*

X

Encuentro científico y académico explora los beneficios (y los tabús) de los psicodélicos

Por: pijamasurf - 10/22/2012

Universidad de Pennsylvania organiza el encuentro "Psychedemia", en el que académicos y científicos de distintas disciplinas examinan la manera en que las sustancias psicodélicas se concibe dentro de la investigación seria y rigurosa, donde parecen pesar más los tabús y los prejuicios que sus posibles beneficios.

Usualmente se piensa que la ciencia, que pregona la objetividad como uno de sus rasgos más fundamentales, no tiene tabús ni temas prohibidos. Sin embargo, como ya lo demostrara Michel Foucault, su ejercicio está íntimamente relacionado con los mecanismos de poder de la sociedad y la época a la que pertenece, los cuales imponen los caminos por los cuales esta se desarrolla.

En este sentido, las drogas psicodélicas han permanecido como una zona desconocida, inexplorada, para la práctica científica dominante, en donde predominan los prejuicios en torno a su consumo.

“¿Qué es lo que la gente piensa cuando dices las palabra ‘psicodélico’?”, pregunta, retóricamente, Matt Young, un estudiante de doctorado en neurociencia en la Universidad de Pennsylvania y uno de los organizadores de Psychedemia, un encuentro interdisciplinario en que distintos académicos discuten el estado en que se encuentra actualmente la investigación científica sobre las drogas psicodélicas.

J.P. Harpignies, de la organización Bioneers, asegura que las “proclamaciones narcisistas” de la “juventud crédula” sobre la supuesta revelación personal que los psicodélicos traen consigo, ese “código secreto” que lleva a una “rídicula visión de mundo”, son impresiones falsas ante las cuales los científicos solo reaccionan con recelo y, en consecuencia, frenan un acercamiento mucho más serio al tema.

Así, existe un consenso más o menos generalizado de que solo removiendo dicho halo esotérico que rodea a las sustancias psicodélicas, estas podrías ser mejor presentadas a científicos de credibilidad reconocida.

Psychedemia se propone revertir parte de ese malentendido y conseguir financiamiento para el Centro de Neurociencia de la universidad mencionada, además de otras escuelas y departamentos que poseen proyectos para estudiar el efecto de los psicodélicos en enfermedades como la depresión, la ansiedad existencia en pacientes que se encuentran en las últimas etapas del cáncer, además de la manera en que estas sustancias contribuyen a entender el funcionamiento de la mente humana y cualidades como la creatividad y la innovación.

Sobre esto último cabe destacar la coincidencia de que varias figuras que actualmente se reconocen por sus aportaciones al mundo de la ciencia y tecnología, en cierto momento de su vida tuvieron un acercamiento directo con los psicodélicos, particularmente con el LSD —destacando los ejemplos de Francis Crick, uno de los dos descubridores de la estructura helicoidal del ADN, Steve Jobs, Bill Gates, el neurocientífico John C. Lilly, el eminente físico Richard Feynman y alguno más. Con semejante nómina valdría la pena explorar si de verdad el ácido lisérgico tiene un efecto en el desarrollo creativo de una persona.

Se trata, en suma, de un esfuerzo por reconocer que la naturaleza no es en sí mala ni buena, que estos son solo conceptos culturales que, por desgracia, pueden llegar a frenar descubrimientos que supondrían un beneficio para un amplio sector de la población.

[DP]

"Yoga Boner", ese momento incómodo en el que tienes una erección en tu clase de yoga

Por: pijamasurf - 10/22/2012

Una erección en la clase de yoga puede pasarle a cualquiera, en el océano se sexy paran que fluye, y puede desatar todo tipo de secuelas.

El yoga en las últimas décadas se ha convertido en  una de las formas de ejercitarse más populares en Occidente --manteniendo un aspecto híbrido, tiene algo de deporte, fitness y tonificación cultural, al tiempo que mantiene aspectos espirituales y esotéricos. Aunque en la mayoría de los casos en los países occidentales el yoga es visto como una disciplina psicofísica secular apta para cultivar la salud, sin ahondar en el significado de las posturas (o asanas) y en la filosofía religiosa que las sustenta --es inevitable que al realizar estos protocolos ancestrales para elevar la energía del cuerpo uno entre en contacto con un cierto misticismo erótico.

El erotismo del yoga viene, según algunos estudiosos como  William J. Broad, de su desprendimiento del tantrismo. La versión más popular en Occidente, el hatha yoga muestra un deseo de "fusionar los aspectos masculinos y femeninos del cosmos en un estado de conciencia extática”. La clave esta en la misma palabra ha (sol) tha (luna). La palabra yoga en sánscrito significa unir o juntar (esto puede entenderse desde una acepción erótica o como "la unión verdadera de nuestra voluntad con la voluntad de Dios y el Universo", en palabras de  B.K.S.Iyengar).

Esta introducción más erudita contrasta con la realidad práctica del yoga en Occidente, donde en la mayoría de las clases ahí un aspect ratio de más mujeres que hombres y donde la ropa deportiva ajustada y la gracilidad y dinámica de las posiciones que reafirman los cuerpos torneados puede hacer para la sexualid masculina, en sus aspecto más primitivo, se vea envuelta en un festín de estímulos, en ocasiones difícil de controlar. El OM puede ser el oso solar del lingam que se manifiesta.

El siguiente video hace mofa de las clases de yoga, desde esta visión testosterónica; tanto de la sexualidad como de la espiritualidad --en su cariz más presuntuoso. Ciertamente el video es un tanto burdo y poco sofisticado, sin embargo en ocasiones es bueno reírse de sí mismo --el yoga con toda su refinación milenaria-- aunque esto signifique cierta noción vulgar o caricaturesca de lo que es uno mismo.

El rap spoof "Boner Yoga" de Jelly Donut y David Daweeds juega con el slang sexual y las nombres de las asanas. "Damn it, Janet! I cannot handle ya camel toe when ya land in camel pose" [No puedo aguantar tú dedo de camello cuando haces el camello]. O  "Sasha, I don't mean to harass ya but i love yo ass-uh, when you do a vinyasa" [No es mi intención acosarte pero amo cuando haces un vinyasa]. También, el clásico albur:  "Floating with my third eye open hopin my third leg gets some gropin". [Flotando con mi tercer ojo abierto esperando que mi tercera pierna obtenga algo de acción].