*

X

El punto más lejano del universo jamás captado (FOTO)

Ciencia

Por: pijamasurf - 09/27/2012

10 años de observaciones con el telescopio espacial Hubble en una misma área dan como resultado la imagen del punto más lejano del universo jamás captada.

La fotografía que acompaña esta nota se ha denominado eXtreme Deep Field y es, hasta el momento, la imagen del punto más lejano del universo que podemos conocer con nuestros recursos.

La imagen combina 10 años de observaciones del Telescopio Espacial Hubble en un mismo punto del cosmos, una técnica necesaria para revelar objetos que, además de distantes, poseen apenas una diez mil millonésima del brillo que el ojo humano puede captar.

En este caso, además, se trata de un atisbo no solo en distancia, sino también en tiempo, pues la XDF alcanza hasta los 13.2 mil millones de años en el pasado de un universo cuya edad se estima en 13.7 mil millones de años.

En la foto es posible observar una muestra amplia de galaxias, de espirales a las que comparten la foma de nuestra Vía Láctea, igualmente residuos de colisiones galácticas, todo perteneciente a una pequeña área al sur de la constelación Fornax (“el horno”), la cual se ubica a su vez a una distancia aproximada de la Vía Láctea de 62 millones de años luz.

[Huffington Post]

Científicos perfeccionan el Bi-Fi: el Internet biológico

Ciencia

Por: pijamasurf - 09/27/2012

Bioingenieros de Stanford perfeccionan un mecanismo para enviar y recibir mensajes a nivel celular, una especie de Internet biológico que trasciende los límites que el código genético impone.

La simbiosis entre la vida y la tecnología tiene un nuevo desarrollo en el llamado “Bi-Fi” o “Internet biológico” que bioingenieros de la Universidad de Stanford recién dieron a concoer.

Monica Ortiz y Drew Endy manipularon un virus conocido como M13 (inocuo) de tal modo que crearon un mecanismo biológico para enviar mensajes genéticos de célula a célula, sistema que permite transferir datos de mucha mayor complejidad y cantidad.

Los científicos tomaron una característica natural del virus: el hecho de que se reproduce en el organismo residente tomando cadenas de ADN que libera después de otro huésped. Se trata en esencia de una canal de comunicación que, como el Internet inalámbrico, permite a las células enviar y recibir mensajes, sin importar el contenido de estos.

La innovación de Ortiz y Endy consistió sobre todo en separar el mensaje del canal, con lo cual consiguieron enviar el mensaje de ADN que elijan a células específicas dentro de una comunidad microbiana compleja.

En otras palabras, el mecanismo permite enviar y recibir órdenes a nivel celular más allá de los límites que el código genético impone: “Si tu red de conexión está basada en el azúcar”, explica Endy, “entonces tus mensajes están limitados a ‘más azúcar’, ‘menos azúcar’ o ‘no azúcar’”. En contraste, las modificaciones operadas sobre el M13 permiten intercambiar mensajes como “comienza a crecer”, “deja de crecer”, “acércate”, “produce insulina” y otros similares.

De perfeccionarse, este desarrollo biotecnológico permitiría controlar complejos celulares ligados a procesos de biosíntesis.

[Science Daily]