*

X

"Aquí va a correr sangre": fotógrafa cuestiona la vergüenza pública asociada a la menstruación

Salud

Por: pijamasurf - 03/26/2013

Históricamente, muchas de las cosas que suceden de la cintura hacia abajo son objeto de vergüenza y de disimulo, de tabú, de hecho que ocurre pero se niega o se ignora, del que se habla pero solo a través del sentido figurado y la metáfora cuidadosamente elaborada, a veces también por medio de la socarronería y la broma.

Tal es el caso, entre varios otros, de la menstruación, ese fenómeno del cuerpo que culturalmente se ha considerado una especie de “cuota” evolutiva que las mujeres tienen que pagar por tener la capacidad de concebir. En este sentido, se trata de algo en torno a lo cual se asocian ideas y valores con cierta carga negativa, de algo que tiene que ocultarse y, cuando esto no es posible, algo sobre lo cual hay que avergonzarse, especialmente cuando se tiene la desgracia de que esta ocurra en público.

Para cuestionar este tabú, la fotógrafa Emma Arvida Bystrom realizó la serie There Will Be Blood, una frase que también fue usada por Paul Thomas Anderson como título de una de sus película y la cual podría traducirse como “Correrá sangre”.

Los retratos de Bystrom son, hasta cierto punto, simples: mujeres en actividades cotidianas que destacan de inmediato por un hilo de sangre o una mancha franca que corre o se acumula en su zona genital. Las mujeres corren, revisan su teléfono portátil, se besan con su pareja, sin que la menstruación afecte estas actividades, anodinas en última instancia ―como también lo es la menstruación.

[Huffington Post]

Te podría interesar:

Doctores recetan exclusivo nuevo álbum de Brian Eno en hospital británico

Salud

Por: pijamasurf - 03/26/2013

El padre del ambient lleva su música a cumplir funciones de sanación con dos instalaciones en un hospital, entre las que se incluye el disco "Quiet Room for Montefiore" que sólo podrán escuchar los internos en una habitación especial.

eno

Los sonidos de Brian Eno capturan electrónicamente ritmos orgánicos a veces ideales para meditar o relajarse. El padre del ambient es sin duda uno de los músicos más evolucionados de la escena contemporánea, habiendo logrado sintetizar armónicamente las sensaciones del espacio y creado algoritmos para generar música inteligente. Sabiendo que la música puede ser medicina, es lógico voltear a Eno para usar tecnología sonora en beneficio de pacientes.

El Hospital Montefiore en Hove, Inglaterra, recientemente develó dos instalaciones audiovisuales diseñadas por Eno para proveer alivio a los internos del duro ambiente  que se respira en la clínica. En el lobby del hospital permanentemente se proyecan los 77 Million Paintings del artista británico, usando sus técnicas de música generativa para desplegar una combinación interminable de permutaciones audiovisuales. La segunda obra es un nuevo disco titulado  Quiet Room for Montefiore  que sólo podrá ser escuchado por los internos del hospital --lo cual quizás hará que algunos fans busquen ser admitidos a Montefiore, enfermedad incluida o no.

Eno ha dicho que el paso es natural ya que "he trabajado con la idea de música funcional por varios años". Sin duda un exquisito regalo para las personas que sufren algún tipo de enfermedad --refugios cristalinos de sonido que diluyen las penas. Y al parecer la idea ha sido bien recibida ya que otros 4 hospitales se encuentran en pláticas para instalar habitaciones con la música de Brian Eno, a quien desde ahora podemos llamar literalmente "curandero musical".

[Long Now]