*

X

Las cicatrices más dulces: hechas de caramelo y helado (FOTOS)

Arte

Por: pijamasurf - 06/23/2012

El artista Ashkan Honarvar cambió la sangre y los tejidos de las cicatrices en veteranos de guerra por helado y caramelos, confundiendo al espectador e invitándolo a reflexionar sobre las secuelas que la guerra deja en el cuerpo de los soldados.

Según se vea, las cicatrices pueden tener un matiz traumático o uno didáctico, remitirnos a un suceso crítico de nuestra vida que no podemos superar o, por el contrario, que nos enseñaron algo a nivel personal. En cualquier caso, casi siempre se trata de un instante que se vuelve inolvidable por la marca corporal que dejó en nosotros.

Sin embargo, dando un giro lúdico, resignificante y divertido a este aspecto de las cicatrices, el artista Ashkan Honarvar (residente en Utrecht, en los Páises Bajos), elaboró unos singulares montajes que simulan impresionantes heridas, solo que transformando diametralmente la sangre, la piel y los tejidos corporales que habitualmente asociaríamos a estas, sustituyéndolos con helado, caramelo y golosinas varias.

 

 

El resultado, a primera vista, confunde, lo cual de alguna manera habla bien de la labor de Honarvar, pues se muestra capaz no solo de transformar el sentido mismo de una cicatriz, sino de desconcertar nuestra percepción, las ideas y conceptos con que nos acercamos a ellas.

 

 

Y por si las imágenes mismas no bastaran para desorientarnos, estas se vuelven un poco más perturbadoras cuando sabemos que Honarvar tomó como base fotografías de soldados reales en quienes el campo de batalla dejó semejantes marcas: al horror de la guerra el artista superpuso la dulzura de las golosinas, una síntesis violenta de opuestos que suscita la reflexión inmediata.

[Street Anatomy]

 

Plataforma de Google preservará más de 3 mil idiomas en peligro de extinción

Arte

Por: pijamasurf - 06/23/2012

En colaboración con otras instituciones, Google presenta el Proyecto Idiomas en Peligro de Extinción (Endangered Languages Project), con el que busca preservar más de 3 mil lenguas que se encuentran al borde de la desaparición.

Con cierta frecuencia se oye decir que el lenguaje es un ser vivo, por el perpetuo movimiento en que se encuentra. Y aunque casi siempre esta comparación se aplica a los cambios cotidianos que se dan en un idioma, esta también puede extenderse al fenómeno que justamente define la vida: la muerte. Los lenguajes, como los seres vivos que son, también mueren.

Para contribuir al rescate de estos idiomas que se encuentran al borde de la desaparición, Google, en colaboración con una treintena de organizaciones encargadas de este tipo de preservación, creó el Proyecto Idiomas en Peligro de Extinción (Endangered Languages Project, ELP), con el cual se intenta salvar de la extinción a más de 3 mil lenguas.

El objetivo principal es crear una amplia base de datos que contenga todo lo referente a dichos idiomas, desde archivos sonoros hasta documentos de investigación. Asimismo, aunque Google es la entidad que por ahora impulsa el proyecto, se espera que en pocos meses su manejo y administración pase al First Peoples Cultural Council (auspiciado por el gobierno de la Columbia Británica, en Canadá) y el Institute for Language Information and Technology (de la Universidad del Este de Michigan).

Según estimaciones, de las más de 7 mil lenguas que se hablan actualmente en el mundo, casi la mitad podrían desaparecer en menos de 100 años, en varios de estos casos a causa de la marginación que sufren minorías culturales.

Entre los idiomas que ya se incluyeron en la plataforma se encuentran el Koro, una lengua del Tíbet que hablan menos de mil personas; el aragonés, con 10 mil parlantes en el norte de España; y el sawknah, uno de los ejemplos más críticos por haber padecido la opresión durante el régimen de Muammar Gaddafi.

Aquí el video introductorio de Google sobre el Proyecto de los Lenguajes Amenazados (con posibilidad de activar los subtítulos en español):

 

[Wired]