*

X

Anastasiya Shpagina: la joven que adquirió la apariencia de un personaje de anime

Por: pijamasurf - 10/02/2012

Anastasiya Shpagina, una joven ucraniana de 19 años, dedica buena parte de su tiempo a maquillarse hasta adquirir los rasgos de un personaje de anime, los cómics de origen japonés.

¿Qué tan mortales son las drogas ilegales que se consumen comúnmente?

Por: pijamasurf - 10/02/2012

Estas cifras reflejan solo una parte de todo el panorama que es el consumo de drogas y las víctimas que anualmente deja esta actividad.

Desde tiempos inmemoriales, los habitantes del planeta han consumido drogas de cualquier tipo: en Europa, restos de cáscaras de adormidera han sido localizados en los asentamientos que datan del Neolítico; nativos de América del sur han utilizado hoja de coca como estimulante o para mitigar el dolor y muchas variedades de granos han sido fermentados para producir alcohol.

La industria de las drogas se disparó en 1820 con la venta de morfina por Heinrich Merck. Esto sentó los pilares de la farmacéutica que hoy lleva por nombre su apellido. La heroína, también conocida como diamorfina, es un derivado de la morfina que se utilizó en la escuela de medicina londinense St. Mary’s en 1874, pero fue redescubierta por el laboratorio Bayer en 1897 para posteriormente utilizarla como analgésico y medicamento para la tos.

A partir del siglo XX, el mal uso de coca y opiáceos llevaron a los gobiernos de distintos países a penalizar su uso.

Entre toda esta maraña de alto consumo y sus consecuencias, el informe mundial de drogas  2011, de la Oficina de Naciones Unidas de Drogas y Crimen, muestra cómo el consumo se ha expandido por todo el mundo.

Entre 149 y 271 millones de personas, de entre 15 y 64 años de edad, han consumido una droga ilícita al menos una vez durante el 2009. Eso es entre el 3.3 % y el 6.1% de la población mundial. Alrededor de 125 a 203 millones eran consumidores de marihuana (2.8% de la población mundial), entre 14 y 56 millones (0.3% y 1.3%) utilizaron algún estimulante anfetamínico, de 14 a 21 millones (0.3% y 0.5%) utilizaron cocaína y de 12 a 21 millones consumieron opiáceos.

Asegurar un número exacto de personas que mueren por el consumo de drogas ilegales es casi imposible: generalmente en las actas de defunción los forenses adjudican la muerte a las drogas, cuando en realidad son otras las causas.

Tomando a Inglaterra y a Gales come ejemplo, en ambos hubo 1.784 muertes en  2010 relacionadas al consumo de drogas. Casi la mitad de todas las muertes se debieron al uso de heroína o morfina. En cambio, la cocaína se asoció con 144 decesos y las anfetaminas con 56, mientras que las relacionadas al éxtasis se redujeron a sólo 8.

 Si utilizamos los datos y números del British Crime Survey, podemos obtener una noción del riesgo de morir por el uso de drogas.

Entre el 2003 y el 2007, la cocaína y el crack estuvieron relacionadas a 169 muertes por año.

El cannabis rara vez conduce a la muerte. Sin embargo, de 2800 consumidores, 16 murieron, que son 6 por cada millón de habitantes, y las 766 muertes con la heroína se traducen en 19700 por cada millón de habitantes.

Además de la muerte, los consumidores de drogas se enfrentan a otros efectos nocivos, como, en el caso de fumadores de marihuana, ser 2.6  veces más propensos a sufrir alguna experiencia psicótica. Aparte de la dependencia hacia la sustancia y el síndrome de abstinencia, los consumidores de heroína pueden contraer VIH o hepatitis o envenenamiento por contaminación de algún absceso, sin olvidar el estreñimiento crónico que causan los opiáceos.

Si quieres conocer más estadísticas sobre el consumo de drogas y las muertes que este ocasiona, sigue este enlace

[BBC]