*

X
Investigadores del MIT analizaron las reacciones de los roedores durante una dieta de yogurt y comprobaron que sus testículos crecieron aceleradamente.

ratones

Desde hace décadas los ratones se han convertido en principales depositarios de lo peor y lo mejor de la ciencia medica. Si bien, al ser objeto de múltiples experimentos, seguramente miles de ratones han experimentado inenarrables muertes y malestares, por otro lado también han sido dotados con inmunidad ante decenas de enfermedades y han visto potenciarse algunas de sus habilidades –por ejemplo la visión nocturna. 

Un grupo de investigadores del MIT decidió someter a un grupo de roedores a una dieta de yogurt para analizar los efectos de este alimento en su organismo: grasa corporal, funcionamiento de organos principales, etc. Sin embargo, el resultado de este experimento fue bastante sorpresivo ya que los ratones no solo vieron fortalecer su pelaje sino que sus testículos crecieron un 5% más que los de sus colegas que gozaban de una dieta ordinaria, y 15% más que el grupo que se alimentaba de 'comida chatarra'. Curiosamente el comportamiento de estos viriles ejemplares so tornó más arrogante, como si el formato de sus testículos les diese mayor autoridad.   

[Scientific American]

Te podría interesar:
Basta un cambio de perspectiva para descubrir un mundo totalmente nuevo ahí donde solo veíamos tedio y aburrición. El fotógrafo Suren Manvelyan amplifica hasta la sorpresa ojos de animales que, sin este artificio, creeríamos conocer de sobra.

Ojo de un gato siamés

Es sorprendente cómo un cambio de perspectiva puede alterar tanto nuestra percepción del mundo. Creemos que este es el mismo que nos hacen ver nuestras limitaciones. Pero quizá no sea así. Con toda probabilidad, si tuviéramos cuatro brazos o la agudeza visual de un águila, si la misma capacidad olfativa que un perro, entonces nuestro mundo sería completamente distinto.

Un breve atisbo a esa posibilidad lo tenemos en estas fotografías realizadas por Suren Manvelyan, quien tomó increíbles close-ups a los ojos de distintos animales, mostrándonos el vasto universo que se esconde aun en los rincones más inaccesibles.

Como si se tratasen de panoramas extraterrestres, superficies planetarias de sistemas desconocidos, los globos oculares de estos animales despiertan la fabulación de cualquiera, la sorpresa, el asombro de reconocer que en algo que creemos aburrido, soso, banal, por suponer que lo conocemos de sobra, en realidad esconde un elemento que linda con lo incomprensible.

 

Ojo de un Husky

 

Un pitón tigre

 

Un caimán

 

Un pez

 

Una hiena

 

Un pez disco

 

Guacamayo azul-amarillo

 

Un chimpancé

[io9]