Pijama Surf

Revolución Sintérgica: sobre la doctrina del shock post electoral

Si la psicosis colectiva es una posibilidad del comportamiento de masas, su opuesto, en sentido positivo, ¿no podría ser también una realidad asequible? ¿No nos han mostrado teorías contemporáneas -como la física cuántica- que la realidad surge cuando es percibida?

Por: Sandra Arau Esquivel - 17/09/2012 a las 00:09:22

El Observador

La cosa pierde color,
cuando la piensas dos veces
y más dispuesto pareces a pensar en lo peor.
Radio Futura

 

Naomi Klein es una periodista y activista canadiense nacida en Montreal.

Es la autora del libro La Doctrina del Shock. El auge del capitalismo de desastre. Como complemento a éste, realizó un cortometraje con el mexicano Alfonso Cuarón en el que incorpora documentales de los años 40 donde se observa los sádicos tratamientos que los psiquiatras de la época aplicaban a los enfermos mentales por medio de electroshocks.

“A través del shock, se fuerza a la gente a ser obediente”, comenta Klein, y nos reseña cómo en los años 50, esta poderosa idea atrajo la atención inmediata de la Agencia Central de Inteligencia (CIA). Ellos emprendieron sus propios experimentos hasta la creación de un manual, para utilizar el shock como un método para reducir a los adultos a un estado infantil.

Klein utiliza esta metáfora para describir el efecto de la aplicación de las teorías de la economía liberal sobre sociedades convulsionadas y señala que las consecuencias no son accidentales.

Para que la terapia de shock pueda ser aplicada sin reservas -como lo fue en Chile en los 70’s, en China en los 80’s, en Rusia en los 90’s y en los Estados Unidos después del 11 de Septiembre- es preciso que exista una suerte de trauma colectivo, uno que permita o bien suspender temporalmente la práctica democrática, o bien bloquearla completamente.

La paradoja termina siendo que -como lo señala John Gray, de The Guardian, en su reseña del libro- en última instancia, tanto la extrema derecha como la extrema izquierda terminan adoptando las mismas ideas. Lenin creía que eran necesarias condiciones catastróficas para que la humanidad progresara. También Milton Friedman.

A partir del viernes 7 de septiembre, en México se han dado todas las condiciones para propagar rápidamente un estado de pánico colectivo, como consecuencia de una doctrina del shock post electoral estilo mexicano, la cual al parecer incluye contingencias dosificadas para los fines de semana. La ausencia de respuestas claras sobre cada uno de los hechos que se propagan, alimenta el miedo. El miedo, alimenta en muchos a su vez , la idea de la violencia como respuesta. La población en México se encuentra predispuesta al efecto del terror de la guerra contra las drogas desde hace varios años. Estos efectos no se eliminan fácilmente y requieren atención de toda la colectividad.

Si tenemos tan claro que la psicosis colectiva es posible, entonces lo contrario también debe de ser posible.

Si sabemos que nuestras mentes están enlazadas, entonces tendríamos que preguntarnos: ¿en qué estamos pensando con tanta fe y pasión? ¿Seremos víctimas eternas de la doctrina del shock? ¿Cómo evitar serlo?

He pasado horas infinitas de insomnio. Me despierto con miedo muchas veces. Comparto su frustración, impotencia, enojo. Lloro de esperanza un momento y al otro me enojo con quien sea. Eso es lo que yo he estado pensando y me hago responsable de ello. A partir de la aceptación de esta co responsabilidad, puedo comenzar a tomar medidas para remediarlo.

El nuevo humano sabe que puede transformar la realidad usando herramientas como la física cuántica, por ejemplo.

En descripción el Dr. Fred Alan Wolf, la física cuántica retrata el comportamiento de la materia y de la energía, en especial de los átomos y partículas subatómicas. Es casi imposible imaginar el extraño comportamiento de la materia usando nuestros sentidos comunes. Por ejemplo, el electrón de un átomo puede saltar de un nivel energético a otro – brincar de un lugar a otro – sin pasar por lo que se encuentra en medio. Si no estamos observando este salto, entonces no tendremos control de cuando suceda. Pero supongamos que lo hacemos. Entonces el resultado cambia dramáticamente.

 

El mundo de la física cuántica es muy diferente del mundo al que estamos acostumbrados. Pero si aplicamos los actuales experimentos dentro de la física cuántica a nuestras experiencias diarias, podemos alterar el azar de la vida, siempre que aprendamos a ver las cosas desde el punto de vista cuántico y a tomar las medidas necesarias para elaborar este cambio en la realidad.

De acuerdo con la física cuántica, la realidad no existe hasta que es percibida. Se le llama el “efecto del observador.” Debido a que usualmente  no prestamos atención al proceso de percepción, nuestra experiencia inmediata no refleja la forma en que nuestra percepción haya alterado nada. Sin embargo, si observamos con cuidado, podremos darnos cuenta de que nuestra forma de percibir cambió en efecto la historia.  

Esto puede cobrar más sentido para ti si analizas algún evento en tu pasado en retrospectiva y haces una comparación de lo que significó en el momento en que sucedió y ahora. Te preguntarás: “Yo no modifiqué la realidad, ¿o sí? Simplemente cambié mi interpretación de lo que ocurrió.” La respuesta, por más sorprendente que parezca, es que en efecto cambiaste la realidad al modificar tu forma de interpretarla. Porque el tiempo no existe.

Intención, es como se refiere a la acción de observar vigilantemente durante un camino específico. Importa poco qué es lo que esperas o siquiera lo que pasivamente esperas que suceda. Es necesario perseguir activamente tu visión con el fin de lograr manifestarla en el mundo físico; esto no significa soñar pasivamente al respecto o simplemente desear que se haga realidad.

Por lo tanto, la física cuántica nos dice que en nuestras vidas diarias, el trabajo duro y la intención logran cosas. Nuestros deseos y la acciones que los acompañan son realmente los que gobierna nuestras vidas.

Un Estado que considera que sus esclavos están siendo obedientes no necesita aplicar la doctrina del shock. Si cambiamos nuestra percepción, podremos darnos cuenta de que sólo un Estado en fase terminal, necesita este tipo de prácticas. El sistema imperante en el mundo agoniza y eso lo puedes comprobar cada vez que intenta infundirte miedo.

Para el guerrero espiritual, esto implica un trabajo muy especial y honorable en los momentos oscuros, los cuales apenas comienzan. De vigilancia constante con la intención de siempre recordar la verdad. Mientras recuerdes la verdad, estás haciendo tu trabajo. Y no existe felicidad más grande que aspirar, desde la trinchera que elijas, a hacer felices a los demás. Por más tenebroso que parezca el camino.

Imagen: Fotografía de Lauren Lemon tomada en Burning Man 2012.

Twitter de la autora: @sandrastica_


Comentarios

  1. gladys dice:

    primero autoobservate , podras detener lo inutil , segundo observa tu entorno y veras los pequeños milagros .para conseguirlo medita , esto te ayudara a no inventar estupideses en tu mente ,ya que todo es bueno…tu lo distorcionas en tu mente….es poco lo que hay que hacer pero es casi imposible para muchos……..por lo tanto la fisica cuantica …cambiara al mundo de hoy
    PERPECTIVAS habrete a nuevas ideas…..

  2. gladys dice:

    tengan respeto a los cambios grandes del ser humano , ya que esto es el futuro. observate y aprende enfocarte.

  3. Gaba dice:

    Sólo para iniciados (das)! Muy buen artículo!

  4. akiles dice:

    Totalmente de acuerdo con Edgar, se perdio y como Cantinflas, cantinflea y cantinflea para terminar diciendo nada.

  5. Edgar dice:

    Todo estaba bien hasta que empezaron a hablar de física cuántica de chocolate.

  6. Que pasa? dice:

    recordar la verdad? estas diciendo que la memoria es la verdad? no acaso la memoria es la proyección de los pensamientos? y no acaso el pensamiento ha dividido al mundo?



Comenta

Tu email no será publicado. Datos Obligatorios*