Pijama Surf

5 maneras estúpidas de parecer inteligente

El temor de parecer estúpido es en algunos casi tan intenso como el deseo de parecer inteligente, lo cual les hace caer en prácticas que, irónicamente los llevan a eso que tanto querían evitar.

Por: pijamasurf - 15/11/2012 a las 13:11:03

En el trato cotidiano la inteligencia es un concepto ambiguo cuya definición obedece a una cantidad incierta de circunstancias: la edad del juzgado, la compañía y la situación en las que nos encontramos, etc. Inteligente puede parecer lo mismo una persona memoriosa —que recuerda con precisión citas literarias, datos históricos, geográficos o estadísticos—, una ingeniosa —que reacciona con agudeza— o alguien que encuentra la solución más eficaz para un problema dado; en ciertos casos, incluso alguien con una capacidad verbal por encima del promedio, la elocuencia desmedida, se tiene por signo de gran capacidad intelectual.

Sea como fuere, para muchas personas el temor de pasar por estúpido es casi tan intenso como el deseo de parecer inteligente, comportamientos un tanto inexplicables y aun ridículos por los que puede incurrirse en eso que tanto se busca evitar.

A continuación, cortesía del sitio Cracked, presentamos 5 de las actitudes más estúpidas con que ciertas personas intentan parecer inteligentes.

 

5. Burlarse del concepto de Dios (y de los creyentes)

En la modernidad occidental, la idea de Dios ha sido una de las más atacadas por el racionalismo que, casi desde el siglo XV, se erigió en paradigma de pensamiento dominante, postura que alcanza su culmen en sentencias como la de Marx —“la religión es el opio del pueblo”—, Nietzsche —“Dios ha muerto”— o Lacan —“Dios es inconsciente”, en su Seminario 11—, que de algún modo revelan la naturaleza entre fantasiosa y netamente material del concepto.

Estos, sin embargo, son planteamientos teóricos enraizados en sistemas mucho más complejos, de implicaciones que superan en profundidad a la simple habladuría de quien desprecia hasta el más mínimo tufillo de divinidad y religión solo para parecer dueño de un pensamiento de vanguardia, arrasando en su desdén con toda la rica tradición que las creencias religiosas han acuñado a lo largo del tiempo.

 

4. Gusto por el jazz

El jazz es uno de los géneros musicales que, por algún azar caprichoso, está rodeado del aura de la intelectualidad, quizá porque en su edad dorada —la época de Charlie Parker o Thelonius Monk— muchos escritores y artistas contemporáneos, hicieron de estas figuras materia de sus creaciones.

Para algunos el jazz es música que debe “entenderse”, lo que sea que esto signifique, y si bien por sus estructuras se encuentra a medio camino entre la llamada música clásica, ciertas expresiones de la música popular y la pop, esas diferencia no tendrían por qué traducirse en una falsa superioridad.

 

3. Corregir los errores triviales de otros

La corrección es un hábito malsano que algunos exageran hasta lo absurdo y lo banal. La precisión ortográfica, histórica, textual o de cualquier otro tipo es en algunos voluntad compulsiva u obsesiva que solo queda contrarrestar con dos de los aforismos más certeros que G. C. Lichtenberg escribió a este respecto (ambos en traducción de Juan Villoro):

Desde siempre, descubrir pequeños errores es una actividad de cabezas mediocres. Las cabezas dotadas no hablan de pequeños errores y en todo caso hacen críticas generales. Los grandes espíritus crean sin criticar.

A lo más que puede llegar un mediocre es a descubrir los errores de quienes lo superan.

 

2. Citar a Joyce

Presumir las lecturas con ánimo petulante es, quizá, uno de los recursos más frecuentes con que algunos listillos identifican la inteligencia. Y, entre estas, quizá tan pocas que vengan acompañadas de la apariencia de complejidad como James Joyce (aunque autores existencialistas, Kafka, Proust, el Quijote o escritores de latitudes exóticas conocidos por unos cuantos, pueden cumplir igual función).

 

1. Negarse a discutir

Pocas situaciones que templen tanto la inteligencia auténtica como la discusión. En cierta forma, quien es verdaderamente inteligente —incluso sin que importen circunstancias de personalidad como la introversión o la extroversión— pocas veces rehúye la oportunidad de poner a prueba sus capacidades argumentativas, el conocimiento que tiene sobre un tema o la agilidad de su pensamiento. De ahí que, con cierta probabilidad, quien se niega a confrontar lo que asegura, sepa en el fondo que solo es un farsante.

[Cracked]


  1. Raoul dice:

    Algún redactor de Pijama Surf anda “ardido”. Este artículo es otra forma estúpida de parecer inteligente, dulce retórica rumiada desde hace tiempo, aderezada con una pizca de intolerancia.

    • Juan dice:

      El artículo no es prepotente ni pretende parecer inteligente al criticar precisamente las falsas posturas de intelectualismo que relaciona; es más, la crítica, que por mas retórica que la clasificas (en serio que muy rumiada?), no deja de ser verdad. Y creo que tú al despreciarla en esos términos lo que creas es una paradoja redundante que te deja precisamente en el génesis risible de este excelente artículo.

  2. Ximena dice:

    Y la sexta actitud estúpida es este artículo.

    • Monica Tombé dice:

      Pues estoy completamente de acuerdo con Ximena, éste articulo para mi es la manera más estúpida de parecer inteligente, pues, expone sus puntos de vista pero carece de una buena argumentación, solo expone teoría pero no da una explicación clara del ¿por qué?

    • Pedro Troncoso dice:

      Ximena, cruel y certera. Pero la verdad es dura, este artículo es pretensioso y snob.

      • Cubo dice:

        De esta rama “Ximena” nace la séptima actitud estúpida, porque qué ganamos con toda esta mierda!!! que ellos si y nosotros no? jajajaja

        La gente va segUn sus posibilidades, así sea manipuladora porque esa es su sinceridad.

        Y claro, esto que digo tiene su antítesis.

      • Juan dice:

        “snob”?… qué es “snob”?… No será que SNOB es aquel que habla con innecesarios anglicismos?.

  3. Yerkobits dice:

    Falta: Llevar todo el día un libro en la mano, teniendo un bolso donde guardarlo.

  4. Manuel dice:

    Las ideologías y credos como neurosis. Véase la web de este comentario

  5. fausto dice:

    La inteligencia es un constructo hipotetico, q responde al contexto… tristemente en el mundo posmoderno se considera inteligente a quien tiene una mayor capacidad de manipulacion del otro, prueba de ello son los politicos que controlan latinoamerica, o es q latinoamerica es de estupidos?

  6. Nirgo dice:

    El querer proyectar posturas intelectuales no es ta mal,solo demuestra auto valoración y dilatación del ego lo cual puede implicar un amplio sentimiento de superioridad que desafortunada mente puede acomplejar al los que no están vinculados en su contexto,más aun creo que la mejor manera de percibir nuestra inteligencia es aportando y aprendiendo de las demás personas detectando cuales pueden ser más atractivas para tu superación. la inteligencia no se limita ante conductas exclusivas que han adoptado los “intelectuales” va más haya …desde mi punto de vista la inteligencia es una herramienta para crear conciencia preservando la vida ante la perfección del universo …lo cual implica la disolución del ego y romper con perjuicios que tanto nos impiden crecer limitando nuestra capacidad cerebral.

  7. juan dice:

    el artículo carece de información, pero es muy claro cuando dice: “parecer inteligente” no se esta ridiculizando a ningun autor ni mucho menos al melómano, tu puedes saber mucho del tema y por ende se demuestra, pero cuando se busca aparentar que lo eres? no es válido. Este tipo de personas quedan por pasar de una apariencia intelectual a una ridícula,y hasta estupida ya que toma la primera idea inmediatica para no eludir la situación o impresionar de una manera pobre las discuciones y hacer creer que sabe del tema y no lo es. Ademas pueden ser otros autores, no estamos hablando solo de Joyce, los mas recurrentes y visitados en las bibliotecas o web como Poe, Nietzche, etc. por la cuestión de cultura que la convierten en moda y mal interpretan el verdadero significado de estos escritos.

  8. Monzón dice:

    Me parece que el autor está en un completo error al hablar de que las personas que se burlan de la religión “arrasan en su desdén con toda la rica tradición que las creencias religiosas han acuñado a lo largo del tiempo”. Y es que en efecto arrasamos con desdén a la religión, pero el error recae en considerar “rica” la tradición de creencias religiosas. ¿Cómo considerar rico algo que nos ha tenido atrasados como especie? ¿cómo considerar rico algo que nos invita a ser idiotas y no hacer preguntas?. Puedes decir, “si, que bonitas iglesias barrocas hay en algunos pueblos” pero no sería más bonito y más rico tener bibliotecas, universidades o cualquier instalación que venere el conocimiento en lugar de la ignorancia?

  9. pablo dice:

    Me dejaste anodadado con tu artículo… tanto es así, que es uno de los más pobres artículos que he leído de ésta página. No deja mucho, y hasta parece que es una breve proyección de una de las 6 maneras estúpidas de parecer inteligente, yo me uno a la 7ma…
    Bro… tu artículo no es lo suficiente objetivo como para estar en éste lugar. Disculpa.

  10. Simeone dice:

    Negarse a discutir no es una forma de parecer inteligente, si no es para construir, ¿para qué necesita discutir algo como si quisiera evangelizar al otro?, ¿ganar la razón?, es perder tiempo, además hay un montón de gente que cree ganar la razón subiendo el volumen o citando autores. Una forma tonta de parecer inteligente es la de los Nihilistas, que es negar todo pero sin aportar. Creo que esta vez si se descacharon un poco mis amigos de PijamaSurf, parece más un atentado del autor contra algún personaje especifico.