Pijama Surf

Revolución Sintérgica: Okupa el corazón

Activismo consciente y civismo amoroso, el probable futuro de cualquier movimiento contracultural que realmente aspire a incidir en el rumbo de una sociedad.

Por: Sandra Arau Esquivel - 29/10/2012 a las 00:10:35

 

“No se puede desalojar una idea cuyo tiempo ha llegado.”

Occupy Wall St.

Velcrow Ripper, aclamado documentalista Canadiense, ha ganado docenas de premios por su trabajo incluyendo dos Genies (Premios de la Academia de Canadá) por sus documentales Scared Sacred y Bones of the Forest, un documental sobre unos ancianos indígenas y su lucha por salvar sus antiguos bosques de la tala. Su documental más reciente, Fierce Light, trata de unir el activismo a la espiritualidad.

Actualmente, trabaja en un nuevo documental Occupy Love (Ocupa el Amor).

“Ocupa el Amor es la película que he estado esperando hacer toda mi vida. El despertar global que hoy existe, es lo que mis películas anteriores han anticipado y fomentado – una corriente del potencial pulsaba y sonaba, justo bajo la superficie. De pronto el volcán hizo erupción. Como lo dice el famoso letrero de Occupy: El principio está aquí.” Declara Ripper.

Su documental es un viaje al interior de la revolución del corazón que está haciendo erupción globalmente.

Con entrevistas a Rupert Sheldrake, Barbara Marx Hubbard, Charles Einsestein, Naomi Klein – entre muchos otros personajes brillantes – el documental recorre desde la Primavera Árabe hasta el Verano Europeo, desde Movimiento Occupy hasta el movimiento global de justicia ambiental, mostrándonos que un cambio profundo está sucediendo: la humanidad está despertando a la noción de que el actual sistema dominante de poder está fallando al proveernos salud, felicidad o un significado. El antiguo paradigma que concentra la riqueza, basado en la codicia de algunos, está colapsando. El crecimiento infinito en un planeta finito, no es sustentable. La crisis resultante se ha convertido en el catalizador de una transformación profunda: millones de personas han decidido que ya basta – que ha llegado el momento de crear un mundo nuevo, un mundo que funcione para toda vida.

Tejida entre el movimiento y la acción que son la columna vertebral de esta historia, se encuentra una profunda exploración del corazón del movimiento, el significado del amor y ejemplos concretos de boca de algunos de los visionarios clave en el planeta, sobre cómo sería un “mundo nuevo” y hablando sobre sistemas alternativos de economía, sustentabilidad y empatía.

En la entrega pasada de la Revolución Sintérgica, hablamos sobre las propuestas económicas de una de esas mentes brillantes del nuevo siglo: Charles Einsestein. Su participación en este documental, no es solo inspiradora, es luminosa:

“Este movimiento no se trata de que el 99% derrote o derribe al 1%. Ya sabemos el siguiente capítulo de esa historia: el 99% crea un nuevo 1%. No se trata de eso. Lo que queremos es crear es el mundo más hermoso posible con la voz de nuestro corazón. Un mundo sagrado. Un mundo que funcione para todos. Un mundo que sea sanador. Un mundo de paz.

No se puede simplemente decir: “Exigimos un mundo de paz.” Las demandas deben ser específicas. Cualquier cosa que la gente pueda articular, solo puede ser articulada dentro del lenguaje actual de la política. Y todo ese discurso político ya es demasiado pequeño. Es por eso que hacer demandas explícitas, reduce al movimiento y le quita el corazón. Entonces es una verdadera paradoja, y creo que el movimiento lo entiende.

El sistema tampoco está funcionando para el 1%. Si fueras un CEO, estarías tomando las mismas decisiones que ellos toman. Las instituciones tienen su propia lógica. La vida es bastante desoladora incluso en la cúspide. Y todos los adornos de los ricos son solo compensaciones falsas para la carencia de lo que es realmente importante. Para la carencia de comunidad, la carencia de conexión, la carencia de intimidad. La carencia de significado.

Todos queremos vivir una vida que tenga un significado. Y hoy, vivimos dentro de una economía en la que realmente no dependemos de los regalos de nadie. Compramos todo. Por lo tanto no necesitamos a nadie, ya que si la persona que sembró nuestra comida o confeccionó nuestra ropa o construyó nuestra casa, se muere – o los hacemos a un lado, o no les caemos bien – no importa, le pagamos a otra persona para que haga lo mismo.

Es realmente difícil construir una comunidad si la verdad subyacente es “no nos necesitamos.” Entonces la gente medio se reúne y se porta amable, o quizá consumen juntos. Pero el consumo conjunto no crea intimidad. Sólo la creatividad conjunta y los regalos crean intimidad y conexión.

Tú cuentas con tales regalos, que son importantes. De la misma manera en que cada especie tiene un regalo importante que dar dentro de un ecosistema y la extinción de cualquier especie afecta a todas, la misma verdad aplica a cada persona, porta un regalo importante y necesario que dar.

Mucho tiempo se nos ha dicho que estamos locos, que quizá imaginamos cosas, que es una locura vivir de acuerdo a lo que quieres dar. Pero ahora, mientras más y más gente despierta a esta verdad, me doy cuenta de que estamos aquí para dar, y que muchos nos damos cuenta de que la otra forma no está funcionando de cualquier manera. Cuando recibimos ese reforzamiento externo, entonces nuestras mentes pueden parar de pelear en contra de la lógica del corazón, que nos pide que coexistamos en servicio. Este cambio de conciencia que inspira tales cosas, es universal – como el 99% y el 1% – y está despertando en gente diferente de formas diferentes.

Yo pienso que el amor es la sentida experiencia de conexión a otro ser. Un economista dice: ‘más para ti es menos para mí.’ Pero el amante sabe que más para ti es más para mí también. Cuando amas a alguien su felicidad es tu felicidad. Su dolor es tu dolor. Cuando amas tu sentido de ser se expande para incluir a otros seres.

“Eso es amor, amor es la expansión del ser para incluir al otro. Y ese es otro tipo de revolución. No hay nadie contra quien luchar. No hay un villano al que combatir. No hay otro en esta revolución.”

 Si una lágrima recorre tu cara al saber que el movimiento 132 en México no está presente en este documental, canta, no llores. Quedan muchas primaveras por venir. Los costos de la guerra han dejado su huella sobre nosotros. La miseria espiritual que nos rodea, se refleja en nuestro caminar. Desgraciadamente aunque el nacimiento del  movimiento 132 mexicano fue auténtico y genuino, se dio en medio de una elección política, por lo que hasta ahora no ha podido encontrar su verdadera identidad, la cual debería de estar alejada de la política electoral. Ha sido infiltrado y manipulado desde un principio, su crecimiento no se ha dado bajo los principios del amor. No se puede florecer sanamente en medio de golpes y amenazas.

Para rescatar nuestro lugar dentro del movimiento global, voltear hacia la política como la conocemos, sería devaluar su existencia. Necesitamos en primer lugar y antes que nada un movimiento social y espiritual, con un guiño político.

A pesar de la retórica del 99% y el 1%, es notorio en México que no existe aún una comprensión profunda de que ninguno de nosotros somos víctimas del sistema. También lo perpetuamos y reforzamos; está tatuado en nuestros hábitos, en nuestra psicología, en nuestro mismo ser. Es por esto que el movimiento debe esforzarse en encarnar una forma diferente de relacionarnos y de existir, mediante la toma de decisiones en base a consenso, tecnologías de espacios abiertos, asignación de recursos basados en el regalo, comunicación no violenta, etc. Si queremos cambiar la estructura mental e interpersonal  del sistema en el que vivimos, tendremos que unir las vastas corrientes de la práctica espiritual y el activismo político. También por eso se dice que la revolución es el amor.

Aunque esta declaración puede detonar al cínico interior que asocia la palabra amor con un simple estado emocional – pareciéndose al escapista espiritual de las ultimas tres décadas – es claro que el concepto ofrece un principio de organización bajo el cual se puede producir una acción social y política que tenga un significado verdadero.

O haces un cadáver, o haces una mariposa. Esa es la elección. Un país que eligió el cadáver, está lejos de reconocer la palabra amor, de honrar su práctica. No se puede hablar de paz, mucho menos exigirla, en un país dividido por el odio hacia el otro. No se puede hablar de comunidad entre caníbales. Esto no cambiará hasta que en lugar de exigirle a los políticos un país más bello, nos exijamos congruencia personal. Nos regalemos el derecho a la sanación. El resultado será el movimiento que nos merecemos. ¿Qué sigue para México? Ocupar el corazón. Sanar. Ingresar al nuevo siglo, a la nueva época, al despertar global o resignarnos quedar rezagados bajo los velos de la ilusión.

Despierta, la Revolución Sintérgica te trajo una serenata de mariposas. Mira que ya amaneció.

Twitter de la autora: @sandrastica


Comentarios

  1. Rohan dice:

    Mejor dejalo así Fredo, de lo hablas es diferente. Si seguir esos movimientos te hace sentir bien, feliz o te hacen sentir bonito, adelante nadie dice que no lo hagas.

    Solo que esto no es despertar.

    Como dijo lao tse!

    (parte del poema XX del tao te king)
    ¿Qué diferencia hay entre el bien y el mal?
    ¿Donde está la diferencia entre el si y el no?

    Esto es lo que inspira temor y respeto a los hombres.

    Tu lo dijiste un vago conocimiento, todos estamos en las mismas Fredo.

  2. Alfredo dice:

    “No hay peor ciego que aquel que no quiere ver”

    Ningún camino en esta vida es fácil de atravesar… No entiendo que es lo que proponen ustedes que comentan con retoricas sin fundamentos mas que los vistos a travez de un vago conocimiento implantado por quizas los mismos a quienes dependen en sus gobiernos!
    Lo que aqui se trata de difundir con el despertar de la consciencia es la evolución humana como seres vivientes sensibles..
    No creo que esto sea un pensamiento sectario sino mas bien una buena iniciativa para un buen nuevo comienzo de un mundo lleno de primeramente respeto bondad amor y no guerras repudios violencias de todo tipo y aberraciones a nosotros mismos y a otros seres vivientes de nuestra madre tierra!

    Despierten !! no todos los cuentos son como se los contaron y escriban los suyos propios…

    Amor a todos y todo… el resto vendrá solo!

  3. Xu dice:

    Si quieren revolución va a tener que llover sangre, mejor morir peleando a que te hagan pendejo con este tipo de porqueria…

    A empalar banqueros!

  4. Rohan dice:

    Mario:

    Estos pseudomovimientos de despertar la conciencia, amor, paz, armonía, alegría, meditaciones colectivas y demás jaladas. Son simplemente eso, jaladas! Me preguntan por qué? Bien, justamente que hay descontento, es evidente la reducción paulatina de las libertades (expresion,internet,etc), sumado a eso las crisis político, económico, social. Paralelamente surgen estos dichosos movimientos chotos, EN MI OPINION, para desviar la atención, amansar, adormilar y apendejar a la gente, y lo peor de todo es que los mismos que los promueven son los mismos gobiernos, medios y todas esas fuerzas con las que se supone están en contra esos movimientos.

    Yo no sé pero si va a haber (cambios, despertares), van a venir a la mala.

    Es estúpido pensar que el despertar va a llegar en automático, todo es un proceso, yo no le pondría atención a estas estupideces new-age. Pero es solo una opinión, cada quien decide..

    Reitero que articulo tan más basura.

  5. J. dice:

    Y mientras tanto ¿Qué hacemos con el aumento de porcentaje de suicidios anómicos? ¿Qué hacemos con la cantidad de familias que son desahuciadas, se ven en la calle? ¿Qué hacemos cuando no tenemos qué llevarnos a la boca?.¿Qué hacemos mientras la explotación, el imperialismo (como esto del 99% porque no hace otra cosa que colonizar mentes)el paro, la devastación, la aniquilación de pueblos y culturas, naturaleza misma sigue creciendo?¿Paz, amor y el plus para el salón?

    ¿No os estáis dando cuenta, que el Nuevo Orden Mundial está siendo implando a través de esa concepción, donde todos somos masa y no se respeta la responsabilidad ni la individualidad que es lo que nos hace personas; que cuando más masa seamos, más fácil tiene el Tinglado de dominarnos?.

  6. Rohan dice:

    puff que basura!

    • Mario dice:

      ¿Podrías explayarte un poco más? ¿Qué es lo que no ves/no estás de acuerdo de éste artículo?

      Yo me siento feliz de ver que no soy el único que piensa de ésta manera. Estoy cansado de discutir con mis amigos sobre política, economía y que me miren mal cuando les pido congruencia y responsabilidad sobre sí mismos y sus actos. En mi opinión hay que dejar de canalizar tanta rabia y energía exigiendo al gobierno que arregle nuestras vidas. Hay que enfocarse más en “construir consciencia”. Y ésta no se puede “construir” sobre el vecino sino solamente sobre uno mismo.

      En mi opinión el sistema es muy mejorable y está muy lejos de ser el ideal, pero en sí mismo carece de conciencia o culpabilidad. Si es malo o destructivo no es por su arquitectura (que tb lo fomenta) si no de nuestra propia conciencia, nuestra codicia, nuestra ansia de poder. Sólo cambiaremos el mundo cambiándonos a nosotros mismos.

      Ésta es al menos mi opinión.



Comenta

Tu email no será publicado. Datos Obligatorios*