*

X

Meteorito que extinguió a los dinosaurios pudo sembrar vida fuera de la Tierra

Ciencia

Por: pijamasurf - 05/30/2012

Dando un giro interesante a la conocida teoría de la panspermia, el astrofísico japonés Tetsuya Hara y otros colegas consideran que un asteroide como el que impactó la Tierra causando la extinción de los dinosaurios pudo sembrar vida en otros puntos del Sistema Solar e incluso fuera de este.

El origen de la vida en el universo debe ser el enigma más inquietante tanto para los especialistas como para las personas comunes que, en cierto momento, se han preguntado cómo y por qué de algo aparentemente inerte surgió la complejidad de organismos que han poblado nuestro planeta y muy posiblemente otros.

En un artículo publicado recientemente, Tetsuya Hara, de la Universidad Kyoto Sangyo, y otros colegas aventuran la posibilidad de que la vida se originó en las colisiones que con cierta frecuencia ocurren en el cosmos: como la que extinguió a los grandes saurios de la faz de la Tierra hace 65 millones de años o las que más de 100 que se estrellaron contra la superficie de Marte.

Hara y sus colegas retoman en cierta medida la conocida teoría de la panspermia, según la cual la vida existe de por sí en el universo, distribuyéndose a lo largo y ancho de este por medio de meteoritos, asteroides y planetoides.

La novedad en el planteamiento del astrofísico japonés es que dan la vuelta a la idea de la panspermia y partiendo del hecho que de la Tierra es uno de los pocos lugares con vida comprobada, es muy probable que el meteorito que representó la extinción de los dinosaurios también haya sembrado la vida fuera de nuestro planeta.

De acuerdo con cálculos realizados por los científicos, el asteroide que se impactó en Chicxulub, en el sureste de México, pudo haber arrojado residuos a puntos tan aparentemente remotos como Encélado, la luna de Saturno, y Europa, la jupiterina, el cinturón de Kupier y quizá también algunos planetas extrasolares. Residuos que llevaban consigo agua, rocas y trazas del suelo de la Tierra.

“La probabilidad de que rocas originadas en la Tierra hayan alcanzado sistemas cercanos no es tan pequeña”, escriben Hara y compañía, quienes continúan:

Estimamos la transferencia de velocidad de microorganismo entre los sistemas estelares. Bajo ciertas presunciones, podría estimarse que el origen de la vida comenzó hace 10^10 años atrás en un sistema estelar, según las estimaciones de Joseph y Schild (2010a, b), se pudo propagar por la galaxia en 10^10 años y ciertamente pudo alcanzar la Tierra hace 4.6 mil millones de años (Joseph 2009), lo cual explicaría el origen de la vida en la Tierra.

Así, Hara et al suponen que hubo al menos 25 puntos en que la vida se originó hace 10^10 años, con material biológico dispersándose por la galaxia en el mismo tipo de eventos que produjeron el cráter de Chicxulub.

En cuanto a las críticas que se hacen este planteamiento, algunos ven con recelo que los microorganismos presente en los pedazos de roca del asteroide hayan podido sobrevivir las duras condiciones del espacio exterior y también la duración de la travesía. Si el impacto de Chicxulub ocurrió hace 65 millones de años y alcanzar Gliese 581 —una enana roja en la que al parecer existe el agua y por lo mismo podría albergar vida— tardaría 1 millón de años, entonces la vida habría tenido ya 64 millones de años para reproducirse o extinguirse.

Con información de Centauri Dreams y Cosmonoticias.

Geometría diabólica: científicos comprueban que tener una "barba de chivo" hace que te veas maligno

Ciencia

Por: pijamasurf - 05/30/2012

La figura de un triángulo apuntando hacia abajo genera aprehensión y negatividad en el ser humano; cuando se forma esta figura geométrica en el rostro se genera una alerta inmediata, por esto la cultura pop representa a las personas supuestamente malignas con una barba de chivo

 

Un estudio científico realizado por médicos de la Universidad de Warwick sugiere que tener una "barba de chivo" (una barba puntiaguda) hace que una persona sea percibida negativamente.

En el estudio primero se mostraron a unos voluntarios rostros positivos, neutrales y negativos. Los rostros negativos fueron detectados primero. Esto, tiene una explicación evolutiva: si estas cerca de una persona enojada o que representa una amenaza es útil reconocerla rápidamente. Los científicos sugieren que las expresiones faciales negativas suelen formar triángulos que apuntan hacia abajo, tanto en las cejas como en la barba.

Luego se les pidió a los voluntarios que observaran fotos de triángulos. Se les mostraron triángulos apuntando hacia arriba, abajo, derecha e izquierda. Los voluntarios reaccionaron velozmente dirigiendo la mirada hacia los triángulos que apuntaban hacia abajo, tan rápido como miraron los rostros con expresiones faciales negativas. Los investigadores creen que hay algo en los triángulos que apuntan hacia abajo que se relaciona con un rostro enojado o negativo. Así que cuando alguien se deja crecer una barba de chivo o delínea sus cejas de una forma triangular invertida, se genera esta percepción.

La figura del triángulo negativo y su asociación negativa permea nuestra cultura, desde los dibujos animados, donde genearlmente se representa al "gemelo maligno" con una barba de chivo (goatee, en inglés) o se le dibuja con la presencia de esta figura geométrica, hasta el mismísimo diablo, que en sus avatares suele contar con esta barba triangular (el caso emblemático es el de la Cabra de Mendes, Baphomet, que de ser un símbolo alquímico ha pasado a ser uno de los íconos pop del demonio). Asimismo tenemos el pentagrama con el triángulo apuntado hacia abajo, usado en la magia negra.

Curiosas transformaciones de una geometría simbólica que se mezcla con una reacción biológica de supervivencia.

[io9]