*

X

Niña de 12 años denuncia la colusión entre los bancos y el gobierno en el sistema financiero canadiense (VIDEO)

Por: pijamasurf - 05/16/2012

Lo que tantos sesudos analistas se niegan a reconocer, Victoria Grant, una niña canadiense de 12 años, no teme denunciar: que la crisis de deuda que afecta a numerosos países se debe al contubernio entre los bancos y el gobierno en detrimento de la población.

"Lo que descubrí es que los bancos y el gobierno se han coludido para esclavizar financieramente al pueblo de Canadá", dice al comienzo de su conferencia esta niña de 12 años, ante un auditorio especializado reunido en el Public Banking Institute de Estados Unidos.

Victoria Grant, que es el nombre de la niña, da esta plática en donde sugiere algunas rutas de investigación para los economistas a propósito de la crisis de deuda que se vive en numerosos países actualmente, entre ellos su natal Canadá. Grant hace énfasis en la responsabilidad que tienen los bancos nacionales, las instituciones financieras y el gobierno mismo en esta situación. La niña denuncia abiertamente los procedimiento usureros que, en los últimos años, han enriquecido a los bancos gracias a los instrumentos de deuda que imponen al grueso de la población, lo cual, dice, debe detenerse.

Con una pequeña dosis de consparanoia podríamos pensar que un acto como este solo busca desvalorar el discurso crítico del sistema económico actual, poniendo en voz de un niño palabras serias y profundamente significativas. Cuando el presentador dice, "Así que, Victoria, sube, haz lo tuyo", ¿no está situando a la niña en el mismo nivel que otros cuya gracia es recitar poemas o cantar, no tanto por el valor del contenido sino por lo "asombroso" que resulta que una persona de tan corta edad memorice algo?

[Bloomberg]

Obama habla con el hijo de Will Smith sobre la existencia de seres extraterrestres

Por: pijamasurf - 05/16/2012

Barack Obama y el hijo adolescente de Will Smith sostuvieron una conversación sobre la existencia de seres extraterrestres en la Casa Blanca.

El presidente Barack Obama pese a que difícilmente ha concretado la ola de entusiasmo popular que lo llevó a la presidencia, bajo la ilusión de ser un presidente ligado al pueblo, ha logrado mantener un cierto "coolness" (por esto incluso el programa de comedia Saturday Night Live se burla de que Obama nunca se enoja creando un alter-ego: The Rock Obama). Esta especie de resbaladizo encanto suele salir a flote cuando se le pregunta a Obama sobre el tema de los extraterrestres. En vez de negar categóricamente esta información o dar pie a teorías conspiratorias, Obama gusta de bromear al respecto. El chascarrillo es la mejor estrategia.

Will Smith, protagonista de Men in Black 3, la trilogía que justamente se burla del tema extraterrestre a la vez que explota de manera sumamente fiel las teorías de seres extraterrestres que controlan a la humanidad, relató a la BBC un reciente episodio vistando la Casa Blanca en el que su hijo le preguntó a Obama sobre este ominoso tema.

Según Smith, pese a que le había advertido a su hijo que no le preguntara a Obama sobre extraterrestres, Jayden, de 13,  no pudo contenerse. Pero antes de que enunciara la pregunta el sagaz presidente lo anticipó, con sutileza tantálica:

Los extraterrestres, ¿verdad? Ok, no puedo ni confirmar ni negar la existencia de extraterrestres, pero si te puedo decir que si se hubiera celebrado una reunión secreta y se hubiera discutido algo sobre ello, hubiera sucedido en esta habitación.

Notable la elusiva y simpática respuesta de Obama que ahora se mediatiza. No sería extraño ver blogs conspiracionales o sitios de alto amarillismo darle un tratamiento a la nota diciendo que Obama revela que se han celebrado reuniones confidenciales sobre extraterrestres, o algo ambiguo pero sesgado como "Obama discute la posible existencia de seres extratererstres". 

Smith, en esta tónica, dijo a su entrevistador que, participando en Men in Black, ya un linaje hollywoodesco, necesariamente se enteró de información confidencial sobre la existencia de extraterrestres, pero que, convenientemente, debido a su compromiso con la Casa Blanca, no puede contar.