*

X

“Blue Monday”: hoy es el día más deprimente del año

Salud

Por: pijamasurf - 01/21/2013

Según la fórmula de un psicólogo británico hoy es el día más deprimente del año; lunes azules en el planeta Tierra, una ventana a la emotividad colectiva

¿Cómo va tú día? ¿Pensamientos suicidas te asaltan sin razón? ¿Te dan ganas de abandonar todos tus proyectos y echarte en el sofá a lamentarte? Espera un poco, tal vez no se deba a ti, quizás sea parte del estado mental colectivo de un lunes azul.

Según el psicólogo Cliff Arnal, de la Universidad de Cardiff en Galés, el tercer lunes de enero corresponde al día más deprimente del año. Esto en base a una fórumla que toma en cuenta el clima, las deudas, el salario, el tiempo que ha transcurrido de Navidad y el tiempo del fracaso de cumplir las resoluciones de año nuevo. Y a esto se le suma el hecho de que es lunes y queda toda la semana de trabajo. Aunque esta fórmula podría ser algo arbitraria, es cierto que en estas fechas es donde se hace más patente el trastorno afectivo estacional, o depresión de invierno.

El argumento va más o menos así:

El clima suele no ser muy amigable en esta época del año en muchos países alrededor del mundo. 

Los propósitos de año nuevo que, esperanzadoramente, se definieron, comienzan a languidecer. 

Las cuentas, producto de la euforia consumista que caracteriza a las festividades navideñas, comienzan a tocar la puerta de nuestras casas.

frac{[Ta+ D-d] T^Q}{M N_a}

tiempo atmosférico=Ta

deuda=d

tiempo que ha transcurrido desde Navidades=T

tiempo desde que hemos abandonado los buenos propósitos para el nuevo año=Q

niveles de motivación bajos=M

necesidad de hacer algo=Na

*Se desconoce la definición de ‘D’

¿Sientes un poco de melancolía? Recuerda que la melancolía, según antiguos estudiosos del hermetismo, es la puerta del oro alquímico, una emoción que puede tramsutarse en poder y sanación.

 

¿So, how does it Feel?

Meditación Vipassana reduce violencia en prisión de máxima seguridad en Alabama

Salud

Por: pijamasurf - 01/21/2013

Asesinos, violadores y otros criminales encuentran la paz interior en un prisión en Alabama después de completar un curso de meditación budista


Asesinos, violadores, ladrones y demás criminales transformados en pacíficos budistas contemplando el flujo de sus pensamientos sin identificarse con ellos. Esto podría ser la trama de una película de comedia catártica, pero también es lo que empieza a suceder en la prisión William E. Donaldson Correctional Facility en Alabama, Estados Unidos.

El director de la prisión Gary Hetzel no entiende bien cómo funciona, sólo sabe que su programa de meditación Vipassana funciona y ha transformado a los presos que han tomado clases de esta técnica de meditación budista que postula la inseparabilidad entre el vacío radiante (o Sunyata) y el mundo de la apariencia.

Aunque solo el 10% de los internos ha completado el curso, las olas de tranquilidad se han esparcido por la prisión. Los cursos consisten en tres días de prepración con ejercicios de respiración en los que los prisioneros aprenden a enfocarse en sus sensaciones corporales y en los que requiere que los prisioneros no se hablen entre sí. Después de completado el curso muchos de los prisioneros han mantenido la costumbre de meditar, algunos hasta 10 horas al día.

Grady Bankhead, asesino convicto, dice que la meditación le ayudó a aceptar la responsabilidad de su crimen y encontrar la paz interior. “He estado aquí 25 años y esto sonará demente pero me considero el hombre más afortunado del mundo”, dice Bankhead, quien parece haner descubierto que la prisión o la libertad son estados mentales.

Según el Departamento de Correcciones en los 100 prisioneros que completaron el programa desde el 2007 se han producido 20% menos acciones disciplinarias.

En la década de los sesenta, Tim Leary llevó a cabo experimentos con presos a los que se les dio psilocibina, el ingrediente agctivo de los hongos alucinógenos, mostrando que aquellos presos que recibieron esta sustancia tenían un menor índice de reincidencia criminal una vez que salían de la prisión.

[Red Ice Creations]