*

X

Video propagandístico de Corea del Norte fantasea sobre la destrucción de Nueva York

Por: pijamasurf - 02/07/2013

La confrontación entre Occidente y Oriente ha conocido, a lo largo dela historia, expresiones muy diversas, desde la conocida historia del rapto de Europa por parte de Zeus (según algunos mitógrafos metáfora de una adversidad política entre Grecia y Asia Menor) hasta las Cruzadas o, como en la segunda mitad del siglo XX, la oposición entre capitalismo y comunismo y los países alineados en uno y otro bloque.

Como reminiscencia de esa última circunstancia se encuentra, en nuestra época, el gobierno de Corea del Norte, amparado aún en ese comunismo de Estado que, como en la URSS o la Alemania oriental, tiene como fundamento un amplio control del gobierno sobre sus ciudadanos, tanto que por medio de recursos como la propaganda, busca incluso influir en los pensamientos y las ideas de las personas, tornándolas, en la medida de lo posible, a favor de sus propios intereses.

Como muestra, este singular video publicado recientemente por el gobierno norcoreano en el que un hombre ―¿sinécdoque del país entero para el ideólogo que lo fraguó?― fantasea con la destrucción de Nueva York, “el nido del demonio que habitualmente ha provocado guerras de invasión”, según se lee en algún momento de la grabación.

La premisa narrativa es simple aunque elocuente: un norcoreano común y corriente narra un sueño recién tenido en el que se ve a bordo del Eunha 9, un cohete del cual se desprende la nave Kwangmyungsong 21 que él mismo pilotea, poniendo rumbo hacia Estados Unidos y concretamente hacia Nueva York, la cual verá entre ruinas y humos de destrucción aunque solo después de haber contemplado la silueta de la Tierra y, como en una fantasía premonitoria, ciudadanos del mundo reunidos bajo la bandera de la Unificación.

El video concluye con esta advertencia: “Estoy seguro de que mi sueño se hará realidad. Incluso el fin absoluto de los planes imperialistas. Ver a nuestro país de la Montaña Bakedu prosperar sólidamente en la reunificación, no prevendrá a nuestro pueblo de ir en pos de la victoria final”.

¿Por qué un sueño? ¿Por qué un cohete? ¿Por qué la vista del espacio exterior? ¿Por qué We Are The World?

Y es que ese, a fin de cuentas, es el propósito de toda propaganda, aquello en lo que se igualan los gobiernos y las empresas, comunistas y capitalistas por igual, la búsqueda esencial de todo aquel que tiene poder y teme perderlo: controlar tanto como se pueda, utilizando cualquier recurso que no ponga en riesgo su posición supuestamente dominante.

[Washington Post]

Drogas para mejorar relaciones amorosas

Por: pijamasurf - 02/07/2013

Un grupo de científicos debate la posibilidad de mejorar relaciones al utilizar drogas que simulen un estado de enamoramiento permanente.

El matrimonio, una relación monógama entre dos personas existe virtualmente en todas las culturas del mundo, sin embargo, se ha vuelto evidente que es dificíl mantener esas relaciones debido a razones sociales y también razones de bioquímica. Un grupo de científicos propone el uso de drogas que simulen el enamoramiento para mantener a parejas felices y unidas por más años.

Brian Earp explica que en la antigüedad el enamoriamento surgía entre dos personas por razones de supervivencia; un bebé tenía más posibilidades de sobrevivir si contaba con dos padres que lo cuidaran, criaran y alimentaran. Mientras más tiempo durara el enamoramiento más tiempo tenían los padres para reproducirse y criar a más infantes, y mientras más hijos tuvieran, más crecía su afecto. 

El problema de las relaciones modernas es que al vivir más ya no nos reproducimos hasta morir, entonces la cuestión de supervivencia es relevante solo hasta que nuestros hijos llegan a cierta edad. Permanecer en pareja ya no es necesario para sobrevivir y como consecuencia, el amor pierde importancia.

Algunos se oponen a la intervención química en cuestiones del amor porque lo consideran algo espiritual, un enlace entre dos almas gemelas. 

El especialista en ética Brian Earp y sus colegas Anders Sandberg y Julian Savulescu de la Universidad de Oxford explican que el uso de drogas amorosas no sería nada nuevo, por ejemplo, si una persona en una relación sufre de depresión, tiende a llevar a su pareja a sentirse mal también, por lo que una intervención química (anti-depresivos) los ayuda a ambos. Las drogas del amor funcionarían de la misma manera, pero en vez de felicidad general, las personas sentirían amor.

Antes de su prohibición, los terapeutas utilizaban MDMA para tratar a parejas en crisis. La droga hacía que los pacientes sintieran una especie de euforia y sentían más cariño por su pareja. 

 Las drogas del amor también podrían utilizarse para fortalecer las relaciones entre madres apáticas y sus hijos, por ejemplo en la Universidad de Zurich descubrieron que un spray nasal de oxitocina, conocida por ser la hormona que propicia los lazos afectivos entre madres y sus recién nacidos, también relaja a las parejas conflictivas. 

Los científicos también defienden el uso de drogas anti-amor para finalizar relaciones nocivas, por ejemplo relaciones abusivas y con sectas. Actualmente los científicos experimentan cómo romper lazos afectivos usando dopamina en roedores monógamos. 

Las drogas amorosas se enfrentan a muchos problemas. Algunos argumentan que un rompimiento no es nocivo ya que las sensaciones de dolor ayudan a madurar. También existe el temor que las drogas de anti-amor puedan ser mal utilizadas para “curar” a homosexuales o para terminar con relaciones funcionales.

Las cuestiones éticas que rodean a las drogas amorosas dificulta su legalización, sin embargo los científicos que defienden su uso siguen trabajando para mejorar drogas que al largo plazo fovereceran las relaciones humanas. 

[The Atlantic]