Pijama Surf

Todos estamos alucinando todo el tiempo (el Club de Viajeros Frecuentes)

Es muy probable que prácticamente todo lo que has registrado a lo largo de tu vida sea una recurrente y compartida alucinación; relájate y disfruta este paraíso simulado.

Por: Javier Barros Del Villar - 21/11/2012 a las 13:11:57

“No podemos ser nada sin jugar a serlo.”

JP Sartre 

El concepto de ‘realidad’ es uno de los más complejos con los que puede confrontarse la mente humana. Tal vez el origen de su complejidad se deba a que bien podría tratarse de la más radical abstracción que hemos acuñado o, por el contrario, se trate de un plano absoluto e incuestionable. Y antes de proceder a profundizar en el título de este texto, el cual presume una alucinación colectiva que pulsa de manera omnipresente, sería prudente ahondar brevemente en ambas posibilidades –con el riesgo latente de acabar delirando alrededor de un entorno que probablemente ni siquiera es real, es decir un loop alucinatorio, y así hasta el infinito– .

La realidad real

Por más apasionante, y desquiciante, que nos parezca la primera hipótesis, no podemos descartar que la postura mainstream, aquella que concibe a la realidad como un escenario inamovible, tajante y objetivo, sea la que efectivamente rija nuestra existencia. Tal vez las cosas son simplemente lo que son: aquello que nos sugieren las leyes de la física y cuya validez excluye la posibilidad de que sean de otra forma.

Quizá algo está prendido o apagado, el árbol se cayó o no (sin importar que el evento haya sido o no registrado, e interpretado, por una conciencia), esto es de una forma o, por el contrario, de la otra, es falso o es verdadero, etc. Esta trinchera existencial está en buena medida definida por el dualismo cartesiano y en general por el racionalismo —modelo en el cual la razón, y sus normas, se aplica como un sistema de decodificación para diferenciar lo real de lo irreal, partiendo de la premisa que existe una realidad fija.    

La realidad como proyección 

De acuerdo con esta perspectiva, aquello que concebimos como realidad no es más que un espejismo de monumental sofisticación, una especie de paraíso de la simulación en donde nada es ‘en realidad’ lo que aparenta ser. Aquí partimos de la premisa que cualquier componente de esa abstracción no existe como tal, sino que llega a nosotros mediado a través de nuestra percepción —la cual en este contexto aparecería como un filtro traductor que nos permite interactuar con cualquier cosa que asumimos como algo externo (a pesar de que a fin de cuentas somos solo un todo) y que, como suele ocurrir cada vez que utilizamos un mediador, la versión original experimenta un  cierto grado de distorsión.

En este punto no podemos dejar de remitirnos a lo que en el hinduismo se conoce como maia ( माया māyā – ilusión), que se refiere a la apariencia ilusoria del mundo sensible. Se trata de algo así como una proyección que enmascara la verdadera naturaleza del universo, con la cual solo podemos interactuar a partir del instante en que nos demos cuenta de que nada está separado —y por lo tanto cualquier manifestación fragmentada no es más que un eco fantasmagórico del axis, incluida la auto-percepción que hasta ese momento practicamos. 

Robert Anton Wilson, bufón cósmico y a mi juicio una de las mentes más lúcidas de las últimas décadas, advertía que “la creencia, inconsciente, no del todo articulada, de la mayoría de los occidentales, es que existe un mapa que representa adecuadamente la realidad. Por pura buena suerte todo occidental cree que tiene un mapa que encaja”. Este mapa, que al igual que Wilson y muchos otros creo que su naturaleza cartográfica le excluye per se de ser el territorio, es el que el racionalismo occidental considera, sin aceptar cuestionamientos, bajo el pomposo título de ‘real’.

Y para concluir este delicioso apartado, me permito citar un elaborado mantra del propio RAW que reza:

“Todos los fenómenos son reales en algún sentido, irreales en algún sentido,  sin sentido y reales en algún sentido,  sin sentido e irreales en algún sentido, y sin sentido reales e irreales en algún sentido… y si repites 666 veces esto alcanzarás la iluminación suprema… en algún sentido”.

Todos estamos alucinando todo el tiempo

Más allá de que esta afirmación concuerda con una hipótesis personal, lo anterior fue expuesto por el británico Beau Lotto durante su ponencia en TED. Lotto, además de tener un coqueto apellido, es un ágil neurocientífico especializado en el estudio de la percepción. Durante los 16 minutos que dura su intervención, y apoyado en múltiples ejemplos de ilusiones ópticas, nos va demostrando que ni siquiera aquello que nuestros sentidos nos garantizan que es de un cierto modo, y por lo tanto resuena supuestamente con lo real, en realidad lo es.

Lotto busca comprobar que no tenemos acceso directo al mundo físico más que a través de nuestros sentidos y existe una miríada de agentes que influyen en nuestra percepción de las cosas. La combinación de estos elementos arroja infinitos algoritmos perceptivos ante lo cual resulta prácticamente imposible que algo se perciba de idéntica manera en dos personas. Y ante esto es que decidimos rasurar esas diferencias hasta llegar a niveles estándares que justificarán aquello que, por convención, designemos colectivamente como ‘lo real’.

En otras palabras, mediante una serie de sofisticados procesos que nos remiten a la cuasi-perfección con la que estamos diseñados, nuestro cerebro actúa como un interprete simultáneo que, en tiempo real, media toda interacción con eso que nos rodea. Y el punto es que estos procesos no solo están determinados por millones de macrovariables externas, sino que lo mismo sucede con las variables internas (bioquímicas, psicológicas, etc). “El contexto lo es todo”, nos dice Lotto.

Conclusión / Invitación

De acuerdo con lo anterior, existen buenas probabilidades de que la vida, y cómo nos relacionamos con ella, no sea más que el salón de un aparentemente omnipresente Club de Viajeros Frecuentes. Y el problema no es que estemos viajando todo el tiempo, sino que se nos olvide que permanentemente estamos inhalando ilusiones ópticas, fumando porros de verdades relativas y dándonos, vía intravenosa, simulacros que favorecen nuestra comodidad existencial. Y aquí vale la pena aclarar que lo malo no es que hayamos convenido en establecer una estandarización entre las diferencias perceptivas, sino que nos guste jugar a que el resultado de este ejercicio, es decir ese entorno explícitamente acordado, es una realidad absoluta e independiente de nuestro pacto colectivo, de nuestra convención.  

Creo que es buen momento para aceptarnos como eso, una masiva tribu de navegantes, surcando una fascinante red de alucinaciones compartidas. Y si en realidad re-concebimos nuestra autopercepción bajo esta premisa, entonces no solo podremos acceder a las mieles de este distinguido y frenético Club de Viajeros Frecuentes, también, muy probablemente, podremos reconciliarnos con el formato original del universo: la unidad. 

Twitter del autor: @paradoxeparadis  


  1. Simon del desierto dice:

    Me gusta loq ue dice Jose Luis Parise acerca de lo real: Lo real era la cosmovisión que la realeza hacía creer como lo único y verdadero

  2. A11211 dice:

    Es cierto, esto no es la realidad y a la vez lo es.. en algun sentido..
    esto es un juego masivo multijugador online.. muy divertido… nos despertamos y volvemos a jugar.. supongo que nuestra existencia perfecta es lo suficientemente aburrida como para que crearamos este juego ilusorio.. para divertirnos… el universo es nuestro propio entretenimiento.. el sufrimiento es el motor que le da sentido mismo a la vida. que tal esta tesis?.. jejeje y por que no me tiro de un balcon en cuando alcanzo esta conciencia? pues por que no tiene sentido terminar la partida si aun la estoy disfrutando..

  3. Espejo dice:

    Hola, recomiendo leer acerca de la ultima enseñansa de Arguelles -volum votan- que llamo syncrhonotron. Explica como en estos últimos 26.000 años hemos recibido la información desde el centro de la galaxia, pasando por muchos puntos, y siendo codificada por nuestro soly nuestro planeta, para que consibamos esta realidad holografica de la manera que la concebimos, con todas sus realidades subyacentes. Ya que mas allá de la objetividad de la percepcion de la realidad, se han marcado varios caminos para conocer las que no son evidentes a nuestros sentidos etc.
    El sostiene que ahora en el cambio de era, desde el centro nos sera dado un nuevo prgrama de informacion y percepcion de la realidad que cambiara por completo nuestra capacidad de percepcion y de creencias acerca de la realidad, y que para poder llegar a hacer el cmabio necesario, para asi lograr ser parte de este nuevo sistema, debemos ser concienctes de nuestra unidad.
    El sistema que el comparte, es un sistema numerico, por el cual día a dia, se activan nanopuntos en el cerebro, estos numeros se ubican sobre ambos hemiferios y el cuerpo calloso, a traves de diferentes matrices numericas, siendo la coordinante de todas, una matriz de 441 nuemros.
    El resultado de la practica, lleva a despertar un nuevo organo sensitivo que lo llamo el perceptor holomental, el cual desarrolla la percepcion holonomica de la realidad con todos los sentidos al mismo tiempo. Impregnandonos en esta realidad evidente de tercera dimension, con realidades de otras dimensiones. Activando la telepatia como modo de transmision de la realidad.
    Otra informacion que recomiendo es el libro del concimiento de Mevlana, el ultimo libro sagrado en la tierra luego del coran, el cual dice de si mismo que no es sagrado para que no lo adoremos y generemos guerras como antaño, mas alla de estar de acuerdo o no con estas creencias los recomiendo porque son muy interesantes, y vienen de planes muy elevados, diferentes a los que estamos acostumbrados a leer.

  4. Kike dice:

    Muy bonito todo esto. Pero quien vive su vida de forma no realista? Quien se atreve a tirarse del balcon de un decimo piso, si total, no es mas que ilusion? Hasta la conclusion iba todo mas o menos bien… Pero eso de la unidad, que significa? Que consecuencias tiene? Como se explica? Mientras que no se diga eso, decir la unidad es tan vacio como decir que el verdadero formato del universo es un pimiento rojo.

  5. Shift Observer dice:

    Este planeta es solo un Servidor a la W.O.W.
    ¿Como dijo?………. te invitan gratis y cuando menos te imaginas ya se te olvida tu vida “Real”…………chingón el artículo por eso tengo PijamaSurf en mis favoritos.

  6. Una cosa es mi realidad, la realidad individual del ego regido por una geometria cóncava, otra es la realidad de ellos, de los demás, regida por una naturaleza convexa, y la otra es nuestra realidad, donde a través del dialogo y la comunicación creamos el sentido compartido cuya geometria no es ni convexa ni cóncava, sino que esta situada en el umbral desde el cual tomamos por consenso la conciencia de que ninguna de las dos realidades primeras funciona, obteniendo de esta manera una visión de la totalidad que no es ni personal ni colectiva e impersonal sino que es una realidad compartida, accedemos así al portal para pasar a la conciencia de unidad… ni gurues ni discípulos solo la comunidad creando su propia y evolutiva realidad compartida, el primer paso para la conciencia de la unidad. Se puede hacer sòlo, pero solo y solo si se comparte con todo el universo, donde en un estado “mistico” hacemos compartir al Ser absoluto con la realidad de nuestro entorno a partir de la coherencia local y “no local”, entangled!

  7. Rodrigo. dice:

    De la misma forma en que el observador modifica la realidad observada, el
    presente modifica el pasado.

    Cualquier Situación -en su respectivo escenario- que estemos leyendo, puede llegar a ser más “real” que nuestros recuerdos de la realidad.

  8. Agustek dice:

    bravo excelente manera de escribir, una consulta el universo nos da unidad como el ultimo peldaño y amor y paz y etc y todo lo bueno pero por que debemos jugar ese juego es por eso que ya se ha revelado satanás acaso estamos condenados a vivir aquí en este universo de amor ilusorio o real por siempre o eones de años algún rato nos revelaremos todo pero no podemos salir de la matrix ya que somos la misma cosa.
    saludos
    Agustek

    • Espejo dice:

      a mi entender la idea de salir de la matriz es ilusoria siempre, ya que son matrices dentro de matrices, cada ves mas complejas, incluso luzbel o satans como quieras llamarlo, consiguio tanto poder al descucbrir como cientifico estelar, enagramas del universo, por ese logro le dieron por miles de años esta parte del universo para que experimente, a nosotros nos sirve su experimento para hacer evolucionar la conciencia de la dualidad, el amor es la conciencia de la unidad, a la cual estamos accediendo. Pero luzbel tambien trabaja dentro de na matiz, mas conciente de kas posibilidades, nosotros recien ahora acabamos de abarcar todas las posibilidades del ego, y ese es el fin de esta etapa, de ahi la importancia de trascenderlo y acceder a la unidad.
      Desde los planos mas avanzados del universo, ellos mismos dicen que sus cientificos mas vanguardistas aun tampoco entienden todo por asi decir, el misterio aun los trasciende.

  9. Sin duda, uno de los problemas empistemológicos más planteados a lo largo de la histora es el problema de “lo real”. Suena coherente pensar, partiendo de una perspectiva de la convención, que la realidad es sólo un constructo, un conjunto de percepciones y experiencias que nos entran por el cuerpo y acceden a rincones del espíritu (consciencia, alma, etc.) que aún no somos capaces de comprender. En lo que son peras o son manzanas, a tomar las maletas y emprender el viaje. Felicidades, un gran artículo.