*

X

Policía en Nueva York le compra botas a un indigente: ¿gesto auténtico de generosidad o montaje pre-navideño?

Sociedad

Por: pijamasurf - 11/30/2012

Se viraliza fotografía posteada por el Departamento de Policía de Nueva York en la que se observa a uno de sus elementos, el oficial Lawrence DePrimo, ayudando a un indigente a calzarse unas botas que él mismo le compró.

En las últimas horas ha circulado con profusión esta imagen en la que se observa a un elemento de la policía al lado de un indigente descalzo, y un par de botas negras, aparentemente nuevas, entre ellos.

La fotografía fue posteada el martes pasado por el Departamento de Policía de Nueva York, en su página de Facebook, y desde entonces se ha viralizado notablemente, pues al parecer se trató de un gesto de generosidad inesperado por parte del oficial Lawrence DePrimo, de 25 años, que se encontraba en la zona de Times Square cuando vio al hombre. DePrimo desapareció por un momento para después regresar con el calzado, que ayudó a ponerse al vagabundo.

El gesto hubiera pasado desapercibido de no ser porque una turista de Arizona captó la imagen, enviándola después al Departamento. Para la noche del miércoles, esta había superado ya el millón y medio de vistas y suscitado más de 16 mil comentarios.

Desde entonces, sin embargo, las reacciones se debaten entre la credulidad absoluta y el escepticismo, si se trató de una acción generosa, desinteresada, o sin un montaje para beneficiar la percepción pública que se tiene de la policía neoyorquina.

Sea como fuere, quizá lo más sensato sea concluir que se trató únicamente de la actitud de una persona, Lawrence DePrimo, y no del Departamento entero.

[NYT]

¿Es un derecho constitucional tener sexo con burros?

Sociedad

Por: pijamasurf - 11/30/2012

Un hombre acusado de bestialismo en Florida podría quedar libre de cargos por la ambigüedad con que las leyes del estado definen este comportamiento.

En agosto, un hombre, Carlos Romero, fue sorprendido en Florida teniendo sexo con un burro miniatura, por lo cual se le fincaron cargos por bestialismo que, entre otras medidas, se sanciona con 200 dólares de multa y la prohibición de tener contacto con niños y con animales mamíferos.

Los abogados de Romero, sin embargo, armaron la defensa jurídica de su cliente alegando que este tipo de relaciones están protegidas por la Constitución misma de los Estados Unidos, específicamente por la Cuarta Enmienda que protege “la libertad personal y la autonomía cuando esta se refiere a las actividades íntimas y privadas”, según dicen los defensores.

La defensa pretende tomar ventaja de una ambigüedad en la redacción de la ley contra la bestialidad en Florida, según la cual no es necesario presentar pruebas de que un animal fue dañado o “de la actividad sexual no consensuada”, incluso en los casos de penetración.

En esta forma, no resulta claro si el bestialismo es un crimen porque daña a los animales o porque es una conducta social inaceptable; si solo lo primero, ¿entonces sería legal si el animal no resulta dañado?

Ese vacío es el que intentan aprovechar los abogados para eximir a su cliente, algo que quizá logren, cuestionando de paso la perspectiva legal desde la cual se aborda este comportamiento.

[Salon]