*

Todos Somos Virtuales: teletransportación digital e incertidumbre del mundo que te rodea

Ciencia

Por: Benjamin Malik - 11/02/2012

El "beaming" o teletransportación digital, una tecnología en camino de perfeccionarse, pone en duda los conceptos de persona, tiempo y realidad, echando un velo de incertidumbre sobre todo ello.

Por un serio error del equipo editorial de Pijamasurf, este artículo fue publicado sin corroborar que el contenido que el autor pretender pasar como propio es en realidad contenido no original suyo. Pedimos una disculpa tanto a nuestros lectores como a las fuentes originales de esta información.

Enlace a los artículos original en Science Daily y Edge.

As a result of a serious mistake made by the editorial team of Pijamasurf, this article was published without checking that the content the author claimed as his was in fact from another source. We apologize to our readers and to the original sources of this information.

Link to the original articles in Science Daily and Edge.

Hace unos días PLOS ONE y Science Daily publicaron un reporte sobre la teletransportación mental (beaming) con el uso de tecnología avanzada de realidad virtual, los investigadores han "beameado" a una persona dentro de las instalaciones de una rata, permitiendo que la rata y el humano puedan interactuar en la misma escala.

La investigación permite a la rata interactuar con un robot del tamaño de la rata controlado a voluntad por un humano en una ubicación diferente. Al mismo tiempo, el humano (que está en un entorno virtual) interactúa con un avatar de tamaño humano que está controlado por los movimientos de la rata distante. Los autores esperan que la nueva tecnología se utilizará para estudiar el comportamiento de los animales de una manera completamente nueva.

El Profesor Mandayam Srinivasan y otros científicos de la UCL y la Universidad de Barcelona han estado trabajando en la idea de 'beamear' desde hace mucho tiempo, confirmando sus esfuerzos con un experimento el año pasado donde transfirieron digitalmente a un científico de Barcelona a Londres para ser entrevistado por un periodista.

Los investigadores definen 'beamear' como el teletransportar digitalmente a una representación de una persona de un espacio en específico a un lugar lejano, donde se puede interactuar con la gente de ese lugar como si la persona beameada estuviera allí. Esto se logra mediante una combinación de realidad virtual y sistemas de teleoperación. El visitante del sitio remoto se representa allí idealmente por un robot físico.

Con esto, finalmente se confirma la implementación de nuestros deseos para entretener realidades virtuales que en algún momento parecía algo lejano. A medida que nuestra comprensión del cerebro humano se ha acelerado, estamos logrando crear dos realidades imaginadas y un conjunto de memorias para sustentar estos simulacros. Está cerca el día donde será posible simular nuestra visita ala Edad Media y, no sólo visitar simuladamente, sino que nos sea posible asegurarnos de realmente creer que estamos en la Edad Media. Losfalsos recuerdos pueden ser implantados, anulando temporalmente los recuerdos reales. Estas funciones serán fáciles de gestionar en un futuro cercano - dado que ya se puede persuadir a la mente para crear mundos virtuales a detalle llenos de reinos (realms) catárticos y seres numinosos a través del uso del DMT (dimetiltriptamina). En otras palabras, los cerebros reaccionan al tomar/fumar DMT como portales que  acceden a un tesoro de imágenes y experiencias que típicamente incluyen fractales, geometrías radiantes, ciudades y templos, seres angelicales, formas sagradas, serpientes, y destellos abrumadores. Con el entendimiento del cerebro que ha surgido de la ciencia, la tecnología y el uso de plantas de poder, estamos logrando generar visiones más controladas de forma más segura.

Nuestros cerebros también son capaces de simular complejos mundos cuando soñamos. Por ejemplo, después de ver una película sobre la Segunda Guerra Mundial, tu mente puede ser transportada a ese mismo lugar en la noche mientras duermes. La simulación mental dela Segunda Guerra Mundial no tiene que ser perfecta, y puedes estar seguro que ocurrirán múltiples fallas e inconsistencias. Sin embargo, durante ese sueño es muy posible que creas que realmente estás en la Segunda Guerra Mundial.

Si logramos comprender la naturaleza de cómo la mente induce a la convicción de la realidad, incluso cuando los acontecimientos son extraños o son eventos intangibles como los que ocurren en los sueños, podemos usar esos mismos mecanismos para asegurar que nuestro viaje simulado ala Edad Media pareciera totalmente real, aunque la simulación fuera imperfecta. Será fácil generar realidades virtuales aparentemente “realistas”, debido a que las simulaciones no tienen que ser precisas en la exactitud de nuestras experiencias para que nos parezcan reales. Después de todo, nuestros sueños nocturnos suelen parecer muy reales, incluso si al despertar nos damos cuenta de todas las inconsistencias lógicas o estructurales que ocurrieron durante el sueño.

En el futuro, para cada una de nuestras vidas reales, nosotros mismos seremos capaces de crear diez vidas simuladas/alternativas. Si tu trabajo es el ser un programador de computadoras durante el día., después del trabajo, serás un caballero con armadura brillante dela Edad Media, asistiendo a banquetes fastuosos, y sonriendo a las damiselas y hermosas princesas. La noche siguiente, vas a estar en el Renacimiento, viviendo en tu casa en la costa de Amalfi de Italia, disfrutando de una cena de lechón y ​​ garza.

Si este patrón de una vida real por diez vidas simuladas resulta ser representativo de la experiencia humana, implicaría que en este momento, mientras lees ésta nota, tienes una de diez de posibilidades de estar viviendo en una simulación de tu “yo” del futuro.

Twitter del autor:  Benjamin Malik/@BienMal_

 

Conecta con Pijamasurf