*

X
Esoterismo multimedia y un incitante espíritu iniciático, son solo algunas de las virtudes de este legendario proyecto psico-musical llamado KLF.

Bill Drummond era el manager de Echo & The Bunnymen y una vez que la banda grabó Cocodriles, su primer disco, se dio cuenta que en los árboles de la portada se dibujaba la cabeza de un conejo gigante de mirada malvada. Preguntó al fotógrafo y a las distintas personas involucradas en la producción del disco y a raíz de su comentario todas lo vieron (búsquenlo, también lo verán); claro, para todos no pasó de ser un dato bastante curioso -ya que el propio nombre de la banda tiene una referencia a conejos, pero no para Drummond: su obsesión llegó a tal punto que, para comunicarse con esa "entidad" llegó a basar las giras del grupo en un recorrido que, dibujado sobre Inglaterra, trazaría la cabeza de un conejo.

Años más tarde, luego de abandonar al grupo, ser productor para una discográfica importante y grabar un disco de folk, Drummond abandonó un retiro tanto temporal como prematuro de la música con un objetivo bien claro: grabar la canción perfecta y triunfar… pero a su modo, siguiendo sus propias reglas. Sucede que a mediados de los 70s había musicalizado la producción teatral de la trilogía Illuminatus! en la que el propio Robert Anton Wilson tuvo una breve participación (gritando nada más y nada menos que "Do what thou wilt shall be the whole of the law"). Drummond comenzó a leer la novela para la obra y aproximadamente diez años después, en pleno retiro, volvió a empezar.

No terminó siquiera el primer libro de la trilogía hasta hace unos pocos años, luego de la muerte de RAW, pero los efectos de ese libro iniciático y demencial fueron instantáneos: llamó por teléfono a su amigo Jimmy Cauty y le realizó una propuesta. Mezclar sintetizadores y hip-hop para crear la canción perfecta de pop e infiltrarse en la industria musical, poner una bomba atómica en su seno. Utilizando técnicas de marketing revolucionarias para la época y una simbología ciento por ciento discordianista, decidieron llamarse primero Justified Ancients of Mummu (The JAMs, nombre tomado de una institución que lucha contra los Illuminati en la ficción) pero lograron su primer éxito bajo el nombre The Timelords al hacer una canción tomando distintos elementos de la popular y arquetípica serie de ciencia ficción Doctor Who.

Los grupos musicales suelen tener una agenda común una vez que logran su primer éxito, pero no estoy hablando de un caso habitual: una vez logrado el objetivo inicial los dos miembros de la banda que sería conocida mundialmente como KLF escribieron un libro (The Manual: How to Have a Number One the Easy Way), una guía que describe paso por paso cómo crear un hit musical y 25 años después algunos de los conjuntos más exitosos del pop siguen utilizándolo a la hora de componer. Pero algo sucedió en ese momento que arrasó con la cultura por completo: el éxtasis y las raves. KLF surfeó la ola como si hubieran nacido para hacerlo y se alejaron del hip-hop (en el que no eran tan buenos, después de todo) para dedicarse de lleno al pop y al acid house. Con esta misma fórmula y siempre desde afuera del sistema, publicando comunicados de prensa en los que continuaban la narrativa de la ficción de la cual tomaron su iconografía, llamando a la liberación del individuo y a luchar contra el orden establecido, lograron éxito tras éxito tras éxito, llegando a tener el número 1 en los principales países europeos y vendiendo millones de copias de sus EPs.

Tenían las canciones más populares teniendo el control, haciendo las cosas a su modo. Por ejemplo, qué significan las siglas, "KLF"? Del mismo modo que la A.:.A.:., su significado cambiaba con el tiempo y todo verdadero fanático sabe que en el fondo no significan nada en particular: cualquiera que asigne a las siglas un simbolismo determinado apenas conoce los beats revolucionarios de Drummond y Cauty. Una vez, durante un recital, regalaron al público las veinte mil libras esterlinas que habían cobrado por la noche; otra iniciaron el show repartiendo helado entre los asistentes. Grababan con su sello discográfico, se encargaban de filmar sus videos -hasta filmaron dos películas: nadie les decía qué hacer, eran libres.

Y en los Brit Awards de 1992 fueron elegidos como el mejor grupo musical del año. No recibieron el premio, se habían ido luego de tocar una versión bastante particular de 3am Eternal junto a Extreme Noise Terror, un grupo de grind metal y de disparar con ametralladoras balas de salva al público. Como siempre, los medios especializados catalogaron la acción como un truco publicitario, pero Drummond y Cauty se empezaron a cansar de ser malinterpretados y la consagración trajo consigo un pensamiento inquietante: hasta qué punto estaban afuera de la industria, hasta qué punto eran libres? No era posible que hubiesen estado engañándose todos este tiempo? Había una sola salida posible: destruir a KLF.

Muchos grupos musicales se separan, no es lo que querían: deseaban recuperar sus almas, destruir aquello que los había corrompido. Por lo tanto, eliminaron todas las copias de sus discos de las que tenían control, ocasionándose pérdidas millonarias. El profundo trabajo de limpieza (que los eliminó de los medios masivos completamente) culminó en un acto de resonancias anárquicas completamente irracional para la mayoría. El 23 de agosto de 1994 filmaron cómo quemaban lo último que les quedaba de KLF: un millón de libras en efectivo.

No quisieron regalarlo ni donarlo: sin saber del todo por qué, prendieron fuego la raíz de la alucinación colectiva, el sustento de todas las industrias, eliminaron algo que de hecho no existe y pese a lo cual es imposible pensar en su eliminación. No quisieron que el dinero cambiara de manos, simplemente quisieron que desapareciera. Alrededor de diez años después, tras la muerte de Robert Anton Wilson, Bill Drummond fue invitado a dar una conferencia sobre él: aprovechó la ocasión para terminar de leer la trilogía. Imaginen su sorpresa cuando se enteró que uno de los motivos de la creación de The JAMs era rebelarse contra la aparición del sistema monetario, los intereses y la usura: contra el dinero.

Tras el ritual de 1994 realizaron una gira por toda Inglaterra mostrando la filmación: querían que la gente aportara ideas, les ayudaran a entender y por qué no también les explicaran por qué lo habían hecho. Alan Moore, autor de cómics y ocultista prestó su casa para que la audiencia discutiera sobre el evento: su conclusión fue que KLF había iniciado un diálogo y ahora estaba esperando una respuesta. Pasados 18 años, seguirán esperando?

Twitter del autor: @ferostabio

Tropical Data III: lo mejor de la web de literatura, porno, y el arte del placer

Por: Rafael Toriz - 12/30/2012

La tercera entrega de la excursión sibarita de data que hace Rafael Toriz mensualmente, curaduría de información sobre libros, sexo, gastronomía, música y textos raros en línea

Para celebrar, con oro incienso y mirra, el año que comienza.

Un año nuevo comienza y esa es la mejor excusa para leer de nueva cuenta a Italo Calvino, sobre todo su libro mexicano. Bajo el sol jaguar pretendía ser una exploración sobre los cinco sentidos abordados desde diversos perspectivas. Desafortunadamente Calvino, quien murió de un infarto cerebral 19 de septiembre de 1985 (el mismo día del terremoto que arrasaría con la ciudad de México), no alcanzó a terminarlo y sólo escribió tres cuentos, uno de los cuales –el más original– da la interpretación más lúcida y sabrosa sobre la función de las salsas en la cocina de los antiguos mexicanos.

Y ya que andamos en esas lindes, échale un ojo al tomo Literatura del México Antiguo preparado por Miguel León-Portilla para la célebre Biblioteca Ayacucho; y para no quedarnos en el tiempo, Juan Villoro participa con una nouvelle desamorada que sucede en la Condesa: Llamadas de Ámsterdam, uno de sus mejores trabajos.

“Conversaciones entre el Payo y el Sacristán”, diálogos irreverentes del siglo XIX a cargo de José Joaquín Fernández de Lizardi.

Breve tanda musical. En este enlance podrás escuchar un documental sobre la historia de ese infarto tropical que constituyen los ritmos licenciosos del paraíso colombiano. Ahora que si te gusta más la música de máquinas, en esta esquina dispones de selección curada por la gente de Rocketmusik de los magos de Kraftwerk

Construir al enemigo. Un nuevo libro de ensayos de Umberto Eco.

Lucien Freud, el último de su estirpe. Un documental sobre la vida y obra de uno de los más grandes artistas del siglo XX.

Curioso filme europeo. “Una anciana quita anuncios de propaganda nazi en Berlín; una pareja ejecuta una danza (?) moderna (alguien diría coreo-atetósica) en el Metro y las calles de París. Requiere paciencia, pero se puede ver por segmentos. Y no carece de interés”. Una recomendación de Francisco González Crussí.

La rata. Una novela asquerosa y trepidante sobre la vida de una roedor –contada por ella misma. De Andrzej Zaniewski.

Vargas Llosa en 31 voces.  En 2011 la revista del Centro de Estudios Públicos editó un número monográfico sobre la obra del nobel peruano. Si bien algunos textos son aburridos y prescindibles, la mayoría son articulados e interesantes. Una muestra ensayística para explorar al único sobreviviente del boom que sigue dando batalla.

EL mestizaje gastronómico mexicano. Se trata, literalmente, de un libro exquisito para todos los interesados en una de las mayores riquezas que ha sabido construir este país. Y para quienes no se llenan con facilidad, van como postre las Memorias de cocina y bodega de Alfonso Reyes.

La influencia de Thomas Mann en la historia de la literatura del siglo XX está todavía por escribirse; sin embargo, dos ejemplos muy distintos de encuentros con el gigante alemán permiten tener una idea de lo que su sombra proyectó en una escritora estadunidense y un escritor mexicano.

Por un lado Susan Sontag, en un texto que nunca se editó en castellano (y que puedes leer íntegramente en Nación Apache), cuenta como, siendo una adolescente, fue a visitarlo por instancias de un amigo intrépido, en su casa de California, con todos los miedos, veneraciones y desencantos que un espíritu neurótico-compulsivo como el suyo prodigaba a la realidad. Por otro, Carlos Fuentes describe un avistamiento en el restaurante de un hotel en Ginebra donde también almorzaba Mann. A diferencia de Sontag, Fuentes no se acercó por timidez (es de sobra sabido que el alemán poseía un aura imponente). Este hecho, el lance de la adolescente de los suburbios americanos y el achique del joven rico cosmopolita, ofrece distintas interpretaciones. Que sea el lector quien saque sus propias conclusiones.

Steven Pinker y la escritura creativa. Una charla en video sobre la escritura académica, los libros y toda la hermosa vida.

Todos los libros del mundo. Se encuentran a tu disposición en la red de redes. Explora este sitio para una experiencia trepidnate y este otro para tener una biblioteca nutrida sin pagar un solo centavo. Seamos felices.

La belleza femenina no tiene parangón; es por ello que tratamos de conjurarla a cada momento, ensoñando la mirada. Explora con detenimiento cada uno de estos enlaces: porno con estilo y discreta elegancia, por ninguna vagabundeo por la red está completo sin chicas desnudas.

Both Flesh and Not es el título con el que los editores de David Foster Wallace titularon una recopilación de sus ensayos. Leí el índice y me pareció recordar que algunos de esos ensayos estaban disponibles por la red. Chequé el índice en Amazon y comprobé mis sospechas: consigno con mucho cariño TODOS los ensayos del libro en cuestión, para que los leas a la distancia de un click

Fictional Futures and the Conspicuously Young http://www.theknowe.net/dfwfiles/pdfs/ffacy.pdf

Th e Em pty Ple num :

D avid M ark s on's W ittge ns tein's M is tres s

Mr. Cogito

Democracy & Commerce

Back in New Fire

The (As it Were) Seminal Importance of Terminator 2

The Nature of fun

Overlooked Five direly underappreciated U.S. novels >1960.

Rhetoric and the Math Melodrama

The Best of the Prose Poem

Borges on the Couch

Deciderization 2007 http://neugierig.org/content/dfw/bestamerican.pdf

 Just asking http://www.theatlantic.com/magazine/archive/2007/11/just-asking/306288/

Y ya que estamos, un link con enlaces en línea de la mayoría de sus ensayos y narraciones. Hasta la próxima (tome ron).


Twitter del autor: @Ninyagaiden