*

X
Presunto consultor de relaciones públicas de Wikipedia utilizó su posición para promocionar en la enciclopedia más consultada de Internet a su cliente comercial, el gobierno de Gibraltar, una operación perversa para un sitio que tiene propósitos muy distintos a la ganancia económica.

Wikipedia es, fuera de toda duda, uno de los esfuerzos más loables de Internet, una síntesis cabal de lo que el esfuerzo colectivo es capaz de conseguir cuando se propone un objetivo serio y de beneficios compartidos.

Por desgracia, el mal, como parte de la naturaleza humana, puede empañar incluso el propósito más humanista, y en este caso la gran enciclopedia de Internet se encuentra en un escándalo de corrupción por la supuesta inclusión en sus contenidos de referencias comerciales que benefician directamente a empresas específicas.

En el uso abusivo de la mayor enciclopedia jamás creada está involucrado Roger Bamkin, quien se presenta a sí mismo como consultor en Relaciones Públicas de Wikimedia Foundation UK y quien el parecer utilizó su posición para promocionar proyectos de un cliente comercial suyo: el gobierno de Gibraltar.

En un hecho inusual, este punto geográfico apareció en la página principal de Wikipedia, en la sección DYK (“Did you know”, “Sabías que”), por diecisiete ocasiones en intervalos de entre 2 y 3 días, algo sumamente inusual para la cantidad de contenido que posee el sitio. Igualmente fue el único tema que se repitió durante el mes que duraron los Juegos Olímpicos.

Jimmy Wales, el fundador de Wikipedia, se encuentra sumamente molesto con el incidente, y en entrevista aseguró que es “sumamente inapropiado que un miembro o sección del consejo, o cualquiera con una función oficial de cualquier tipo de beneficencia asociada con Wikipedia, tome pagos de clientes a cambio de asegurar la colocación favorable en la página principal de Wikipedia o en cualquier otro lugar”.

Como escribe Violet Blue en el sitio CNET, un artículo positivo en Wikipedia es garantía de aparición no solo en la primera página de resultados de Google sino, todavía mejor, en los primeros tres resultados del buscador más popular de la Red. Sin duda un posicionamiento casi invaluable que, sin embargo, encontró una cifra monetaria de intercambio.

Con todo, quizá en la lógica misma de Wikipedia se encuentre el remedio al problema, pues al ser un sitio de participación colectiva, son los mismos usuarios quienes detectan y denuncian este y otros tipos de anomalías. Entre los muchos usuarios que tiene la enciclopedia, no son pocos los que conocen cómo funcionan los buscadores y en qué momento una mención aparentemente inocente en realidad enmascara una estrategia comercial en un sitio que tiene otro tipo de propósitos.

[CNET]

Te podría interesar:

Los senos de Kate Middleton, el tabú de la desnudez y la reducción del cuerpo a un objeto de consumo

Medios y Tecnología

Por: pijamasurf - 09/19/2012

El insulso escándalo en torno a las fotografías que muestran a Kate Middleton, ahora perteneciente a la así llamada "familia real" de Inglaterra, revela las contradicciones de una sociedad cuya sobresexualización solo es síntoma de sus tabúes y la reducción que ha hecho del cuerpo humano a un objeto de consumo.

En semanas pasadas los medios mainstream estuvieron fascinados por las fotografías del pecho desnudo de Kate Middleton, la flamante Duquesa de Cambridge, obtenidas cuando esta vacacionaba con su esposo, el príncipe William, en una exclusiva zona costera del sur de Francia.

Como casi siempre sucede con estos incidentes, el hecho generó polémica, reacciones que de alguna manera, cuando se analizan fríamente, parecen absurda e incluso insignificantes, pero paradójicamente reales. Entre otras consecuencias, se dijo que el fotógrafo (o paparazzi, para incurrir en la jerga) que tomó las imágenes fue amenazado de muerte y, más allá del rumor, la revista que las publicó fue multada por la justicia francesa y obligada a entregar los originales a la así llamada “pareja real” (lo cual no impidió que otros medios, sobre todo europeos, compraran los derechos de reproducción y dedicaran decenas de páginas al asunto).

Sin embargo, como decimos, para algunos el escándalo es verdaderamente insustancial. ¿Por qué un par de senos puede generar tanta polémica? ¿No contradice esto el lamento moralino proferido por tantos a propósito de la sobresexualización de nuestras sociedades? ¿Por qué sociedades en las que la pornografía se encuentra a un clic de distancia el pecho desnudo de una mujer es tan escandaloso?

Por otro lado, si la fuente de la controversia es que la mujer fotografiada pertenece a una “casa real”, ¿no es esto todavía más disparatado? ¿Anacrónico hasta el sinsentido?

Florence Williams, colaboradora freelance del New York Times, Slate y otras publicaciones en línea, escribe:

Es solamente en sociedades donde cubrimos los pechos e los inflamos con caricaturescos sujetadores de relleno (¡levante y separe!), y donde desalentamos su función biológica —el amamantamiento— que estas glándulas salen de proporción en nuestras fantasías sexuales. Por eso no podemos soportar verlas desnudas en la futura reina.

El escándalo como un síntoma compartido que esconde el persistente tabú de la desnudez. Quizá también los efectos de haber reducido el cuerpo a un objeto de consumo por prácticas como la pornografía, en cualquiera de sus expresiones, comenzando por la voluptuosa chica del clima que en inexplicables vestidos entallados nos dice si será un día soleado o uno lluvioso.

El texto completo de Williams en Alternet.