*

X

Meteorito que extinguió a los dinosaurios pudo sembrar vida fuera de la Tierra

Ciencia

Por: pijamasurf - 05/30/2012

Dando un giro interesante a la conocida teoría de la panspermia, el astrofísico japonés Tetsuya Hara y otros colegas consideran que un asteroide como el que impactó la Tierra causando la extinción de los dinosaurios pudo sembrar vida en otros puntos del Sistema Solar e incluso fuera de este.

El origen de la vida en el universo debe ser el enigma más inquietante tanto para los especialistas como para las personas comunes que, en cierto momento, se han preguntado cómo y por qué de algo aparentemente inerte surgió la complejidad de organismos que han poblado nuestro planeta y muy posiblemente otros.

En un artículo publicado recientemente, Tetsuya Hara, de la Universidad Kyoto Sangyo, y otros colegas aventuran la posibilidad de que la vida se originó en las colisiones que con cierta frecuencia ocurren en el cosmos: como la que extinguió a los grandes saurios de la faz de la Tierra hace 65 millones de años o las que más de 100 que se estrellaron contra la superficie de Marte.

Hara y sus colegas retoman en cierta medida la conocida teoría de la panspermia, según la cual la vida existe de por sí en el universo, distribuyéndose a lo largo y ancho de este por medio de meteoritos, asteroides y planetoides.

La novedad en el planteamiento del astrofísico japonés es que dan la vuelta a la idea de la panspermia y partiendo del hecho que de la Tierra es uno de los pocos lugares con vida comprobada, es muy probable que el meteorito que representó la extinción de los dinosaurios también haya sembrado la vida fuera de nuestro planeta.

De acuerdo con cálculos realizados por los científicos, el asteroide que se impactó en Chicxulub, en el sureste de México, pudo haber arrojado residuos a puntos tan aparentemente remotos como Encélado, la luna de Saturno, y Europa, la jupiterina, el cinturón de Kupier y quizá también algunos planetas extrasolares. Residuos que llevaban consigo agua, rocas y trazas del suelo de la Tierra.

“La probabilidad de que rocas originadas en la Tierra hayan alcanzado sistemas cercanos no es tan pequeña”, escriben Hara y compañía, quienes continúan:

Estimamos la transferencia de velocidad de microorganismo entre los sistemas estelares. Bajo ciertas presunciones, podría estimarse que el origen de la vida comenzó hace 10^10 años atrás en un sistema estelar, según las estimaciones de Joseph y Schild (2010a, b), se pudo propagar por la galaxia en 10^10 años y ciertamente pudo alcanzar la Tierra hace 4.6 mil millones de años (Joseph 2009), lo cual explicaría el origen de la vida en la Tierra.

Así, Hara et al suponen que hubo al menos 25 puntos en que la vida se originó hace 10^10 años, con material biológico dispersándose por la galaxia en el mismo tipo de eventos que produjeron el cráter de Chicxulub.

En cuanto a las críticas que se hacen este planteamiento, algunos ven con recelo que los microorganismos presente en los pedazos de roca del asteroide hayan podido sobrevivir las duras condiciones del espacio exterior y también la duración de la travesía. Si el impacto de Chicxulub ocurrió hace 65 millones de años y alcanzar Gliese 581 —una enana roja en la que al parecer existe el agua y por lo mismo podría albergar vida— tardaría 1 millón de años, entonces la vida habría tenido ya 64 millones de años para reproducirse o extinguirse.

Con información de Centauri Dreams y Cosmonoticias.

La Vía Láctea colisionará con la galaxia de Andrómeda en 4 mil millones de años

Ciencia

Por: pijamasurf - 05/30/2012

De acuerdo con un grupo de astrónomos la Vía Láctea y la galaxia de Andrómeda se encuentran en un proceso de movimiento que culminará en su colisión y su mezcla, la formación de una "Vía Lactómeda" que culminará de aquí a 7 mil millones de años.

La Vía Láctea y Andrómeda de aquí a 4 mil millones de años

 El universo se encuentra en perpetuo movimiento, inevitable, pero siempre en beneficio de sus residentes. Prueba de ello es que, según cálculos de astrónomos, la Vía Láctea va a desaparecer tal y como la conocemos en un futuro próximo. O casi: de aquí a 4 mil millones de años. Esto debido a que colisionará con una galaxia que se le parece en tamaño, Andrómeda.

De acuerdo con Roeland van der Marel, del Instituto Científico del Telescopio Espacial de Baltimore, EEUU, las galaxias se encuentran en un estado natural de colisión y mezcla, proceso que no excluye a las dos mencionadas, que eventualmente terminarán fusionándose en una sola, a pesar de que no se sabe con certeza la dirección que tiene el movimiento de Andrómeda.

Luego de 7 años de observación con el telescopio espacial Hubble, Van der Marel y sus colegas midieron el movimiento lateral (también llamado tangencial) de las galaxias, encontrando que Andrómeda y la Vía Láctea se dirigen a una colisión inminente.

Con todo, los astrónomos calculan que este choque comenzará a darse dentro de 4 mil millones de años, finalizando poco después, dentro de 6 mil millones de años. Asimismo, este sería el primer evento en su tipo en darse con la Vía Láctea.

En un ejercicio de imaginación cósmica —siempre tan fructífera— los científicos aseguran también que, de existir seres humanos para entonces, estos verán un cielo totalmente distinto al que observamos ahora, con Andrómeda llenando su campo de visión justo al lado de la galaxia de la que formamos parte, hasta que, dentro de 7 mil millones de años, la Vía Lactómeda domine enteramente el panorama nocturno.

En este enlace, un video donde se simula la colisión de ambas galaxias.

[Yahoo]