*

X

Policía en Nueva York le compra botas a un indigente: ¿gesto auténtico de generosidad o montaje pre-navideño?

Sociedad

Por: pijamasurf - 11/30/2012

Se viraliza fotografía posteada por el Departamento de Policía de Nueva York en la que se observa a uno de sus elementos, el oficial Lawrence DePrimo, ayudando a un indigente a calzarse unas botas que él mismo le compró.

En las últimas horas ha circulado con profusión esta imagen en la que se observa a un elemento de la policía al lado de un indigente descalzo, y un par de botas negras, aparentemente nuevas, entre ellos.

La fotografía fue posteada el martes pasado por el Departamento de Policía de Nueva York, en su página de Facebook, y desde entonces se ha viralizado notablemente, pues al parecer se trató de un gesto de generosidad inesperado por parte del oficial Lawrence DePrimo, de 25 años, que se encontraba en la zona de Times Square cuando vio al hombre. DePrimo desapareció por un momento para después regresar con el calzado, que ayudó a ponerse al vagabundo.

El gesto hubiera pasado desapercibido de no ser porque una turista de Arizona captó la imagen, enviándola después al Departamento. Para la noche del miércoles, esta había superado ya el millón y medio de vistas y suscitado más de 16 mil comentarios.

Desde entonces, sin embargo, las reacciones se debaten entre la credulidad absoluta y el escepticismo, si se trató de una acción generosa, desinteresada, o sin un montaje para beneficiar la percepción pública que se tiene de la policía neoyorquina.

Sea como fuere, quizá lo más sensato sea concluir que se trató únicamente de la actitud de una persona, Lawrence DePrimo, y no del Departamento entero.

[NYT]

Te podría interesar:

¿Sabes quién manufactura algunos de los juguetes que planeas regalar en Navidad?

Sociedad

Por: pijamasurf - 11/30/2012

Si bien tu sentido de obligación social se sentirá correspondido luego de que adquieras unos cuantos regalos navideños para tus seres queridos (y para aquellos no tan queridos pero con quienes te sientes obligado), lo cierto es que detrás de esos risueños unicornios de felpa, carritos a escala, y sedantes muñecas, existe un mundo de explotación laboral y prácticas de esclavismo.

Michael Wolf, fotógrafo, ha registrado este submundo que de alguna manera hace posible la generosidad de otros, el sentimiento de tranquilidad emocional que en ocasiones acompaña esa ofrenda materializada en un regalo.

Las imágenes fueron captadas hace algunos años, en 2006, en distintas fábricas de China, y en el sitio de Wolf pueden encontrarse otras muestras de su obra.

[kotaku]