuando las relaciones sexuales con sus parejas masculinas se presentan menos de una vez a la semana. Y es que según ella los hombres no consideran la perspectiva de amplio espectro: “¿Acostarse cuatro o cinco veces a la semana? Eso estaría bien.” El punto es: “Trata de decir ‘sí’ más a menudo.”

No desear tener relaciones sexuales no vuelve a un hombre impotente, ni a una mujer frígida: son decisiones contingentes que los seres humanos tomamos subjetivamente con respecto a nuestro cuerpo y en la negociación con el cuerpo del otro. Sin embargo, hombres y mujeres debemos considerar a nuestras parejas la próxima vez que tal-vez-no-se-nos-antoje-tanto, y que un poco de esfuerzo invertido en el placer del otro podría producir la misma consideración para nosotros en el futuro.

 

[GQ]