*

X

Jugar con la realidad imaginándola en miniatura (FOTOS)

Arte

Por: pijamasurf - 07/14/2012

Jean-Joseph Renucci recrea escenas en que objetos y situaciones cotidianas —la flama de una estufa, un par de líneas de cocaína, el doble cañón de una escopeta— se convierten en el mundo de pequeñas personas que con sus acciones simulan poner en marcha nuestra realidad.

La miniatura es una especie de tentación, una fantasía que se quisiera posible, múltiples e innumerables mundos habitando secretamente en los intersticios y los recovecos más escondidos de este que llamamos nuestro, poblados por personajes y creaturas diminutas realizando las tareas necesarias para que, conforme se asciende en las dimensiones, parezca que la realidad está viva y en movimiento.

Si esto es cierto, las fotografías del francés Jean-Joseph Renucci nos invitan a considerar los objetos más habituales de nuestra realidad cotidiana como componentes mayúsculos de un mundo reducido, en el que pequeños seres interactúan con estas piezas modificando su sentido y su significado a partir de las proporciones minúsculas de sus cuerpos plásticos.

Sorprende y al mismo tiempo parece totalmente lógico (según esa lógica desaforada que se impone cuando admitimos participar en el juego del fantaseo) que, por ejemplo, sean leñadores los que afilen la punta de un lápiz, o pescadores quienes intenten abrir una lata de sardinas, excursionistas que exploran un mapa que es también su territorio, una mucama que aspira con aspiradora unas líneas de cocaína, etc.

Al final, las fotografías parecen testimonios falsos de un mundo posible, avalados por esa certeza que somos capaces de generar cuando creemos que sobre esta realidad supuestamente absoluta e indivisa, pueden caber muchas otras visibles solo a los ojos de la imaginación y la fabulación artística.

En el sitio del autor, por cierto, estas imágenes vienen acompañadas de títulos irónicos, jocosos, que confirman lo dicho por Susan Sontag a propósito de la afición de Walter Benjamin por las miniaturas: "El amor a lo pequeño es una emoción de niño".

[Faith Is Torment]

Audios desde Interzona/paranoia iluminada (William S. Burroughs remezclado por Timewriter)

Arte

Por: pijamasurf - 07/14/2012

Si la mente del gran novelista beat William S. Burroughs fuera convertida en una estación de radio, esta sería la programación que emitiría. Un mixtape para la tormenta que se viene.

 

This is the space age, and we are here to go.-W.S.B.

Para estas tardes tormentosas, una voz que guía el procelo con una experimentada calma que ha cruzado todo tipo de vicisitudes (puesto que la mente es el mapa de un pantano inconmensurable). La voz antediluviana de William S. Burroughs, la cadencia entrecortada de su exploración de la Interzona de la realidad, en un lounge espectral compilado por Timewriter, una joya digital. Envuelto en caballo y fármacos de acción languidescente, estos 46 minutos de tributo psicojazzístico a "El Hombre Invisible" convierten el pensamiento de Burroughs, su método cut-up, en una invasión de las ondas radiofónicas,  una pausada expansión psíquica.

Timerwiter, ha deconstruido el freestyle de Burroughs, reuniendo audios difíciles de encontrar, e insertado pistas de John Zorn, Tod Dockstader, Arne Nordheim. Momentos de delirio, poesía beat surrealista, con descansos del sórdido pero siempre lúcido humor de Burroughs, el hombre que tenía "un millón de dólares en su brazo" (en heroína).

Para los aficionados de la teoría de la conspiración, el minuto 21 explica en un loop tenebroso ambientado con música de Pan Sonic, la visión paranoica de Burroughs de los "cárteles bancarios", de "los cienpies mayas", de Rockefeller y hasta de la propagación del cáncer. 

Si quieres salirte de la colectividad dominguera y  filtrarte entre los intersticios de la Matrix hacia el oasis desbordante del glitch metafísico y del caos mágico, este es el stream ideal para ti. 

[Dangerous Minds]