*

X

El nuevo alucinógeno "N-Bomb" (o "LSD legal") causa temor en EU

Por: pijamasurf - 02/21/2013

En el condado de St. Louis, Missouri, el nacimiento de una nueva droga está causando polémica. Se trata de la N-Bomb, una molécula sintetizada con efectos muy parecidos al LSD.

La policía del condado de St. Louis, Missouri ha detectado la producción de un alucinógeno nuevo, uno más entre la incesante serie de drogas de diseño que alteran las moléculas de drogas preexistentes para burlar la ley (como ha ocurrido en los últimos años con la familia de las fenetilaminas, encabezada por el 2CB).

La droga sintética es conocida como “N-Bomb”, “Legal Acid” o “Smiles” y se cree que está relacionada con muertes en otras partes del EU incluyendo California, Louisiana, Minnesota, Dakota del Norte y Virgina. Su fórmula química es 2C-1-NBOMe o 25INBOMe, y según afirma la policía, es extremadamente potente. Se trata de un derivado de mescalina pero tiene una composición química distinta. Se consume por medio de la ingestión de un papel en el que se absorbe la droga, como el LSD.

La N-Bomb fue prohibida el año pasado en Virginia y más tarde en Lousiana tras la muerte de un chico de 21 años en el festival de música de New Orleans en noviembre. El New Orleans Times-Picayune reportó que, aparentemente, un extraño le dio N-Bomb al chico, quien se convulsionó poco tiempo después.

Cary Alves, de Chesterfield, contó su experiencia en la reunión del consejo de la ciudad para advertir a la gente sobre la sustancia. Dijo que creía probable que su hija de 15 años la hubiera ingerido por equivocación en una fiesta en Wildwood. Alves, dijo al Post Dispatch que su hija había regresado de aquella fiesta intoxicada, alucinando y altamente sensible a la luz y al sonido. “Ella creía que estaba murmurando cuando realmente estaba gritando” dijo Alves, agregando la adolescente se quejó por lo brillante de las luces y no podía abrir los ojos.

Inicialmente, Alves creía que su hija se sentía mal porque había tomado una mezcla de Mountain Dew con alcohol y dijo que no fue hasta después cuando sospechó que su hija había consumido otra droga. Cuando contactó a la policía y describió los síntomas de su hija, fue informada sobre los efectos del N-bomb. Alves dijo que no sabía nada más acerca de la droga pero que esperaba que hablar de la experiencia con su hija pudiera ayudar a otros a evitar que sus hijos sufrieran sobredosis.

James Shroba, agente especial de la Drug Enforcement Administration en St. Louis, dijo que el uso de la N-Bomb ha florecido en Estados Unidos el último año, y recientemente en el área de St. Louis. También dijo que la droga se adquiere principalmente por internet y generalmente se envía desde China, en polvo para disolver. Como el LSD, esta droga se puede absorber por la piel.

Shroba afirmó que la DEA está intentando prohibir las sustancias este año, pero el panorama es complicado porque los productores de drogas usan compuestos químicos alternativos para crear sustancias que tienen el mismo efecto en el cerebro que las sustancias ilegales.

Hasta el momento es difícil decir si se trata de la típica reacción exagerada de la policía y los medios --siendo que algunas facciones suelen satanizar las drogas sin fijarse mucho en la data dura-- o si en realidad esta droga es tan peligrosa como se está publicitando. Recordemos la famosa frase de Terence Mckenna (que él mismo asignó a Tim Leary) "El LSD es una sustancia psicodélica que causa  ocasionalmente comportamientos  psicóticos en personas que no lo han tomado".

[St Louis Post-Dispatch]

¿Qué tanto afecta la marihuana tu habilidad frente al volante? (VIDEO)

Por: pijamasurf - 02/21/2013

Un experimento nunca antes hecho: voluntarios que fumaron diferentes dosis marihuana para que sus habilidades de manejo fueran analizadas por expertos.

 

KIRO TV realizó en Washington un estudio nunca antes hecho, en el que tres voluntarios fumaron marihuana y manejaron bajo la influencia de esta droga.  KIRO analizó los niveles de marihuana en la sangre de cada voluntario antes de fumar, montó un examen de manejo y buscó a Casey Lee, experta en reconocimiento de drogas, quien identificó la cepa que fumarían los voluntarios como "Blueberry Train Wreck", un nombre irónico y elocuente para las cualidades de la variedad. Por último, el departamento de policía del condado de Thurston contribuyó a examinar las habilidades básicas de manejo.

En el carro, con los voluntarios iba el instructor de una escuela de manejo local, Mike Jackson, quien tenía un freno de su lado para seguridad.

La primera voluntaria, Addy Norton, es una paciente tratada con marihuana medicinal y asidua consumidora de la hierba. El análisis de sangre mostró que Norton acudió a la prueba con 3 veces el límite legal (5 nanogramos) para manejar bajo la influencia de marihuana. En el recorrido, la mujer se detuvo muy cerca de una señal de alto y esquivó una de las cámaras de KIRO, sin embargo, el instructor dijo manejó bien. 

El segundo voluntario fue un hombre de 34 años llamado Dylan Evans, que fuma hierba sólo los fines de semana. Su análisis de sangre no mostró marihuana en su sistema.

El tercer voluntario fue un hombre de 56 años llamado Jeff Underberg, que fuma ocasionalmente. Tampoco mostró marihuana en su sistema.

Después de que los voluntarios fumaron marihuana, cada uno 3 décimos de un gramo, KIRO les preguntó cómo se sentían.  Las respuestas fueron “Estoy muy atontado” (Underberg), “Relajado y atontado” (Evans) y “Todavía no siento el efecto” (Norton).

Norton hizo una segunda vuelta, manejó un poco más lento de lo que debería y en algún punto chocó contra un cono naranja.  Un examen de sangre mostró que Norton estaba 7 veces arriba del nivel legal de intoxicación para manejar bajo influencia de marihuana, pero con 36.7 nanogramos de marihuana en sus sistema, aún manejaba bien.

Después de 3 décimos de un gramo de hierba, Evans manejó bien, pese a que rebasaba 5 veces el nivel permitido.

Underberg manejó lento en su segundo recorrido. Los análisis demostraron que pasaba 4 veces el nivel legal de marihuana en su sistema y aunque manejaba lento, lo hacía bien.

KIRO hizo que los voluntarios fumaran hasta que en total hubieran consumido 9 décimos de gramo de hierba. A este nivel comenzaban a notarse los efectos y los voluntarios dijeron que estaban muy drogados. El instructor tuvo que tomar el volante para que Evans no arrollara a un fotógrafo. Underberg tiró un cono y Norton, aunque se mostró eufórica tras el volante, no cometió faltas. KIRO permitió a Norton fumar más, hasta que su consumo total fue de 1.4 gramos. Ese último recorrido fue en el que Norton manejó peor.

Por último el oficial del condado sometió a los voluntarios a una evaluación de 12 pasos, analizando su equilibrio, su pulso y su presión sanguínea. El oficial afirmó que hubiera podido arrestarlos por encontrarse bajo influencia de marihuana.

Este experimento demuestra que, contrario a lo que piensan muchos,  los conductores bajo influencia del alcohol son mucho más peligrosos que bajo los efectos de la marihuana.

[kirotv.com]