*

X

En Japón rompen récord de botargas bailando (VIDEO)

Por: pijamasurf - 02/21/2013

El sábado se presentaron más de 140 peculiares personajes disfrazados para romper el Récord Guinness de mayor numero de botargas bailando al unísono.

De las 141 botargas que se presentaron al evento, 134 de ellas lograron bailar por cinco minutos en sincronía.

Las botargas conocidas como yuru-kyara, lograron batir el récord en su tercer intento cuando bailaron al son de 'El baile de la barba' canción por The Drifters, una banda Japonesa, más del 95 por ciento de ellos se mantuvieron la sincronía.

Yuru-kyara significa 'personajes sueltos' y son muy populares en Japón. Compañías, campañas y gobiernos los utilizan para promover marcas. Calculan que en el país hay más de mil yuru-kyara. Los personajes que representan varían desde el Partido Liberal Democrático a causas como el reciclaje.

Desde hace tres años, Japón a sido la sede del Grand Prix Yuru-Kyara que corona a la botarga más popular del país. El último evento celebrado en el 2012 contó con la presencia de más de 800 botargas, pero hasta ahora no habían bailado al unísono.

En el vídeo se puede apreciar la alegre y cómica presentación, seguida de la alegría que causó establecer un nuevo récord.

[Huffington Post]

 

Te podría interesar:

¿Qué tanto afecta la marihuana tu habilidad frente al volante? (VIDEO)

Por: pijamasurf - 02/21/2013

Un experimento nunca antes hecho: voluntarios que fumaron diferentes dosis marihuana para que sus habilidades de manejo fueran analizadas por expertos.

 

KIRO TV realizó en Washington un estudio nunca antes hecho, en el que tres voluntarios fumaron marihuana y manejaron bajo la influencia de esta droga.  KIRO analizó los niveles de marihuana en la sangre de cada voluntario antes de fumar, montó un examen de manejo y buscó a Casey Lee, experta en reconocimiento de drogas, quien identificó la cepa que fumarían los voluntarios como "Blueberry Train Wreck", un nombre irónico y elocuente para las cualidades de la variedad. Por último, el departamento de policía del condado de Thurston contribuyó a examinar las habilidades básicas de manejo.

En el carro, con los voluntarios iba el instructor de una escuela de manejo local, Mike Jackson, quien tenía un freno de su lado para seguridad.

La primera voluntaria, Addy Norton, es una paciente tratada con marihuana medicinal y asidua consumidora de la hierba. El análisis de sangre mostró que Norton acudió a la prueba con 3 veces el límite legal (5 nanogramos) para manejar bajo la influencia de marihuana. En el recorrido, la mujer se detuvo muy cerca de una señal de alto y esquivó una de las cámaras de KIRO, sin embargo, el instructor dijo manejó bien. 

El segundo voluntario fue un hombre de 34 años llamado Dylan Evans, que fuma hierba sólo los fines de semana. Su análisis de sangre no mostró marihuana en su sistema.

El tercer voluntario fue un hombre de 56 años llamado Jeff Underberg, que fuma ocasionalmente. Tampoco mostró marihuana en su sistema.

Después de que los voluntarios fumaron marihuana, cada uno 3 décimos de un gramo, KIRO les preguntó cómo se sentían.  Las respuestas fueron “Estoy muy atontado” (Underberg), “Relajado y atontado” (Evans) y “Todavía no siento el efecto” (Norton).

Norton hizo una segunda vuelta, manejó un poco más lento de lo que debería y en algún punto chocó contra un cono naranja.  Un examen de sangre mostró que Norton estaba 7 veces arriba del nivel legal de intoxicación para manejar bajo influencia de marihuana, pero con 36.7 nanogramos de marihuana en sus sistema, aún manejaba bien.

Después de 3 décimos de un gramo de hierba, Evans manejó bien, pese a que rebasaba 5 veces el nivel permitido.

Underberg manejó lento en su segundo recorrido. Los análisis demostraron que pasaba 4 veces el nivel legal de marihuana en su sistema y aunque manejaba lento, lo hacía bien.

KIRO hizo que los voluntarios fumaran hasta que en total hubieran consumido 9 décimos de gramo de hierba. A este nivel comenzaban a notarse los efectos y los voluntarios dijeron que estaban muy drogados. El instructor tuvo que tomar el volante para que Evans no arrollara a un fotógrafo. Underberg tiró un cono y Norton, aunque se mostró eufórica tras el volante, no cometió faltas. KIRO permitió a Norton fumar más, hasta que su consumo total fue de 1.4 gramos. Ese último recorrido fue en el que Norton manejó peor.

Por último el oficial del condado sometió a los voluntarios a una evaluación de 12 pasos, analizando su equilibrio, su pulso y su presión sanguínea. El oficial afirmó que hubiera podido arrestarlos por encontrarse bajo influencia de marihuana.

Este experimento demuestra que, contrario a lo que piensan muchos,  los conductores bajo influencia del alcohol son mucho más peligrosos que bajo los efectos de la marihuana.

[kirotv.com]