Pijama Surf

Jorge Ibargüengoitia, el mexicano que supo interpretar al mexicano

El día de hoy recordamos la obra de este escritor mexicano que nació hace 85 años, y supo entender nuestra idiosincrasia con inconfundible humor reflexivo.

Por: Ana Paula de la Torre - 22/01/2013 a las 18:01:48

Jorge Ibargüengoitia no fue un escritor común. Su astucia y análisis lo ayudó a formar un estilo satírico de escritura, un desarrollo muy puntual de los personajes (por su formación como dramaturgo) y una atinada interpretación del ejercicio del poder en México –esto último no solo desde los actores “de arriba”, sino desde una vivencia de la realidad del mexicano común–.

Existen múltiples intentos por entender la lógica cultural en general del mexicano – “ A qué le tiras mexicano cuando duermes”–, desde Octavio Paz hasta el polémico Jorge Castañeda, han existido interpretaciones del letargo que como sociedad parece envolvernos.

La diferencia de Jorge Ibargüengoitia, es que fuera de desarrollar teorías de porqué los mexicanos somos como somos, genera historias, en las que crea un espejo del que difícilmente podemos zafarnos. Ese “no tomarnos demasiado en serio la vida”, nos lleva a permitir  abusos e injusticias por comodidad. Aunque a largo plazo esa comodidad sea ficticia.

Sobre su estilo de escritura sarcástica, el mismo Ibargüengoitia decía: “Yo creo que he sido un escritor cómico, pero no soy burlón. La burla supone algo de odio o de crueldad, o de desprecio. Generalmente trato de escribir sobre algo que me produce cierta simpatía”. Y es que recordemos que no es lo mismo sarcasmo que cinismo. El sarcasmo lleva algo de genialidad y humor, mientras que el cinismo lleva con él desvergüenza.

Aquí comparto algunos de los títulos de las novelas de Jorge Ibargüengoitia. Recordemos que para cambiar realidades hay que leer la vida sin frustración, lo cual representa una de las mayores virtudes de este escritor:

  • Los relámpagos de agosto. México: Joaquín Mortiz, 1965. Premio Casa de las Américas, 1964. La narración presenta las memorias de un caudillo revolucionario a principios del siglo XX.
  • Maten al león. México: Joaquín Mortiz, 1969. Basado en las vicisitudes de un atentado contra un tirano latinoamericano.
  • Estas ruinas que ves. México: Novaro, 1975. Premio de Novela México 1974. Llevado a la pantalla grande con el mismo título.
  • Las muertas. México: Joaquín Mortiz, 1977. Narra el escándalo de Las Poquianchis acaecido en un prostíbulo de San Francisco del Rincón, en los años cincuenta y principios de los sesenta.
  • Dos crímenes. México: Joaquín Mortiz, 1979.
  • Los conspiradores. Barcelona: Argos Vergara, 1981.
  • Los pasos de López. México: Océano, 1982. Cuenta las andanzas de los insurgentes mexicanos, héroes de la independencia. Los personajes son ficticios, aunque alguno está libremente inspirado en figuras históricas, como la del cura Miguel Hidalgo. Este libro es la edición mexicana de Los conspiradores.

Twitter del autor: @AnaPauladelaTD


  1. quique lomeli dice:

    por cierto, en
    ebookbrowse . com / ibarguengoitia-jorge-la-ley-de-herodes-pdf-d348973968 ( elimina los espacios vacíos, pijamasurf no acepta links )
    puedes leer “la ley de herodes” ( página seis ) y con ello darte cuenta de que va, es un relato socarrón que busca poner en evidencia a la “izquierda” mexicana; de hecho es muy actual.
    espero puedas darte un tiempo para leerlo, sobre todo antes de escribir sobre ello.

    ql

  2. quique lomeli dice:

    ana paula.

    te recomiendo leer la crónica cotidiana de ibargüengoitia, puedes encontrar una veta larga para artículos como el presente, o quizá más profundos; hay varias antologías en javier mortiz:

    la casa de usted y otros viajes.
    ¿olvida usted su equipaje?
    misterios de la vida diaria

    ideas en venta ( de este me acuerdo poco, igual y me equivoco )

    y si no sale nada para escribir por lo menos te divertirás un buen rato.

    ql

  3. Ramcerva dice:

    Gracias por el título y la foto, por gente como tú el mundo tiene pensado como es el mexicano, todo pais en el que he laborado como programador lo primero que viene a la mente de el equipo es que un mexicano es webon y al conocer la manera de mi trabajo se sorprenden pues tienen un concepto como el que muestras con el título y la foto, che weona.

  4. Dr. yibri da loyer dice:

    vaya, hasta que escriben algo de un buen escritor, ya nos habíamos aburrido de las excentricidades de Dick, Crowley y compañía; aunque la Ley de Herodes no es ni novela y no tiene nada que ver con la película de Estrada

  5. Ana Paula de la Torre dice:

    Sí, tienes razón, tal vez es más bien un mito que está inspirada ahí. Lo que sí, es que la peli tiene mucho de su estilo, en la interpretación de entramajes de poder.

  6. Natz dice:

    Sólo por anotar: “La ley de Herodes” es un libro de cuentos, no una novela. Una de las historias ahí reunidas lleva el mismo nombre, pero ni esta ni ninguna de las incluidas dentro de la obra tienen nada que ver con la película.