*

X

La Vía Láctea como estaciones de tren subterráneo (mapa que guía tu trayecto cósmico)

Ciencia

Por: pijamasurf - 09/04/2012

El diseñador Samuel Arbesman realiza un mapa de la Vía Láctea imitando el de un tren subterráneo; su intención: hacer próximo lo lejano, revelarnos que nuestra residencia cósmica de algún modo también se encuentra a un paso de distancia.

De cierto modo es posible hacer mapas sobre cualquier cosa. La convención nos dicta que estos deben corresponderse con un territorio, pero, metáforas como son, representaciones en un sentido figurado de algo que solo imaginamos (¿porque quién es capaz de contemplar en una sola ojeada el territorio que mapea?), las posibilidades de la cartografía parecen infinitas, dependientes únicamente de la imaginación, el ingenio y la habilidad ejecutora del cartógrafo.

¿Por qué no pensar, por ejemplo, que la Vía Láctea se puede adaptar a un mapa del tren que corre por debajo de las grandes ciudades?

Con esta idea en mente, el diseñador Samuel Arbesman presenta una hoja de ruta en la que las estaciones son las principales estrellas de nuestro hogar cósmico, “un intento por aproximar nuestra galaxia con un poco más de familiaridad de la que usualmente pone la gente al pensar en las posibilidades a largo plazo del espacio exterior”, según explica él mismo.

Y es que los mapas también tienen esa propiedad: vuelven asequible lo lejano, nos muestran que, en cierta forma, todo se encuentra próximo: solo es cuestión de dar el primer paso.

Haz clic sobre la imagen para ampliarla.

En este enlace, el mayor mapa del universo jamás creado.

[Arbesman]

Premio Ig Nobel 2012: la cara irreverente y absurda de la ciencia

Ciencia

Por: pijamasurf - 09/04/2012

¿Por qué si te inclinas hacia la izquierda la Torre Eiffel se ve más pequeña? ¿Por qué cuando caminas en círculos con una taza de café se derrama el líquido? ¿Por qué en Anderslöv, Suecia, el cabello de las personas se torna verde? Preguntas que, aunque parezca increíble, científicos se han empeñado en responder seriamente: son los premiados con el Ig Nobel este 2012.

Probablemente la ciencia ha quedado empantanada en un círculo que parece no tener fin. Descubrir nuevas materias, cyborgs, la robótica, expediciones espaciales son, por ahora, el principio de una era que promete descubrimientos impensables. Sin embargo, las llamadas ciencias duras también poseen una cara que revela inocencia, curiosidad, morbo e incluso cierto sinsentido (a pesar de ser, supuestamente, la cima de la razón cartesiana: lógica y metódica).

Los convencionalismos, sin embargo, la han convertido en algo inaccesible y ajeno a la vida cotidiana. ¿En qué momento la ciencia comienza a perder su carácter elitista para mutar en circunstancias mundanas donde las mayorías podrían reflexionar sobre los mecanismos químicos, naturales y físicos que nos rodean?

En ese sentido, los premios Ig Nobel se han encargado, bajo el lema “primero hacer reír y después hacer reflexionar”, de premiar a las investigaciones poco “importantes” en el campo de la ciencia. Este galardón, más allá de exponer descubrimientos bizarros y absurdos, tiene como principal motivación desmitificar la complejidad con la que las ciencias duras han sido estigmatizadas.

¿Por qué la Torre Eiffel parece más pequeña cuando se le mira inclinándose hacia la izquierda? ¿Por qué cuando caminas en círculos con una taza de café se derrama el líquido? ¿Por qué el cerebro del salmón sigue registrando actividad aun cuando este ha muerto? Preguntas que tienen como respuesta una investigación seria y fundamentada en la que, de acuerdo al cabal proceso de selección, ha sido comprobada como si se tratase de la energía oscura y la expansión acelerada del universo.

Más que un reconocimiento, los Ig Nobel podrían ser una fiesta donde los científicos y organizadores (y los premiados, por supuesto) celebran que, para fortuna de la humanidad, la ciencia puede tener como escenario lo lúdico, lo irreverente y lo irónico.

La siguiente lista enumera a los 10 ganadores que fueron premiados con el Ig Nobel 2012. Las distintas ramas en que se repartió este reconocimiento van desde la dinámica de fluidos hasta la literatura.

Psicología: Anita Eerland, Rolf Zwaan y Tulio Guadalupe, quienes descubrieron que “inclinarse a la izquierda hace que la Torre Eiffel parezca más pequeña”.

Paz: The SKN company, por desarrollar “tecnología para convertir municiones rusas en diamantes”.

Acústica: Kazutaka Kurihara y Koji Tsukada, los inventores de “SpeechJammer, la máquina que desenmaraña el diálogo y lo retarda".

Neurociencia: Craig Bennett, Abigail Baird, Michael Miller y George Wolford, “Demostrando que mediante el uso de instrumentos complejos y estadísticas simples se puede registrar la actividad cerebral en cualquier lugar, incluso en los salmones muertos".

Química: Johan Pettersson, quien “resolvió el rompecabezas de por qué, en determinadas casas de Anderslöv, Suecia, el cabello de las personas se torna verde”.

Literatura: La Oficina General de Contabilidad del Gobierno de los Estados Unidos, “Emitiendo el reporte del reporte del reporte que recomienda la preparación sobre el reporte del reporte del reporte".

Física: Joseph Keller, Raymond Goldstein, Patrick Warren y Robin Ball, “Calculando la correlación de fuerzas que dan forma y movimiento a una coleta de cabello humano”.

Dinámica de fluidos: Rouslan Krechetnikov y Hans Mayer, “Estudiando la dinámica del líquido para saber lo que sucede cuando una persona camina con una taza de café”.

Anatomía: Frans de Waal y Jeniffer Pocorny, “Descubriendo que los chimpancés pueden identificar a otros chimpancés mirando sus fotografías desde sus extremos posteriores”.

Medicina: Emmanuel Ben Soussan, “Asesorando a los médicos que realizan colonoscopías para reducir el riesgo de explosión de sus pacientes”.

[Guardian]