Pijama Surf

Revolución Sintérgica: El Guerrero Espiritual

La concepción eurocéntrica, lineal y materialista de la historia nos ha cegado a la existencia de 4 grandes culturas que han propiciado todo el desarrollo cultural y espiritual de la humanidad, y en las cuales podría residir el conocimiento que haga de nosotros guerreros sagrados.

Por: Sandra Arau Esquivel - 11/12/2012 a las 11:12:33

Codex Laud 01 WIP5/gwenboul/flickr

Un guerrero espiritual es una persona que logra tal poder, energía y respeto que no necesita utilizar la violencia para establecer el orden humano y social acorde con el orden cósmico.

Antonio Velasco Piña

Las investigaciones de Velasco Piña, han sido publicadas en numerosos libros y es considerado como pionero en realzar temas relacionados con la espiritualidad, el legado prehispánico de nuestra nación y la simbiosis entre hombre y naturaleza. Como suele suceder a los hombres de su talla, muchos lo tachan de loco; y sí, está tan loco que está perfectamente convencido de que este país puede cambiar. Tanto, que ha estado prácticamente en todas las marchas estudiantiles desde 1968 – donde vio morir a sus amigos – hasta la última del movimiento 132.

Aprendiendo. Observando. Siendo testigo. Siendo hermano. 

Su más reciente libro El retorno de las águilas y los jaguares: una visión espiritual para enfrentar a la delincuencia y el narcotráfico, está basado en planteamientos estratégicos del general de división en retiro Tomás Ángeles Dauahare, quien se encuentra detenido desde mayo pasado por presuntos vínculos con el crimen organizado. Para Velasco Piña, cercano al general, es: “el primer estratega militar que tiene México en este momento, es el único que ha planteado un combate a la delincuencia con una base estratégica y, además, es un guerrero espiritual.” Recuerda que cuando Ángeles Dauahare fue director del Colegio Militar organizó un congreso con las escuelas militares de México para que accedieran a que se impartiera el ciclo de conferencias Los valores espirituales del guerrero, y que se introdujeran en los programas de estudio materias que realmente llevaran al desarrollo de valores espirituales en los militares.

El general Tomás Ángeles Dauahare fue nombrado subsecretario de la Defensa al inicio del gobierno de Felipe Calderón. Dauahare entonces elaboró un plan de estrategia militar integral para el combate a la delincuencia llamado El soldado del pueblo. De acuerdo con Velasco Piña, se presento con el entonces presidente para explicarle su plan. Lo escuchó durante 40 minutos. Una semana después el presidente le pidió que se jubilara y se fuera a su casa. Hoy está preso en Almoloya, con un proceso lleno de irregularidades. 

Como explica Velasco Piña, nuestras antiguas culturas prehispánicas detectaron muy bien que todo lo que existe es resultado de dos fuerzas antagónicas que, en esa oposición, van generando una espiral que es la que propicia la evolución de todo lo existente, con avances pero también retrocesos. Les podemos dar distintas denominaciones, como el bien y el mal.

“La actual violencia y la situación del mundo entero es resultado de dos procesos que se dan de manera simultánea: el final de toda una edad, etapa o ciclo histórico, del que los mayas determinaron muy bien que es en este 2012. Comercialmente esto se ha utilizado para decir que se va a acabar el mundo. No, se acabará una etapa histórica y se iniciará otra”. 

Para Velasco Piña, nuestra época se distingue por la facilidad que tenemos los humanos para obtener cualquier tipo de información en tiempo real gracias a instrumentos como la Web. Sin embargo, nuestra capacidad para poder analizar y entender esta información está totalmente limitada, como pocas veces ha ocurrido a lo largo de la historia. Esto se debe a que cualquier suceso tiene una explicación en el pasado y es resultado de una serie de acontecimientos. Y nuestra capacidad de análisis está completamente deformada por tres enfoques erróneos que nos han sido infundidos:

Primero, tenemos una visión completamente eurocéntrica de la historia. Nos han hecho creer que la única historia importante es la historia de Europa, que la historia del resto del mundo no tiene mayor importancia y esto nos impide entender los hechos actuales ya que son resultado de cosas que ocurrieron en muchas partes del mundo, no nada mas en Europa.

Segundo, tenemos una visión lineal de la historia. El Darwinismo se trasladó a la historia, lo que nos hace creer que el progreso y la evolución son siempre ascendentes, pero la realidad nos demuestra que no solo hay evolución y ascenso sino que muchas veces hay también involución, degradación y descenso. Esto nos impide entender la mayor parte de los acontecimientos ya que no los podemos ubicar en la etapa en la que están sucediendo. Cualquier evento es necesariamente resultado de una evolución o de una involución.

Tercero, tenemos una visión totalmente materialista de la historia. Nos han enseñado a pensar que los únicos factores que determinan la historia son el interés de los seres humanos por la obtención del dinero o por la obtención del poder.

Velasco Piña nos recuerda que para entender lo que está sucediendo actualmente es necesario cambiar esta visión eurocéntrica, lineal y materialista por una visión planetaria, entender que los acontecimientos actuales son resultado de toda la historia de la humanidad y adoptar una visión en espiral, lo que significa incluir el concepto de los ciclos que van determinando el desarrollo de la humanidad, los cuales no son cerrados sino que se van produciendo en espiral y que en ultima instancia, el verdadero desarrollo de la humanidad consiste en el desarrollo de su conciencia.

Este ser vivo que es la tierra – al igual que nuestro organismo – tiene ciertas porciones que tienen una mayor importancia que otras, porque son las partes en las que se han desarrollado culturas y son las mismas que han permitido el progresivo avance de la humanidad. Estas 7 regiones del mundo son  (estamos hablando de regiones, no de estados políticos ) México, Perú, Egipto, China, India, el cercano oriente que podríamos llamar Sumeria y Europa.

En estas regiones han surgido 4 grandes culturas y esas 4 grandes culturas son las que han propiciado todo el desarrollo cultural y espiritual de la humanidad.

Desde este punto de vista y analizando lo ocurrido en México y entendiendo que la palabra México en este caso no se refiere a la república mexicana sino a la región norte y centro americana que algunos historiadores han llamado Mesoamérica – aunque en realidad es una zona mucho más amplia de lo que se entiende por esta región – podemos, a la vez, hablar de cuatro grandes culturas de las que podemos obtener una comprensión de cómo va evolucionando la conciencia de los seres humanos. Velasco Piña las describe así:

La primera cultura es la Olmeca, la palabra clave para entenderla es callar.

La siguiente cultura es la Maya, su palabra clave es saber.

Después viene la cultura Zapoteca, su palabra clave es amor.

La cuarta cultura es la Náhuatl. Su palabra clave es osar.

Así como los humanos tienen la etapa de la infancia, la juventud, la madurez y la vejez, cada cultura atraviesa por 4 etapas semejantes, dado que también son un ser orgánico.

La primer etapa es una etapa sagrada. Esto consiste en que durante un tiempo, los seres humanos tratan de sacralizar su cotidianeidad, intentan que cada uno de los actos que realizan les permitan una elevación de conciencia.

A su vez, estas etapas se caracterizan porque se desarrolla al máximo el arquetipo del sacerdote. Entendiendo por sacerdote una persona que a través de una gran esfuerzo de desarrollo espiritual logra establecerse permanentemente en un lugar sagrado. Y esto le va a permitir realizar actos que se pueden considerar como milagrosos. Por ejemplo curar a una persona enferma, hablar con los animales, transformar una tempestad en un clima tranquilo, es decir, le da una serie de facultades que años después, cuando ya estamos totalmente alejados de estas etapas consideramos que son producto de la fantasía. Pero la historia nos demuestra una y otra vez que en cada una de las culturas de la humanidad en determinado momento se encontró un elevado numero de personas que podían realizar estos actos en forma natural, porque eran auténticos sacerdotes, es decir, personas que vivían permanentemente en una dimensión sagrada, que habían logrado realmente superar todas las limitaciones que nos da la materia para que su espíritu pudiese actuar libremente.

Después de una etapa sagrada, viene lo que se puede denominar una etapa heroica, aquí el arquetipo es el guerrero sagrado. Un guerrero sagrado es aquella persona que antes que nada ha logrado establecer un orden interno, ha superado por completo sus emociones negativas, sus rencores sus resentimientos, su egoísmo y que dedica su vida a intentar que el orden cósmico esté acorde con el orden humano, con el orden social y con el orden personal. Y que en algunas circunstancias desde luego puede actuar en lo que se llamaría una guerra, pero es una guerra sagrada que tiene el objetivo de lograr que exista una armonía entre el orden cósmico y el orden social.

En el caso de la cultura Náhuatl, es evidente que la etapa sagrada está representada por un Teotihuacán, donde no solamente había grandes sacerdotes realizando ceremoniales para permitir al ser humano servir de puente para llegar a una dimensión sagrada, sino que toda la población estaba intentado sacralizar su cotidianeidad, en base a una conducta adecuada, en base a una adecuación de sus actividades a los ritmos cósmicos, en base al desarrollo del amor.

La etapa heroica, en el caso de la cultura Náhuatl está claramente representada por un Tula. Si vemos las efigies de los atlantes de Tula, nos dan toda la simbología de lo que es un guerrero sagrado, dice Velasco Piña.

Después de una etapa heroica viene una etapa humana. Esta se caracteriza porque en ella los seres humanos ya no logran entender como funciona el cosmos, como tener un acceso a lo sagrado en forma colectiva; aunque individualmente siempre hay quien lo pueda lograr. Entonces sustituyen este objetivo de lograr esa adecuación por ideologías muy bellas, que al no estar sustentadas en un conocimiento de la realidad, van a ser imposibles de cumplir.

Finalmente viene una etapa que se podría denominar como la etapa de rebaño, en donde se pierden totalmente los ideales y las únicas motivaciones de los seres humanos son la adquisición de riqueza y de poder al costo que sea y eso es lo que produce todo esto que estamos viviendo actualmente, toda esta degradación, todo este triunfo de la delincuencia, todo este triunfo de los seres que logran explotar a un conjunto de seres humanos para hacerse inmensamente ricos.

Afirma Velasco Piña que estamos viviendo, a nivel mundial que es la diferencia con otras épocas, un rebaño global. Y los rebaños, como no tienen visión de futuro destruyen el hábitat donde se encuentran entonces terminan produciendo hambres y catástrofes que llevan a su propia destrucción, que es justamente lo que está pasando en este momento.

Pero para ser optimistas, la historia sigue. Y después de una etapa de rebaño global lo único que puede acontecer es que venga una etapa sagrada global, es decir, que todas las distintas culturas al estar ya sincronizadas en la misma etapa, den origen a una etapa sagrada planetaria. Estamos atravesando por una autentica mutación de conciencia de la especie humana, estamos empezando a superar nuestra visión sectaria, regional, por una visión planetaria, porque los problemas son planetarios y las soluciones tendrían que ser planetarias también y la única forma de encontrarlas sería entender no solo mentalmente, sino vitalmente, emocionalmente, que somos parte de un solo ser que es la humanidad, un solo ser que es el planeta, un solo ser que es el cosmos entero y que tenemos que integrarnos armoniosamente a esa unidad de la cual formamos parte para poder superar los problemas que tenemos.

La humanidad está en un parteaguas: si la mentalidad de rebaño triunfa, terminaremos en una catástrofe ecológica planetaria, si la tendencia hacia lo sagrado predomina, iniciaremos una etapa de desarrollo espiritual como jamás se ha visto, porque abarcará a toda la humanidad, no nada más a un sector como ha ocurrido siempre en el pasado. La base, el secreto de todo esto es el auténtico amor.

La etapa sagrada que está por iniciar no la vamos a encontrar en las noticias. Pero si ponemos atención, nos sorprenderemos al darnos cuenta de que en todas partes, se está gestando ya simultáneamente, este cambio de personas, de grupos, que están intentando buscar otra vez una escala de valores a la cual ajustarse, buscando una conexión con lo sagrado, tratando de callar para no escuchar su ego, tratando de volver a amar a los demás, tratando de desarrollar una auténtica sabiduría y una auténtica osadía.

No podemos personalmente solucionar los problemas del mundo, pero sí podemos resolver nuestro propio problema. Tenemos que empezar por nuestra propia conciencia, tenemos que empezar a orar concientemente, tenemos que empezar a meditar, (a practicar yoga añadiría yo, un instrumento de creación de conciencia que ha sido comprobado a través de la historia como muy eficaz), llevar una vida sana en todos los niveles, físicamente, emotivamente, tratar de superar los rencores, los resentimientos, las envidias, los celos, todo aquello que enferma la conciencia y tratar de dominar y controlar nuestra mente.

Podemos ser optimistas, el ser humano siempre ha logrado superar grandes crisis, grandes problemas, y en el caso concreto de México, por supuesto que es terrible lo que está sucediendo, la violencia desmedida, pero no va a durar para siempre, ni va a terminar con el país, será superada cuando se eleve la conciencia de la gente. La solución es siempre la misma, la elevación de la conciencia para enfrentar la vida desde una perspectiva superior y espiritual.

No nos demos por vencidos, mantengamos una mentalidad de guerreros sagrados. 

Yo sé que esta guerra se tiene que ganar y se va a ganar, porque la evolución de la humanidad conduce a eso. Lo que no podemos saber es el tiempo que va a durar en ganarse. La evolución de la humanidad no se va a detener por un grupo de narcotraficantes y de funcionarios corruptos. —Antonio Velasco Piña.

Quizá han destruido a mi país. Quizá han destruido nuestro planeta. Pero mientras siga habiendo colibríes haciendo el amor en mi jardín, no tengo razón para rendirme ante estos días de rebaño.

Twitter de la autora: @sandrastica_


Comentarios

  1. BlueCloud dice:

    “un solo ser que es el cosmos entero y que tenemos que integrarnos armoniosamente a esa unidad de la cual formamos parte para poder superar los problemas que tenemos.” —–

    MIl Gracias Sandra por esas palabras, puedo decir con toda la confianza que este es uno de los articulos más inspiradores y aunque no soy de mejico (soy de Colombia) siento ese espiritu que tu tienes y espero que en todo el mundo se abrace esa NUEVA CONCIENCIA. GRACIAS

  2. ryepez dice:

    Estaria excelente poder saber que le dijo el General en esos 40 minutos a felipe Calderón.

  3. luis dice:

    la soceidad humana es tan compleja que no creo que exista una “receta” para cambiar, por ejemplo, a México, cambiar la conciencia de millones de personas, mmm nunca ha sido del todo fácil o muhcas veces imposible, solo a travez de la fuerza brut o mediática.
    Estoy de acuerdo que hay que empepzar por cada uno, siendo guerreros espirituales, pero creanme como seres naturalemnte sociales inerdependientes hacer que todos cambien es algo absurdo, necesitamos lideres que sepan mover masas en favor de ellas no de su propio ego..

    • Patricia Alcàntara dice:

      Hola Luis, si me permites, difiero de lo que dices, pues si todos pensáramos asì entonces si que estaríamos perdidos, gracias a Dios muchos sabemos que las cosas cambiarán, pues solo necesitamos ser nosotros los líderes y no esperar a que alguien decida serlo.

  4. Paxx dice:

    Alfonso Pérez Reguera M. de E. y su hija Alejandra Pérez Reguera García, hablan sobre esto también y lo explican de manera rápida y podría decirse: “superficial”, y aún así puedes entenderlo leyendo sus textos y teniendo la mente amplia; y es que ,desde su punto de vista, las grandes culturas, es cierto que pueden dividirse en 4 épocas, en mesoamérica o méxico pueden ser representadas como dices, y en orden cronológico, de lo sagrado a lo heroico, de lo heroico a lo humano, y de lo humano a lo de ganado, cada una de las épocas de mesoamérica tuvo a su representante independiente pero influido en el del pasado… interesante desde mi punto de vista, no necesariamente “new age” como dijésen arriba…

  5. :) dice:

    Esto me suena muy “new age”, al fin es lo que esta de moda.

  6. giacomo dice:

    pues yo también creeo que antes mucho antes esa armonía era real puesto que todo es un ciclo y todo esta lleno de conexiones y todo es un espiral ascendente que causa la viada

    esa armonía que hace que todo se conecte y todo viva
    cada humano tenia su labor suuu labor para que su entorno viviente siguiera con esta armonía
    conectados todos por el cuerpo
    y conectados con la energía suprema. el cosmos por la mente
    sii el humano no deja de pensar de hablar
    terminara en un una incomprencion total de su ambiente
    no creo que allá vuelta atrás hay que iniciar de nuevo..



Comenta

Tu email no será publicado. Datos Obligatorios*