Pijama Surf

5 maneras estúpidas de parecer inteligente

El temor de parecer estúpido es en algunos casi tan intenso como el deseo de parecer inteligente, lo cual les hace caer en prácticas que, irónicamente los llevan a eso que tanto querían evitar.

Por: pijamasurf - 15/11/2012 a las 13:11:03

En el trato cotidiano la inteligencia es un concepto ambiguo cuya definición obedece a una cantidad incierta de circunstancias: la edad del juzgado, la compañía y la situación en las que nos encontramos, etc. Inteligente puede parecer lo mismo una persona memoriosa —que recuerda con precisión citas literarias, datos históricos, geográficos o estadísticos—, una ingeniosa —que reacciona con agudeza— o alguien que encuentra la solución más eficaz para un problema dado; en ciertos casos, incluso alguien con una capacidad verbal por encima del promedio, la elocuencia desmedida, se tiene por signo de gran capacidad intelectual.

Sea como fuere, para muchas personas el temor de pasar por estúpido es casi tan intenso como el deseo de parecer inteligente, comportamientos un tanto inexplicables y aun ridículos por los que puede incurrirse en eso que tanto se busca evitar.

A continuación, cortesía del sitio Cracked, presentamos 5 de las actitudes más estúpidas con que ciertas personas intentan parecer inteligentes.

 

5. Burlarse del concepto de Dios (y de los creyentes)

En la modernidad occidental, la idea de Dios ha sido una de las más atacadas por el racionalismo que, casi desde el siglo XV, se erigió en paradigma de pensamiento dominante, postura que alcanza su culmen en sentencias como la de Marx —“la religión es el opio del pueblo”—, Nietzsche —“Dios ha muerto”— o Lacan —“Dios es inconsciente”, en su Seminario 11—, que de algún modo revelan la naturaleza entre fantasiosa y netamente material del concepto.

Estos, sin embargo, son planteamientos teóricos enraizados en sistemas mucho más complejos, de implicaciones que superan en profundidad a la simple habladuría de quien desprecia hasta el más mínimo tufillo de divinidad y religión solo para parecer dueño de un pensamiento de vanguardia, arrasando en su desdén con toda la rica tradición que las creencias religiosas han acuñado a lo largo del tiempo.

 

4. Gusto por el jazz

El jazz es uno de los géneros musicales que, por algún azar caprichoso, está rodeado del aura de la intelectualidad, quizá porque en su edad dorada —la época de Charlie Parker o Thelonius Monk— muchos escritores y artistas contemporáneos, hicieron de estas figuras materia de sus creaciones.

Para algunos el jazz es música que debe “entenderse”, lo que sea que esto signifique, y si bien por sus estructuras se encuentra a medio camino entre la llamada música clásica, ciertas expresiones de la música popular y la pop, esas diferencia no tendrían por qué traducirse en una falsa superioridad.

 

3. Corregir los errores triviales de otros

La corrección es un hábito malsano que algunos exageran hasta lo absurdo y lo banal. La precisión ortográfica, histórica, textual o de cualquier otro tipo es en algunos voluntad compulsiva u obsesiva que solo queda contrarrestar con dos de los aforismos más certeros que G. C. Lichtenberg escribió a este respecto (ambos en traducción de Juan Villoro):

Desde siempre, descubrir pequeños errores es una actividad de cabezas mediocres. Las cabezas dotadas no hablan de pequeños errores y en todo caso hacen críticas generales. Los grandes espíritus crean sin criticar.

A lo más que puede llegar un mediocre es a descubrir los errores de quienes lo superan.

 

2. Citar a Joyce

Presumir las lecturas con ánimo petulante es, quizá, uno de los recursos más frecuentes con que algunos listillos identifican la inteligencia. Y, entre estas, quizá tan pocas que vengan acompañadas de la apariencia de complejidad como James Joyce (aunque autores existencialistas, Kafka, Proust, el Quijote o escritores de latitudes exóticas conocidos por unos cuantos, pueden cumplir igual función).

 

1. Negarse a discutir

Pocas situaciones que templen tanto la inteligencia auténtica como la discusión. En cierta forma, quien es verdaderamente inteligente —incluso sin que importen circunstancias de personalidad como la introversión o la extroversión— pocas veces rehúye la oportunidad de poner a prueba sus capacidades argumentativas, el conocimiento que tiene sobre un tema o la agilidad de su pensamiento. De ahí que, con cierta probabilidad, quien se niega a confrontar lo que asegura, sepa en el fondo que solo es un farsante.

[Cracked]


Comentarios

  1. Sandra Fernández dice:

    Lo único que me parece petulante de todo lo que mencionaron fue el término “entender el jazz” y lo de citar a cada momento. De ahí en fuera, todo lo demás me parece una justificante para seguir siendo orgullosamente imbéciles.

  2. Carol dice:

    Daré mi opinión xD: Primero que nada, el artículo no me gustó porque pudieron haber usado el lenguaje coloquial para escribir exactamente lo mismo y no habrían caído ellos mismos en eso de “dárselas de listillos”. Por ejemplo en el número 5 es suficiente con leer el título, todo lo demás sale sobrando. De los puntos 4 y 2, es cuestión de gustos, por lo general todos en algún momento tendemos a pensar que lo que nos gusta es mejor, pero sí, la gente que va por ahí diciendo que los demás están mal porque tienen gustos diferentes, es odiosa. Del 3, una cosa es andar esperando a que los demás fallen en algo para luego restregárselos y otra muy diferente es que escriban o hablen a lo pend…. y que además se enojen porque alguien se los diga. Por justificar este tipo de conducta, va a llegar el día que el maestro de tus hijos les diga “Pss…alubnos, la tarea que sta en la pizarra me la dan mañana durante el turno despertino –EsCrivir uN pazaje dEla zegunda gErra munDial-” Y por último, lo de negarse a discutir…como alguien ya mencionó en un post anterior, discutir no es siempre la opción más inteligente, porque cada quien tiene sus puntos de vista y es sumamente difícil que te hagan cambiar de parecer argumenten lo que argumenten. Así que si sabes que no vas a llegar a nada, para que le sigues. Creo que hubiera quedado mejor, discutir acerca de algo sobre de lo que sabes muy poco o de plano no sabes absolutamente nada y no tienes ni argumentos para defender lo que afirmas. En fin, eso es todo, me emocioné, lo lamento xD.

    • Carú dice:

      Cierto! ^^
      Es molesto intentar descifrar palabras o frases mal escritas, y se lo hago ver a las personas con las que frecuentemente me escribo, con las personas pasajeras, pues no. Con respecto al jazz, lo mismo dirían entonces de la música clásica, que es sólo por parecer intelectual… entonces ¡¡no escuchen ese tipo de música si no quieren parecer que pretenden ser algo que no son pero que sin embargo es cierto!! ajaja :)
      Y con respecto a las discusiones, tampoco me causa gracia discutir por cualquier cosa cuando me sacan a colación, y tampoco discutir algo de lo que no tengo idea o poca información, sólo por parecer alguien habilidosa. Así que no, no estoy de acuerdo con las ”5 maneras estúpidas de parecer inteligente” c:

  3. Chalino dice:

    PIJAMA SUUURFF AUTO GOOL

  4. David dice:

    falta una, 6. Publicar un artículo con 5 maneras estúpidas de parecer inteligente.

    • nesa dice:

      jajajaj si pues deacuerdo,
      la inteligencia no pasa por la argumentación.
      Que supuesto mas bizarro y poco pijama surf!
      come on guys!

  5. paul dice:

    Desde que supe la idea de religión como orden y como ese orden era ahora de tipo racional y legal tengo muchos ateos con quienes discutir sobre su supuesto ateismo. Muchas veces ni ellos saben en lo que creen.

    • Alx Wehwalt dice:

      El error que cometen muchos ateos, esta en su absurda obstinación de doctrinar a las demás personas con su ateísmo, satanizando un concepto golbal de religiones llamado “Iglesia” en el que desperdician tiempo de vida… como los cristianos lo hacen, como los católicos, como cualquier otra religión.

      En mi punto personal de vista sobre el universo, me parece un rompecabezas abismalmente complejo, completo, perfecto y asombroso, tan complejo que mi lógica me dice que esto no se hizo por mera probabilidad, coincidencia universal, y pedorreo galáctico, esto fue creado.

  6. paul dice:

    Hay algunas maneras de parecer inteligente, todas ligadas a lo cultural. Igual creo que hoy está más de moda parecer malo (actitud). Todo está en como aparecer en ecena. Quien soy o que parezco que soy.

  7. rocio dice:

    Curioso que ustedes mismos terminaron un artículo citando a Joyce:
    http(:)//pijamasurf.com/2012/03/ayahuasca-medicina-interdimensional-abre-el-tercer-ojo-de-la-mente-colectiva/

  8. Lucienne dice:

    Saludos,
    como dato complementario, y para resolver las dudas que algunos lectores han planteado en los comentarios, James Joyce escribió “Ulyses”, considerado como obra maestra de la lengua inglesa por su gran nivel de complejidad, citas y usos en diferentes idiomas y su estructura innovadora.
    Se dice también que es el libro más complicado de entender en lengua inglesa y de ahí que sea clasificado como placer de mentes geniales (reitero que “se dice” porque yo misma no he tenido el placer de leerlo).

    Por lo demás, el artículo parece sacado de listas de 20 minutos. Que todos los intelectuales y pseudo intelectuales se sientan con la libertad de corregir, citar y escuchar lo que deseen, que lo bonito de la cultura, además de apreciarla, es lograr compartirla con quienes queremos.

  9. Rafa dice:

    Con respecto al punto 1 “Negarse a discutir”:
    Yo creo (y no es nada mas que mi humilde opinión) que el rehusarse a discutir sobre algún tema, en muchos casos puede tomarse como la manera más inteligente de actuar frente a dicha situación. Por qué digo esto?
    Pues simplemente porque pienso que existen distintos puntos de vista, del mismo modo, temas en los que jamás se podrá llegar a un común acuerdo, que satisfaga las opiniones de todos los participantes de la discusión. Entonces, considerando esto, rehusarse a discutir para mí en ese punto, sería una buena decisión.
    Desde otro punto de vista, y aludiendo al argumento central usado en los puntos anteriores, el simple “anhelo de demostrar y sentir superioridad”, discutir (con el fin de hacer ver que mi opinión o postura es la correcta) sería una forma muy poco inteligente de actuar.
    Rafael López, Chile.

  10. Rafael dice:

    Con respecto al punto 1 “Negarse a discutir”:
    Yo creo (y no es nada mas que mi humilde opinión) que el rehusarse a discutir sobre algún tema, en muchos casos puede tomarse como la manera más inteligente de actuar frente a dicha situación. Por qué digo esto?
    Pues simplemente porque pienso que existen distintos puntos de vista, del mismo modo, temas en los que jamás se podrá llegar a un común acuerdo, que satisfaga las opiniones de todos los participantes de la discusión. Entonces, considerando esto, rehusarse a discutir para mí en ese punto, sería una buena decisión.
    Desde otro punto de vista, y aludiendo al argumento central usado en los puntos anteriores, el simple “anhelo de demostrar y sentir superioridad”, discutir (con el fin de hacer ver que mi opinión o postura es la correcta) sería una forma muy poco inteligente de actuar.
    Rafael López, Chile.



Comenta.

Tu email no será publicado. Datos Obligatorios*

 
1NULL