*

X

Niña de 12 años denuncia la colusión entre los bancos y el gobierno en el sistema financiero canadiense (VIDEO)

Por: pijamasurf - 05/16/2012

Lo que tantos sesudos analistas se niegan a reconocer, Victoria Grant, una niña canadiense de 12 años, no teme denunciar: que la crisis de deuda que afecta a numerosos países se debe al contubernio entre los bancos y el gobierno en detrimento de la población.

"Lo que descubrí es que los bancos y el gobierno se han coludido para esclavizar financieramente al pueblo de Canadá", dice al comienzo de su conferencia esta niña de 12 años, ante un auditorio especializado reunido en el Public Banking Institute de Estados Unidos.

Victoria Grant, que es el nombre de la niña, da esta plática en donde sugiere algunas rutas de investigación para los economistas a propósito de la crisis de deuda que se vive en numerosos países actualmente, entre ellos su natal Canadá. Grant hace énfasis en la responsabilidad que tienen los bancos nacionales, las instituciones financieras y el gobierno mismo en esta situación. La niña denuncia abiertamente los procedimiento usureros que, en los últimos años, han enriquecido a los bancos gracias a los instrumentos de deuda que imponen al grueso de la población, lo cual, dice, debe detenerse.

Con una pequeña dosis de consparanoia podríamos pensar que un acto como este solo busca desvalorar el discurso crítico del sistema económico actual, poniendo en voz de un niño palabras serias y profundamente significativas. Cuando el presentador dice, "Así que, Victoria, sube, haz lo tuyo", ¿no está situando a la niña en el mismo nivel que otros cuya gracia es recitar poemas o cantar, no tanto por el valor del contenido sino por lo "asombroso" que resulta que una persona de tan corta edad memorice algo?

[Bloomberg]

¿El excusado más rápido del mundo? (VIDEO)

Por: pijamasurf - 05/16/2012

Ingenio y diversión hacen que este artificio sea posiblemente el excusado más rápido del mundo.

 

¿Es este el excusado más rápido del mundo? Probablemente sí, desde el hecho de que verdaderamente pocos (por no decir ninguno) tienen la capacidad motriz del desplazamiento.

En Australia Jolene Van Vugt, una veterana de los circuitos de carreras, montó en este accesorio de porcelana motorizado y lo llevó hasta los 75 km/h, con lo cual batió el récord mundial Guinness que se mantenía hasta entonces para un vehículo de similares características, detentado antes por Edd China, quien en Milán —una de las ciudades más importantes en el automovilismo— alcanzó la impresionante velocidad de 68 km/h.