*

X

Microbots pueden penetrar en resquicios inimaginables del cuerpo humano (VIDEO)

Ciencia

Por: pijamasurf - 09/25/2012

Este es el futuro de la medicina colocado en una placa de silicio. Lo que parecen ser paletas de caramelo en una bandeja, en realidad son microbots de 0.5 mm de diámetro.

La rapidez con que la tecnología ha sobrepasado las barreras de lo real, se ha reducido a esto: pequeñísimos robots capaces de insertarse en el cuerpo humano.

Tan pronto como un láser los corta, estos se disponen a llevar su contenido medicinal a nuestro cuerpo. Estos microbots fueron creados por el ingeniero Nelson Bradley y el estudiante Hsi-Tung del Instituto de Robótica y Sistemas inteligentes de ETH, Suiza.

Diseñados para combatir el cáncer y demás enfermedades infecciosas, los robots son capaces de insertarse en lugares impensables, como el torrente sanguíneo, el interior de un ojo o cualquier otro fluido corporal. “Los médicos pueden atacar directamente el cáncer o alguna infección bacteriana y hacer una entrega selectiva del medicamento que traen consigo”, dijo Nelson Bradley. Este método podría ser la cura para distintos tipo de cáncer avanzado. En lugar de atacar al cuerpo con un sinfín de medicamentos, quimioterapia y demás sustancias tóxicas, los microbots suministrarían fármacos justo en la región específica donde radica el mal, reduciendo los efectos secundarios; los científicos también pretenden utilizar este método para realizar microcirugías.

El movimiento es accionado por un campo electromagnético generado desde el exterior. Si el campo está activado, los robots se magnetizan y se atraen entre sí. Si el campo está desactivado, inmediatamente pierden su atracción y un resorte que los empuja y mueve. Esto sucede 2 mil veces por segundo a una velocidad de 13 mm/s. Los microbots en forma de disco solo pueden desplazarse en superficies planas y líquidos de dos dimensiones. 

Para conocer más tecnologías inimaginables, quizá disparatadas, pero que pueden transformar el mundo radicalmente, sigue este enlace

[Wired]

 

¿Exportó la Tierra la vida a otros planetas? (sobre la litopanspermia)

Ciencia

Por: corrector - 09/25/2012

Parece que una nueva teoría llamada litopanspermia podría cambiar el rumbo de las teorías sobre el origen de la vida, especialmente la de la panspermia.

En la escena inicial de Prometheus, el último largometraje de Ridley Scott, un ingeniero alienígena es visto sembrando vida en el planeta Tierra, pero un proceso gravitacional recientemente descubierto, llamado "transferencia débil", indica que todo podría haber sucedido de manera opuesta, por lo que científicos plantean la posibilidad de que nuestro planeta haya sembrado vida en otras partes del cosmos. 

La teoría de la litopanspermia plantea que la vida se pudo repartir por el universo a través de fragmentos provenientes de explosiones volcánicas y de colisiones asteroides. 

Anteriormente los científicos planteaban que la probabilidad de que objetos  fuesen atrapados por otros planeta era nula, pero tras el descubrimiento de la transferencia débil, esta idea se ha desvanecido, afirmando que es posible que fragmentos se hayan alejado poco a poco de una órbita para pasar a otra. 

Aunque los investigadores de la Universidad Princeton, Universidad de Arizona y el Centro de Astrobiología en España, plantean un escenario en el que esto sí es plausible, al mismo tiempo indican que la única vez que esto pudo haber sucedido fue entre 164 millones a 288 millones de años después de la formación del sistema solar. 

Según la investigadora Amaya Moro-Martín, hay dos requisitos fundamentales para que la transferencia débil suceda: en primer lugar, los sistemas planetarios implicados deben contener una planeta masivo que capture el meteoro que pase por la frontera de gravedad débil (que sería Júpiter). En segundo, ambos sistemas deben tener velocidades bajas. El planeta Tierra cumple con estos dos requisitos. 

Para demostrar la viabilidad de sus modelos, los investigadores simularon 5 millones de trayectorias entre un sistema planetario sencillo  (con 4,300 estrellas) y tres condiciones distintas relacionadas a la masa. Los resultados mostraron que las posibilidades de que una estrella capturara fragmentos de otro sistema planetario bajo estas circunstancias variaba entre un 5% y un 15%; anteriormente este fenómeno era mil millones de veces menos probable. 

Sorprendentemente los investigadores también calcularon la cantidad de materia sólida que pudo haber sido intercambiada entre nuestro sistema solar y los planetas más cercanos. Los científicos concluyeron que la cantidad oscila entre 100 mil millones y 30 mil millones de fragmentos de más de 10 kilogramos de peso. Además, sus cálculos revelan que unos 200 mil millones de rocas terrestres pudieron haber sido arrojadas hacia otros sistemas estelares, mismas que pudieron haber contenido microbios. 

En total, los investigadores especulan que alrededor de 300 millones de eventos relacionados a la litopanspermia pudieron haber ocurrido entre nuestro sistema solar y nuestros planetas más cercanos.

También en Pijama Surf: Prometheus y la panspermia dirigida: ¿extraterrestres plantaron la vida en la Tierra?

[io9]