*

X

¿Las supermodelos merecen más derechos laborales?

Sociedad

Por: pijamasurf - 12/04/2012

¿El despiadado mundo del modelaje podría humanizarse si las mujeres que lo habitan recibieran los mismos derechos que cualquier trabajador?

Como sabemos, el mundo del modelaje se caracteriza por su crueldad para con las mujeres que lo habitan, el trato despiadado que parece filtro único y condición necesaria en un contexto de intensa competencia. Además, si tenemos en cuenta que muchas de las que se enlistan en las filas de las supermodelos lo hacen a edades más o menos tempranas —entre los 13 y los 14 años— esta agresividad hacia las mentes y los cuerpos femeninos se vuelve todavía más preocupante.

En esta profesión las historias de abuso sexual y drogadicción son comunes: lo primero como la aduana que se paga para salir adelante y lo segundo como la vía que se elige para sobrellevar el destino elegido.

Hace unos días Sara Ziff, modelo ella misma y también directora de cine, publicó en la BBC un interesante análisis sobre la vida de las supermodelos, la cual registró en el documental Picture Me (2010) que tardó 5 años en filmar, con la intención de dar voz a las mujeres que la industria usualmente mantiene silenciadas.

Ziff remarca especialmente el hecho de que el mundo del modelaje se ha apoya en lo que duda en denominar la fuerza laboral infantil, obsesionado como está por el patrón corporal adolescente, la “extrema juventud” que se valora como casi ninguna otra característica.

Para la modelo, este es un ideal un tanto perverso que parece privilegiar conceptos como la inexperiencia y la vulnerabilidad: un “síndrome de Peter Pan” en la moda que impone dietas severa a quienes comienzan a mostrar los signos propios del desarrollo corporal.

Ese es el ambiente usual en donde las historias trágicas se multiplican diariamente, tanto como nuevas niñas y jóvenes se unan al medio, quizá no del todo conscientes de que con su decisión contribuyen a reproducir y perpetuar estos mecanismos de humillación que lo mismo ejercen los agentes que los fotógrafos o las propias modelos de mayor edad, con cierta complacencia tácita por parte del resto de la sociedad, que se ha acostumbrado un poco a reducir a objetos a estas mujeres.

[…] corregir estos abusos comienza con ver a las modelos a través de un lente distinto: no como imágenes deshumanizadas, sino como seres humanos que merecen los mismos derechos y protecciones que todos los trabajadores.

[BBC]

5 nuevas estrategias de vigilancia con que el gobierno busca el control de sus ciudadanos

Sociedad

Por: pijamasurf - 12/04/2012

Maniquíes, sistemas de grabación de sonido en el transporte público, relojes biométricos: algunas de las nuevas estrategias de vigilancia que superan todo lo que hasta ahora se había imaginado al respecto.

La vigilancia es, en cierto sentido, una de las bases fundamentales de todo gobierno, una manera efectiva —aunque también un tanto utópica o, mejor dicho, distópica— de mantener controlada una sociedad con el fin de seguir aprovechando privilegios a costa de esta.

Y si bien, a lo largo de la historia, han sido muchas las tácticas implementadas para este fin, actualmente, con el nivel de desarrollo tecnológico que han alcanzado la mayoría de los dispositivos, han surgido otras nuevas que desafían la imaginación más paranoica.

A continuación 5 de estas estrategias elaborado por Tana Ganeva en el sitio Alternet, la mayoría pertencientes al ámbito de los Estados Unidos pero, como tantas cosas que se exportan de este país, posibles de aplicar en cualquier otro sitio.

Autobuses y automóviles que escuchan lo que dices

Después de la omnipresencia visual que aseguran las millones de cámaras distribuidas en prácticamente todo el territorio de las principales ciudades del mundo, el sonido parece ser la siguiente ambición de las autoridades.

En varias ciudades de Estados Unidos, entre ellas San Francisco yOregon, y otras como Atenas y Georgia, en Europa, hay proyectos para instalar grabadoras de sonido en el transporte público, sistemas que filtran el ruido de fondo y registran las conversaciones de los pasajeros.

Maniquíes que te observan

Los maniquíes podrían servir pronto para algo más que para exhibir la ropa que venden los pequeños y grandes almacenes. Tanto en Estados Unidos como en Europa hay empresas que están instalando estos simulacros de seres humanos que vienen con cámaras ocultas y tecnología de detección facial, fabricados por la firma EyeSee). Hasta ahora la vigilancia solo es visual, pero se desarrolla ya la tecnología necesaria para grabar sonido.

Relojes biométricos

El reloj biométrico es un desarrollo destinado al ámbito laboral que hará mucho más riguroso el control de los empleados. Dispositivos como FaceIn generan un avatar del trabajador mucho más efectivo para comprobar que este ha llegado al sitio donde labora. U.are.U, por otra parte, se sirve de las huellas digitales para prevenir que los empleados lleguen tarde o se vayan temprano

Etiquetar niños

La implantación de chips y otros dispositivos de rastreo en niños, so pretexto de cuidarlos mejor, es de alguna manera la normalización de esta vigilancia extrema, la naturalidad con que una generación entera terminará por aceptarla.

Bases de datos biométricas

La identificación de una persona ya no pasa únicamente por su nombre, el lugar donde nació o el registro ante la autoridad civil del nacimiento. Ahora se incluyen otros parámetros como el escaneo del iris, el patrón de voz, el reconocimiento facial y el detalle de cicatrices y tatuajes, etc. Entidades como el FBI ya tienen bases de datos amplias con esta información de sus ciudadanos, la cual legalmente pueden compartir con otras agencias y entidades dentro de Estados Unidos y también internacionalmente.

[Alternet]