*

X
Infográfico ofrece datos sobre el uso de las redes sociales a partir del género; destaca la predominancia femenina en sitios como Twitter y Facebook, además de asuntos como el tiempo dedicado a la navegación y la configuración de la privacidad.

Las redes sociales, ese fenómeno contemporáneo de la comunicación masiva y en tiempo real, ocupan sin duda un lugar importante en la sensibilidad de nuestros días, en esas prácticas recurrentes por las cuales se caracteriza una época y una sociedad. Como las narraciones orales, como el periódico o la televisión, las redes sociales se encuentran ya a la altura de estos hitos cruciales en las maneras en que los individuos y las comunidades se comunican entre sí.

Y de entre los muchos datos que se pueden extraer de este uso sostenido, uno de los más elementales es aquel que jerarquiza las redes sociales según predominen entre sus usuarios hombres o mujeres. Una división para nada simples, pues nos habla de los intereses, las expectativas, los gustos y las aversiones, entre otros varios elementos, que desde el género se encuentran presentes en la apropiación cotidiana de sitios como Twitter, Facebook o Reddit.

Así, en este infográfico elaborado por la firma Digital Flash, se resumen algunos de los puntos más significativos de este enfrentamiento, cómo el comportamiento virtual cambia y se distingue según sea una mujer o un hombre quien se encuentre detrás de la pantalla.

Y aunque cada quien realizará su propia lectura, de entrada cabe destacar asuntos como quién impone más privacidad a su perfil virtual (las mujeres), quién elimina más amigos (las mujeres) o quién pasa más tiempo en las redes (las mujeres). Igualmente que, por ejemplo, mientras que Twitter, Facebook y marcadamente Pinterest son las mujeres quienes dominan el terreno, en otras como Reddit, Google+ y Linked In la mayoría es abrumadoramente masculina.

La información, por cierto, se hizo con base en estadísticas de la población estadounidense.

[Mashable]

Investigadores de la Universidad de Villanova descubre que las búsquedas de porno en Internet cumplen con una periodicidad de seis meses, fenómeno sorprendentes cuyas causas toca ahora conocer.

Animales rutinarios como somos, los seres humanos tenemos la tendencia a establecer ciclos en nuestro comportamiento y extenderlos a nuestra realidad social, generando así patrones cuya evolución puede medirse y analizarse.

Y en esto el porno no es una excepción. Tomando en cuenta que, en esencia, se trata de un tipo de consumo, la búsqueda de pornografía en Internet también cumple con temporadas que investigadores de la Universidad de Villanova tuvieron el acierto o al menos la curiosidad de registrar.

Su método fue sencillo: hurgar en las búsquedas que se realizan con Google de términos como "porn", "xxx", "xxvideos" y otros del mismo campo semántico, utilizando para ello el servicio de Google Trends. Para confrontar los resultados, el equipo realizó un levantamiento de datos neutros para establecer así un tipo de grupo de control.

Sorprendentemente, los investigadores encontraron un ritmo semestral en la búsqueda de dichos contenidos (el cual no se presentó con las palabras neutras): picos y valles del porno con una recurrencia claramente discernible de seis meses.

Asimismo, parece ser que este patrón podría no limitarse a Internet, pues otras palabras asociadas con la prostitución o con sitios de citas también cumplen con la misma periodicidad.

Pero este es apenas el inicio. Ahora falta investigar por qué sucede todo esto, qué causas tiene y también qué implicaciones, de qué manera está conectado con otros fenómenos colectivos (económicos, políticos, etc.) y otras aristas de esto que se antoja simultáneamente complejo y elemental: complejo por las muchas circunstancias presentes y elemental porque parece reducirse a esa potencia básica que anima tantos de nuestros actos aun sin que nos percatemos de ello: el deseo sexual.

[The Atlantic]