*

Estamos al borde de un monopolio cervecero mundial

Por: pijamasurf - 03/09/2013

La enorme compañía AB InBev ha absorbido una buena cantidad de cervecerías en todo el mundo. Su siguiente plan es comprar a Grupo Modelo.

monopolyLas guerras frías no siempre involucran armas, en algunos casos los instrumentos de daño son simplemente estrategias. Las grandes firmas se están preparando para la conquista total del mercado global y al parecer ninguna de las leyes antimonopolios alrededor del mundo ha funcionado.

En el mercado cervecero está creciendo un monstruo voraz: Anheuser-Busch In Bev, dueño de Budweiser, y su siguiente ingesta es el Grupo Modelo.

En Estados Unidos el Departamento de Justicia está preocupado porque el conglomerado estadounidense se encuentra a un paso de ser un monopolio insaciable. En enero el departamento demandó a la compañía para prevenir que absorba al Grupo Modelo, una compañía de la que ya poseen 50 por ciento del capital.

El caso no se fundamenta con documentos acerca de algún plan secreto, o algo parecido, sino que economistas del Departamento de Justicia predicen a través de teorías y modelos complejos acerca del comportamiento de los conglomerados.

Durante décadas Anheuser-Busch ha empleado lo que muchos especialistas llaman una “estrategia de gatillo”, que es la destrucción mutua asegurada con anticipación. Anheuser Busch “advierte” a su competencia que si bajan sus precios comenzará una guerra de ventas. En 1988, Miller and Coors bajó sus precios y Anheuser Busch bajó el precio de Bud y todas sus demás marcas. En ese momento August Busch III dijo a la revista Fortune: “No queremos iniciar un baño de sangre, pero nosotros responderemos a lo que haga la competencia.” Miller and Coors pronto quitó el descuento de sus bebidas. La estrategia de gatillo es legal y muchos sectores industriales la ocupan para mantener sus precios inflados. 

Según el Departamento de Justicia, AB InBev quiere comprar a Grupo Modelo porque ser dueño de Corona permitiría al conglomerado elevar los precios de todas sus marcas y en caso de elevarlos, por ejemplo, un tres por ciento, obtendrían una ganancia de $1 billon de dólares al año.
La firma brasileña Companhia de Bebidas das Américas, o AB InBev surgió para debilitar a la competencia y canalizar las ganancias para comprarla. Esta compañía se tragó varias firmas latinoamericanas y, en 2004, se fundió con Interbrew, el gigante belga. Así nació InBev, que después absorbió a Anheuser-Busch, a la tercera cervecería China más grande y a la compañía canadiense Labatt. El objetivo de absorber Grupo Modelo es prepararse para gran pelea del mercado.

[The New York Times]

 

Conecta con Pijamasurf