*

X

El pionero del ADN James Watson crítica los métodos tradicionales de combatir el cáncer

Salud

Por: pijamasurf - 01/13/2013

El codescubridor de la doble hélice del ADN señala que el establecimiento que combate el cáncer actualmente tiene notables falencias en su acercamiento a encontrar una cura para esta enfermedad

En un reciente artículo publicado en Open Biology titulado "We now have no general of influence, much less power ... leading our country's War on Cancer.", el codescubridor de la estructura helicoidal del ADN, James Watson, criticó la forma en la que el gobierno y el Big Pharma han llevado a cabo la llamada guerra contra el cáncer. Watson dijo que el proyecto de 100 millones de dólares para determinar los cambios en el ADN que forman hasta nueve tipos de cáncer "no producirá ninguna de las medicinas avanzadas que tan desesperadamente necesitamos". Y argumentó que la perspectiva a favor de los antioxidantes para combatir el cáncer es errónea desde su concepción.

La moderna hipótesis de que secuenciar el ADN permitiría hallar genes específicos que, al mutar, causan el cáncer y a partir de esto desarrollar poderosos fármacos no ha traído resultados. Al bloquear con un fármaco una vía de crecimiento para el cáncer, las células de esta enfermedad se activan encontrando otra vía igualmente efectiva.

Watson promueve otro acercamiento: atacar características que todas las células cancerígenas comparten. Unos de estos comunes denominadores son los radicales libres de oxígeno (especies reactivas de oxígeno). Estas formas de oxígenos descomponen partes de la célula como el ADN (supuestamente los antioxidantes son saludables porque limpian los dañinos radicales de oxígeno). 

Pero la radiación y la quimoterapia matan las células generando radicales de oxígeno que detonan suicidio celular. Si un paciente empieza a comer moras y otros antioxidantes, puede que impida que las terapias funcionen, según Watson.

Algunas investigaciones sugieren que antioxidantes como la vitamina E aumentan el riesgo al cáncer y pueden disminuir la esperanza de vida.Sustancias que bloquean los antioxidantes pueden hacer que fármacos contra el cáncer sean más efectivos. En general, cualquier cosa que mantenga las células cancerígenas llenas de radicales de oxígeno parece ser un buen componente para el tratamiento.

Watson propone una proteína llamada Myc, que controla más de mil moléculas dentro de las células, incluyendo algunas involucradas en el cáncer. Algunos estudios sugieren que que apagar estas proteínas puede provocar un proceso de autodestrucción del cáncer llamado apoptosis.

Pero este prometedor tratamiento no está siendo abrazado por la industria. "El mayor obstáculo en contra el cáncer", escribió Watson, "puede ser la naturaleza inherentemente conservadora de los establecimientos de investigación del cáncer" y mientras esto siga así "curar el cáncer siempre estará 10 a 20 años a la distancia". Quizás otra de las razones por las cuales el cáncer parece perpetuarse es que es el más grande negocio para las grandes farmacéuticas, en cuyo modelo de negocio una cura total es un suicidio financiero.

[Reuters]

Médicos ingleses prescriben lectura de poesía y novela como cura para la depresión y la ansiedad

Salud

Por: pijamasurf - 01/13/2013

Como parte del tratamiento contra la depresión y la ansiedad, asociaciones médicas y de bibliotecarios en Inglaterra se unen para prescribir la literatura como cura para estas enfermedades mentales.

En Pijama Surf hemos hablando en varias ocasiones sobre el poder empático de la literatura, ese rasgo netamente humano que hace a la letra escrita vehículo de conexión y de lazo, de experimentación en carne propia de emociones, situaciones y pensamientos aparentemente ficticios pero que nuestro cerebro es capaz de volverlos casi reales. Desde Aristóteles hasta Roland Barthes y teóricos más cercanos, en nuestra época, a la neurociencia en su cruce con la estética, se ha documentado profusamente esa posibilidad transformadora de la literatura.

Siguiendo un poco esta tendencia, médicos en Inglaterra se preparan para prescribir la lectura de poesía y narrativa a enfermos mentales como parte de su tratamiento terapéutico.

Apoyados por el gobierno del país y en colaboración con asociaciones locales de bibliotecarios, los doctores comenzarán a enviar a sus pacientes que sufren ansiedad y depresión a su biblioteca más cercana en busca de determinados títulos, en particular de poesía y novela, aunque también del llamado género de “autoayuda”.

La lista de libros fue elaborada por la asociación Reading Agency, en incluye títulos explícitos como El manual para sentirse bien (The Feeling Good Handbook) pero también una interesante selección de “Libros para boostear tu ánimo”, en la cual se incluyen obras de conocidos humoristas anglófonos como Bill Bryson o el clásico Breve historia del mundo del historiador del arte Ernst H. Gombrich.

La iniciativa permite que los médicos ordenen en su receta una membresía a la biblioteca que el paciente tenga a la mano, así como acceso inmediato a los títulos recomendados.

Se trata, sin duda, de un proyecto loable que, por nuestra parte, apoyamos de dos manera. La primera, compartiendo una cita de Kafka que quizá haga reflexionar a alguien sobre el poder curativo de la lectura y, por otro lado, adjuntando en este post una versión en PDF y descargable de Breve historia del mundo, de Ernst H. Gombrich. 

Si el libro que leemos no nos despierta como un puño que nos golpeara en el cráneo, ¿para qué lo leemos? ¿Para que nos haga felices? Dios mío, también seríamos felices si no tuviéramos libros, y podríamos, si fuera necesario, escribir nosotros mismos los libros que nos hagan felices. Pero lo que debemos temer son esos libros que se precipitan sobre nosotros como la mala suerte y que nos perturban profundamente, como la muerte de alguien a quien amamos más que a nosotros mismos, como el suicidio. Un libro debe ser como un pico de hielo que rompa el mar congelado que tenemos dentro.

Kafka, en carta a a Oskar Pollak (1904).

 

 ¿Tú qué libro recomendarías para romper ese mar congelado que llevamos dentro? 

También en Pijama Surf:

¿Puede la poesía transformar el mundo? ¿Cuál es el valor ético de la literatura?

Literatura y neuroprogramación: un código abierto para subir tu propia ficción a la realidad

¿De qué sirve actualmente tener “cultura general”?

[NYT]