*

X

La extraña fascinación por las mujeres de tres senos

Por: pijamasurf - 08/12/2012

La mujer de los tres pechos reaparece en el remake de Total Recall, volviendo a causar la excitación de los fanáticos de la ciencia ficción

 

La aparición de una chica de tres pechos en la película Total Recall (El Vengador del Futuro) en 1990 fue para muchos un momento inolvidable en su educación visual (y sexual). Una imagen a la vez  irresistible y perturbadora: una prostituta muestra al protagonista de esta película basada en un cuento de Phillip K. Dick sus tres senos, en un flash indeleble en la imaginaria colectiva pop. 

El remake de Total Recall, quizás sea una de las peores películas del año, pese a lo fascinante de su tema; además de impresionantes gráficas digitales de una ciudad vertical futurista, lo único memorable parece ser la reaparición de la mujer de tres senos, esta vez más sexy, encarnada por la actriz Kaitlyn Leen, quien se ha convertido en una especie de celebridad debido a esa escena.

Leeb apareció con este prostético en la expo Comic-Con International en San Diego; los geeks de esta congregación aparentemente pensaron que Leeb era una bella mutante que los visitaba para deleitarlos, maravillándose ante su anatomía.

 
 
¿Cuál es el secreto de la atracción masculina por los tres senos? ¿Se trata de una hipóstasis de la trinidad divina, que aniquila simbólicamente la dualidad? ¿Es que mirar senos hace que el hombre, neurológicamente, reciba una serie de beneficios y tres es más?  ¿Fantasea el hombre con colocar su boca en el seno central mientras palpa los senos periféricos? ¿Acaso aún nos hemos destetado y proyectamos nuestra mamitis psíquica? ¿Es el llamado de lo exótico, de la alteridad fuera de lo común? ¿Retrocausalidad estética: una imagen paradigmática de la belleza anatómica del futuro?  
 
 
Te podría interesar:

Aparece en Inglaterra sofisticado crop-circle con el motivo budista del "nudo infinito"

Por: pijamasurf - 08/12/2012

En un grado de sofisticación hasta ahora inédito, un campo británico luce un crop-circle con el motivo budista del "nudo infinito".

Los célebres crop-circles —formaciones en campos de cultivo que en sus inicios su confección se atribuyó a civilizaciones extraterrestres, por lo inusual de su simbología— podrían alcanzar su máximo grado de sofisticación con el reciente descubrimiento de uno que, en los campos británicos, ostenta el motivo budista del "nudo infinito", que en dicha doctrina representa la idea del flujo eterno del tiempo (aunque para otros es una metáfora de la sabiduría del Buda que, como el nudo, no tiene principio ni final).

El hallazgo fue realizado por Matthew Williams, piloto amateur que sobrevolaba la región de Cheesefoot Head, en Hampshire. Y aunque se dijo escéptico e ignorante ante quién pudo haber hecho los dibujos, también encontró "paz y calma" en el diseño de la formación.

Asimismo, como si se tratase de un laberinto (uno sumamente singular, ajeno a la concepción usual que tenemos de estos), es posible andar entre estas líneas y recorrer el crop-circle en toda su área y extensión.

[Daily Mail]