*

X

Las cicatrices más dulces: hechas de caramelo y helado (FOTOS)

Arte

Por: pijamasurf - 06/23/2012

El artista Ashkan Honarvar cambió la sangre y los tejidos de las cicatrices en veteranos de guerra por helado y caramelos, confundiendo al espectador e invitándolo a reflexionar sobre las secuelas que la guerra deja en el cuerpo de los soldados.

Según se vea, las cicatrices pueden tener un matiz traumático o uno didáctico, remitirnos a un suceso crítico de nuestra vida que no podemos superar o, por el contrario, que nos enseñaron algo a nivel personal. En cualquier caso, casi siempre se trata de un instante que se vuelve inolvidable por la marca corporal que dejó en nosotros.

Sin embargo, dando un giro lúdico, resignificante y divertido a este aspecto de las cicatrices, el artista Ashkan Honarvar (residente en Utrecht, en los Páises Bajos), elaboró unos singulares montajes que simulan impresionantes heridas, solo que transformando diametralmente la sangre, la piel y los tejidos corporales que habitualmente asociaríamos a estas, sustituyéndolos con helado, caramelo y golosinas varias.

 

 

El resultado, a primera vista, confunde, lo cual de alguna manera habla bien de la labor de Honarvar, pues se muestra capaz no solo de transformar el sentido mismo de una cicatriz, sino de desconcertar nuestra percepción, las ideas y conceptos con que nos acercamos a ellas.

 

 

Y por si las imágenes mismas no bastaran para desorientarnos, estas se vuelven un poco más perturbadoras cuando sabemos que Honarvar tomó como base fotografías de soldados reales en quienes el campo de batalla dejó semejantes marcas: al horror de la guerra el artista superpuso la dulzura de las golosinas, una síntesis violenta de opuestos que suscita la reflexión inmediata.

[Street Anatomy]

 

Ucrania intenta evitar desastre de relaciones públicas enviando osos alcohólicos a rehabilitación

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 06/23/2012

Ante el escrutinio público de la Euro 2012, Ucrania ha decidido rescatar a sus "osos de vodka" y rehabilitarlos

Ucrania es uno de los países donde persiste la tradición de mantener osos en cautiverio para que realicen una serie de tareas para el divertimento del público.  Y aunque darles de beber vodka está prohibido, la ley rara vez se aplica; se calcula que al menos cien de los llamado "osos de vodka" son empleados en hoteles y restaurantes. 

A sabiendas  de  que cientos de periodistas extranjeros visitiarían el país por la Euro 2012, las autoridades ucranianas decidieron limpiar su acto antes de provocar una crisis de relaciones públicas.

Los osos que habían desarrollado un hábito de beber vodka, el cual era suministrado por los comensales, han sido reclutados por la organización Four Paws que primero ha implementado un plan para que dejen la bebida y más tarde liberarlos para que se reintegren a la naturaleza.

Uno de los primeros osos en ser rescatados, Rosa, ha logrado progresar, pero según le dijo un guardia de seguridad a Bloomberg "sigue siendo alcohólica".

[The Globe and Mail]